FPT
CarsMagazine

Prueba: Volkswagen Golf GTI

VW Golf GTI Prueba Test Drive
El Golf GTI se destaca por su desempeño dinámico. Los 211 CV aseguran diversión.

Texto y fotos: Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

El Volkswagen Golf GTI se lanzó en la Argentina en noviembre de 2011, hace ya más de un año. Hablamos de la versión deportiva de la sexta generación del hatchback mediano de la marca alemana, que en Europa acaba de actualizarse con el lanzamiento del Golf VII. Es decir, el Golf GTI que hoy se vende en nuestro país no es precisamente una novedad de producto, pese a lo cual se trata de uno de los modelos deportivos más deseados del mercado local. CarsMagazine lo probó a fondo para descubrir cuáles son las razones…


De “0 a 100” en 7 segundos y 240 km/h de máxima. Cifras de un auténtico deportivo.

El Golf es un auto con historia. Surgió en 1974 y desde entonces se han comercializado cerca de 30 millones de unidades en todo el mundo, entre las seis primeras generaciones, siempre con gran aceptación. En Europa, desde el Salón de París 2012, se presentó oficialmente el Golf VII, que ya está a la venta en ese mercado y que llegará a la Argentina “entre 2013 y 2014”, según estiman desde la marca alemana (ver aquí). Mientras tanto, a nivel local aún se mantiene en oferta el Golf GTI de sexta generación, que marcó el regreso de ese modelo al país para el delirio de los fanáticos del Golf.


El comportamiento es neutro y ante una pérdida de trayectoria, interviene el ESP.

En la Argentina, el Golf GTI se ofrece en una gama de dos versiones, ambas con el potente motor 2.0 TSI de 211 caballos, y con la diferencia de caja manual o automática DSG, siempre de seis relaciones. A su vez, cada una de esas versiones se propone con o sin navegador satelital. Los precios, en consecuencia, parten desde $ 213.380 (manual sin navegador) y llegan hasta $ 258.560 (automática con navegador). La garantía del Golf GTI es de 2 años sin límite de kilometraje. CarsMagazine probó la versión manual sin navegador.


CarsMagazine probó la versión manual, que a diciembre de 2012 cotizaba a $ 213.000.

En el mercado local, el rival más directo que hoy encuentra el Golf GTI es el Peugeot 308 GTI (ver aquí), otro hatchback mediano de marca generalista y prestaciones deportivas, en su caso con un motor 1.6 THP de 200 caballos, sólo disponible con caja manual de seis velocidades y a un precio (vigente al momento de esta publicación) de $ 209.600. En el rango de valores del Golf GTI también se encuadra el Renault Mégane III RS (ver aquí), que por $ 246.900 ofrece 250 caballos, aunque menos practicidad para la utilización diaria y en ciudad, porque además de tener sólo tres puertas su concepción es mucho más radical (un desarrollo para competición adaptado para la calle).


El Golf GTI que se vende en la Argentina es de 6ª generación. En Europa se lanzó el VII.

EL ESPÍRITU GTI…
El Golf GTI se diferencia de la versión convencional (no disponible en la Argentina en su 6ª generación) por una serie de detalles estéticos que denotan su perfil deportivo. Más allá de la sigla GTI en la parrilla y de la doble línea roja en esta última, también muestra ese color en las pinzas de freno, dentro de las imponentes llantas de 17 pulgadas en diseño Denver. Los neumáticos de la unidad que evaluamos eran Dunlop Sport en medida 225/45 R17. Es decir, de bajo perfil y generosa pisada.


Este modelo tal vez sea el más deseado de los hatch deportivos de marcas generalistas.

Las luces diurnas de LED, tanto delanteras como posteriores; la doble salida de escape cromada y el spoiler trasero completan la estética del GTI. Una curiosidad en la parte posterior es que más allá de la sigla de tres letras que identifica a la versión, ubicada debajo de la óptica izquierda, no hay mención alguna al nombre del modelo. Como si fuera un GTI antes que un Golf…


La clásica insignia “GTI” en la parrilla, doble línea roja allí y luces diurnas de LED.

Puertas adentro, lo primero que se aprecia en el Golf GTI es la alta calidad de materiales y terminaciones. Esa elevada calidad percibida también es otro de los atributos que posicionan a este modelo como uno de los referentes del segmento, y que deja en claro que se trata de un auténtico producto “Made in Germany”.


Faros traseros también de LED. Curiosidad: está el emblema GTI, pero no dice “Golf”.

Por lo demás, el Golf GTI transmite también su cuota de adrenalina desde el interior, con la pedalera en aluminio y su generoso apoyapié; el volante recortado en su base y revestido en cuero; el selector de la caja de recorridos cortos y muy precisos; y las butacas deportivas en cuero, de gran sujeción lateral, entre otros detalles.


Llantas de aleación de 17” y pinzas de freno en color rojo. Neumáticos en 225/45 R17.

SENSACIONES AL VOLANTE
Como es de esperarse, lo mejor del Golf GTI llega en el momento de acelerarlo. La ruta es sin duda el mejor ámbito para probarlo y comprobar las prestaciones del motor 2.0 TSI, que entrega sus 211 caballos entre 5.300 y 6.200 rpm, y que gracias al torque máximo disponible entre 1.700 y 5.200 rpm, empuja prácticamente en todo el rango de utilización. Además, la caja manual de seis relaciones permite un óptimo aprovechamiento de esas prestaciones.


Se aprecia alta calidad de materiales y terminaciones, con sello “Made in Germany”.

Por todo aquello, el Golf GTI literalmente “devora” a cualquier auto “común” que se cruce en su camino. En instancias en las que un vehículo “convencional” demanda un rebaje a 4ª o 3ª velocidad (sobrepaso de un camión), en el Golf GTI se puede continuar acelerando en 6ª marcha sin perder capacidad de respuesta. Y si además se decidiera hace un rebaje, el tiempo de recuperación es asombroso. Con 1.414 kg, la relación peso/potencia del Golf GTI es de apenas 6,7 kg por caballo. En ese marco, la aceleración de “0 a 100” se logra en 7 segundos y la velocidad máxima ronda los 240 km/h (se obtiene en 6ª marcha a casi 6.000 rpm).


Butacas deportivas de muy buena sujeción lateral. Impecable posición de manejo.

El comportamiento dinámico es digno de un deportivo, con una tendencia bastante neutra a la hora de encarar curvas, ya sean de baja o alta velocidad. Con pocas inclinaciones de la carrocería y una dirección con la asistencia eléctrica justa para cada instancia, el Golf GTI responde siempre a las órdenes del conductor. Y si se excedieran los límites de la física, enseguida actúa el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), que mediante intervenciones en los frenos y la inyección permite recuperar la trayectoria deseada. A velocidad elevada, manifiesta también muy buena tenida direccional y eficiente insonorización. A todo esto, el Golf GTI manifiesta también un más que aceptable confort de marcha en la ciudad, gracias a un equilibrio de suspensiones merecedor del elogio. Así, estamos ante un hatchback deportivo para manejar todos los días, en cualquier ámbito, y que tampoco le escapa al destino familiar.


Volante de base recortada; instrumental sport; pantalla táctil; selector bien preciso.

EQUIPAMIENTO: SEGURIDAD Y CONFORT
La dotación del Golf GTI en seguridad prácticamente no deja lugar para la discusión. Contempla frenos ABS con repartidor electrónico, controles de tracción y estabilidad, siete airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor), anclajes Isofix para sillas de niños y faros de Bi Xenón, entre otros. Además, en su momento obtuvo 5 estrellas, la máxima calificación, en las pruebas de choque del Euro NCAP. En confort, lo más destacado es el climatizador bizona, el techo corredizo eléctrico y la pantalla táctil multifunción que permite operar el equipo de audio y otras configuraciones. Hay dos ítems cuestionables: el sensor de estacionamiento, llamativamente ausente en un vehículo de este valor; y el navegador satelital, que se ofrece como opcional cuando, también por el precio del producto, merecería incluirse de serie.


Motor 2.0 TSI de 211 CV; plazas traseras justas; baúl de 350 litros; auxilio temporal.

CONCLUSIONES FINALES
A continuación, los puntos para destacar –y también mejorar– que identificamos tras la evaluación al Volkswagen Golf GTI. Veamos…

Para destacar

  • Motorización y prestaciones
  • Comportamiento dinámico
  • Equilibrio de suspensiones
  • Calidad de terminación
  • Dotación de seguridad
  • Posición de conducción
  • Selector de la caja

Para mejorar

  • Precio elevado
  • Navegador opcional
  • Plazas traseras justas
  • Capacidad del baúl
  • Auxilio temporal
Compartir:
Newsletter
CarsMagazine
CarsMagazine

4 comentarios en “Prueba: Volkswagen Golf GTI

  1. me parece mal de parte de la revista llamar al 308, como un auto de marca generalista. tiene desarrollo segun dicen en conjunto de peugeot con bmw. sin embargo al renault lo llaman por su nombre. se ve que es un descuido del editor

  2. Esta muy bueno pero a Volkswagen se le subieron los humos a la cabeza con los precios..no? o seran los impuestos que aplica el estado que elevan el precio por las nubes a estos medianos cuasi deportivos?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *