CarsMagazine

Prueba: Nuevo Volkswagen Polo 1.6 Comfortline Manual

Evaluamos al sedán compacto que llega importado desde la India y se posiciona entre Voyage y Vento. Los puntos destacables y mejorables a cambio de $244.000.

prueba-nuevo-vw-polo-1El Polo mide 4,38 metros de largo; 15 cm más que un Voyage, 27 cm menos que un Vento.

new-mePor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo del Nuevo Volkswagen Polo en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación encontrarás el análisis del producto con sus puntos destacables y mejorables, valores de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar y una serie de imágenes en fotos y video para conocerlo en detalle.

Tené en cuenta que la versión que evaluamos fue la Comfortline Manual (5 velocidades), con motorización naftera 1.6 de 105 CV, que a diciembre de 2015 cotizaba a $244.728. La oferta del Nuevo Polo también incluye una versión Comfortline Automática (Tiptronic de 6 velocidades), con idéntica dotación de equipamiento y cuyo precio era de $258.942.

Este Nuevo Polo que Volkswagen lanzó en Argentina en noviembre de 2015 es la versión sedán perteneciente a la quinta generación del modelo, surgida en 2010 (recordemos que la 1ª generación apareció en 1975). Un sedán compacto y familiar que llega importado desde la India y que se inserta entre el Voyage y el Vento en la oferta local de la marca alemana (en términos de precio, donde antes estaba el Bora). Y que revive un nombre clásico para Volkswagen en nuestro país, ya que el Polo, en su versión “Classic” y como parte de la 3ª generación, se fabricó en Pacheco entre 1996 y 2008.

Según el posicionamiento que le imprime Volkswagen, el Polo Sedán compite en Argentina frente a modelos como el Ford Fiesta Kinetic Sedán, Chevrolet Sonic Sedán y Honda City, pero también ante el Chevrolet Cobalt, Fiat Grand Siena o Nissan Versa, entre otros. Según anunciaron desde la marca alemana, el Nuevo Polo sólo llegará a nuestro país en esta versión sedán, sin que figure en los planes la variante hatchback que se comercializa en otros mercados.

A continuación, la prueba y el análisis con todo lo que tenés que saber del Nuevo Volkswagen Polo en Argentina

Para destacar

  • Consumos reducidos
  • Equilibrio dinámico
  • Prestaciones y frenado
  • Transmisión y selector
  • Habitabilidad trasera
  • Capacidad del baúl

Para mejorar

  • Sin control de estabilidad (ESP)
  • Elasticidad en sobrepasos
  • Sin sensor de estacionamiento
  • GPS sólo como opcional
  • Auxilio de uso temporal

prueba-nuevo-vw-polo-2De 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y 39,1 metros para frenar de “100 a 0”.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 184 km/h (en 5ª a 5.100 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 10,5 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 39,1 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 13,6 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 19,9 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 96 km/h (4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi adelante, 29 psi atrás, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 9,4 litros cada 100 km. Autonomía: 585 km.
A 100 km/h: 5,6 litros/100 km. Régimen: 5ª a 2.800 rpm. Autonomía: 982 km.
A 130 km/h: 7,5 litros/100 km. Régimen: 5ª a 3.600 rpm. Autonomía: 733 km.
Combustible: 95 RON (Grado 2) como mínimo, según indicación del fabricante.
Tanque: 55 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi adelante, 29 psi atrás, según manual del vehículo.

prueba-nuevo-vw-polo-3Correcto desempeño dinámico, con logrado equilibrio de suspensiones entre ruta y ciudad.

POR FUERA
El Polo mide 4,38 metros y en consecuencia, resulta 15 cm más largo que el Voyage, pero 27 cm más corto que el Vento. Por su parte, la distancia entre ejes de 2,55 metros lo posiciona 9 cm por encima del Voyage y 10 cm por debajo del Vento. El Polo acusa 1,70 m de ancho y 1,46 m de alto. En Argentina se ofrece en ocho colores (el que probamos es el “Azul Noche”).

A nivel estilístico, el Polo exhibe su clara pertenencia a Volkswagen al adoptar el “family feeling” que hoy identifica a la marca alemana en casi todos sus modelos (una solución que, para muchos, ya se ha tornado algo monótona). En el frente se destaca la parrilla con tres franjas cromadas, ópticas de doble parábola con máscara oscurecida, faros antiniebla estilizados y una bagueta cromada en la grilla inferior.

prueba-nuevo-vw-polo-4Sin embargo, el ESP es un faltante, que este mismo Polo sí ofrece en otros mercados.

En el lateral sobresalen las llantas de 16 pulgadas con diseño de diez rayos bitono, que son opcionales, ya que de serie el Polo ofrece rodado de 15” (también como alternativa se puede optar por llantas de 17 pulgadas en color negro). Otros detalles a destacar son el sutil cromado en el borde superior de las manijas de puertas y los espejos con luz de giro incorporada. Más allá de eso, el Polo luce una silueta convencional.

Ya en la vista trasera sobresalen las grandes ópticas, cuyas luces de posición simulan ser de LED (por el diseño interno) pero en realidad son halógenas. Otros detalles son la bagueta cromada en la tapa del baúl y una similar en la parte baja del paragolpes, a la altura de los “ojos de gato”. Cerca del “1.6” que identifica a la motorización se encuentra la cerradura del baúl, que sin embargo también puede abrirse mediante el clásico botón de destrabe, oculto a la altura del logo de Volkswagen.

La unidad que Volkswagen Argentina nos cedió para esta prueba estaba calzada sobre neumáticos Pirelli P7 en medida 215/45 R16. La rueda de auxilio es de uso temporal, ya que se trata de un neumático Goodyear Duraplus en distinta medida: 175/70 R14, con llanta de chapa.

prueba-nuevo-vw-polo-5Diseño conservador y monótono en Volkswagen. De lejos es fácil confundirlo con un Voyage.

POR DENTRO
Lo primero que hay que saber es que Volkswagen ofrece dos alternativas de color interior para el Polo. Por un lado el tradicional gris, como el de la unidad que probamos; y por otro, un beige que le imprime un carácter mucho más señorial, y que también se aplica a los tapizados (para quienes la vieron y recuerdan, así era la unidad que Volkswagen exhibió en el Salón de Buenos Aires 2015). A CarsMagazine.com.ar le agrada mucho más la opción con el interior en gris.

En líneas generales, la calidad del Polo puertas adentro es correcta. Y aquí también ofrece algo más que un Voyage, pero sin llegar al nivel de un Vento. Los materiales son todos rígidos, aunque se aprecian bien terminados y encastrados. Además, se destacan una serie de sutiles apliques en gris símil titanio en las manijas de puertas, el volante, las salidas de ventilación y el selector de la caja.

prueba-nuevo-vw-polo-6El Polo mejora su imagen con las llantas de 16” (son opcionales) y rodado en perfil “45”.

El instrumental respeta el estilo clásico de Volkswagen, con clara y rápida lectura de la información. En este caso, con dos grandes cuadrantes analógicos para velocímetro y cuentavueltas, y un indicador digital (de buena escala) para el nivel de combustible. Navegando en el display digital central se accede a la información de la computadora de abordo, que resulta realmente muy completa, con nada menos que diez funciones/indicadores. Y allí también se incluye la información sobre la temperatura de agua del motor.

La posición de manejo nos resultó cómoda. La butaca, de tapizado textil, se regula en altura y ofrece correcta sujeción lateral. Y el volante se ajusta tanto en altura como en profundidad, por lo que es fácil encontrar la posición ideal. El volante es el que están incorporando los nuevos modelos de Volkswagen, ya visto en varios otros modelos en Argentina. Revestido en cuero, incluye comandos satelitales para el audio, la telefonía y la computadora de abordo. Otro detalle a destacar es que la butaca del acompañante también puede regularse en altura, algo no habitual en este segmento.

prueba-nuevo-vw-polo-7Materiales rígidos pero de correcta calidad; mejor que un Voyage aunque sin ser un Vento.

La visibilidad no es en este caso un aspecto a destacar, fundamentalmente porque los espejos exteriores podrían ser de mayor tamaño y porque el retrovisor interno también es pequeño; a tal punto, que no permite visualizar la totalidad de la superficie de la luneta trasera. A todo esto, los apoyacabezas traseros laterales no se pueden ocultar sobre el lomo del respaldo cuando no se utilizan, lo que también reduce el campo visual hacia atrás. Para colmo, como veremos luego, el Polo no ofrece sensor de estacionamiento ni cámara de retroceso (al menos de serie).

La habitabilidad trasera es correcta para dos adultos de hasta 1,80 metros, con respetable espacio para las piernas y algo más justo en altura para la cabeza. Por su parte, la 5ª plaza resulta muy incómoda por el exagerado volumen del falso túnel de transmisión, que impide acomodar las piernas; es decir, resulta sólo apta para un niño. Quienes viajen atrás dispondrán de manijas de sujeción de techo, un posavasos central, alzacristales con “one touch” tanto al subir como al bajar (ídem plazas delanteras), y alfombras de tela de buena calidad (al igual que en las plazas delanteras). Lo que faltaría atrás es una simple luz de cortesía.

prueba-nuevo-vw-polo-8Instrumental típico de VW, con excelente escala. La temperatura de agua, en el display.

En capacidad de baúl, al menos considerando lo que declara Volkswagen, el Polo ofrece menos volumen que el Voyage. Con 454 litros, queda 26 litros por debajo de este último. De todas formas, no deja de ser una buena capacidad para el uso familiar. Además, el baúl está prolijamente presentado, alfombrado en su totalidad, e incluye un espacio portaobjetos debajo del piso. Y de ser necesario, los respaldos traseros pueden rebatirse en proporción 1/3 o 2/3 para ampliar el volumen de carga.

Lo que hay que considerar es que el sistema de apertura de la tapa es mediante bisagras, que además no están recubiertas, por lo que no sólo quitan espacio real de carga sino que también pueden dañar el equipaje cuando se cierra el baúl. Quienes hayan manejado un Polo Classic recordarán que la tapa del baúl incluía el sistema de pantógrafos, que no quita espacio de carga ni daña el equipaje.

prueba-nuevo-vw-polo-9El navegador es un opcional que bien podría formar parte del equipamiento de serie.

AL VOLANTE
Debajo del capot, el Nuevo Polo esconde un motor naftero de 4 cilindros, 16 válvulas y 105 CV a 5.250 rpm, con un torque máximo de 153 Nm a 3.750 rpm. Asociado a la caja manual de cinco velocidades, es un impulsor de buena respuesta en bajo y medio régimen, por lo que resulta ágil en el tránsito urbano. Sin embargo, le cuesta bastante más en alta, a la hora de las recuperaciones, debido a relaciones largas en 4ª y 5ª marcha que buscan reducir el consumo.

En efecto, para recuperar de 80 a 120 km/h en 5ª (instancia clásica de sobrepaso de un camión), nuestra medición arrojó casi 20 segundos, y más de 13 segundos en 4ª velocidad. Dos cifras a tener en consideración. Pero por otro lado, el consumo en ruta es realmente bajo: a 100 km/h constantes en 5ª marcha (el motor gira a 2.800 rpm), apenas llega 5,6 litros cada 100 kilómetros. Y trepa a 7,5 litros/100 km viajando a 130 km/h (en esa instancia, en 5ª a 3.600 rpm). En definitiva, modesta reacción en alto régimen, pero consumos contenidos.

Como dijimos, el Polo 1.6 Manual responde con agilidad “desde abajo”, e incluso en nuestra prueba de aceleración de 0 a 100 km/h nos sorprendió con interesantes 10,5 segundos. También fue para destacar la distancia de frenado de “100 a 0”, de 39 metros; y respetable la velocidad máxima, de casi 185 km/h.

prueba-nuevo-vw-polo-10El volante es el mismo que incorporan casi todos los nuevos modelos de Volkswagen.

En cuanto a la transmisión, se trata de la caja manual MQ200 que Volkswagen fabrica en Córdoba y que entre otros destinos, se exporta a la India, donde se monta en el Nuevo Polo que luego regresa a nuestro país. Como es sabido, se trata de una transmisión reconocida por su confiabilidad y que presenta un selector de impecable precisión, tacto y recorrido.

Dinámicamente, el Polo nos pareció un vehículo equilibrado, que dobla bien apoyado (la suspensión trasera es semi-independiente), sin vicios raros y que ante todo, resulta predecible. Claramente, no es un deportivo, sino un sedán de corte familiar, pero con un chasis que evidentemente podría recibir mayor potencia. La insonorización, gracias al doble burlete en las cuatro puertas, también resulta para destacar en la ruta.

Ya en el ámbito urbano, el confort de marcha es correcto, incluso en una unidad calzada sobre neumáticos de perfil “45” como la que probamos (siempre que se respete la presión de inflado indicada, de 32 psi adelante y 29 psi atrás). En la ciudad, y sobre todo en las maniobras de estacionamiento, también se destaca la suavidad de la dirección eléctrica.

prueba-nuevo-vw-polo-11La caja es la impecable MQ200 que se fabrica en Córdoba y se monta en el Polo en la India.

EQUIPAMIENTO
A nivel seguridad, el Polo ofrece ganchos Isofix para sujeción de sillas infantiles (que incluyen el anclaje superior tipo “Latch”), cinco cinturones inerciales de tres puntos de fijación e igual número de apoyacabezas, y faros antiniebla delanteros. Y claro está, lo obligatorio por ley en Argentina desde el 1° de enero de 2014 en todos los 0 Km: frenos con sistema antibloqueo (ABS) y doble airbag frontal.

Por su parte, entre los faltantes el más ruidoso es el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), que hubiese colocado al Nuevo Polo en otra posición en su segmento, donde sólo lo ofrece el Fiesta Kinetic. Además, este mismo Polo sí incluye ESP en otros mercados donde se comercializa. Por otra parte, entre los faltantes también anotamos el faro antiniebla trasero.

prueba-nuevo-vw-polo-12Con 16 válvulas, el 1.6 entrega 105 CV y un buen balance entre prestaciones y consumo.

En confort, el Polo propone climatizador automático, control de velocidad crucero y un equipo de audio con CD-MP3, puerto USB, ranura SD y entrada Auxiliar, además de conectividad Bluetooth. Se trata de la radio ofrecida de serie, denominada RCD 320G. En cambio, la unidad que probamos estaba equipada con el sistema de audio RNS 315, que es opcional e incluye, como gran diferencial, navegador satelital (pero atención, porque en este caso no dispone de puerto USB).

Más allá de que el GPS es un opcional que bien podría ofrecerse de serie a esta altura, sin dudas el faltante más llamativo en confort es, como ya mencionamos, el sensor sonoro de estacionamiento. En este punto, consideremos que algunos de sus rivales de segmento también ofrecen cámara de retroceso.

Según le confiaron a CarsMagazine.com.ar desde Volkswagen Argentina, en el futuro podría haber evoluciones en la gama del Nuevo Polo a nivel local, que implicarían sumar de serie algunos de los equipamientos que hoy sólo se incluyen como opcionales. Pero en definitiva, el producto hoy ofrece –y también debe– lo detallado más arriba.

prueba-nuevo-vw-polo-13Cómoda posición de conducción. La butaca del acompañante también se regula en altura.

CONCLUSIÓN
El Nuevo Polo se presenta, ante todo, como un producto racional, de diseño conservador, correcta calidad general, motorización de bajo consumo, buen equilibrio dinámico y equipamiento de serie con algunos faltantes.

Todo aquello, combinado con una interesante habitabilidad trasera y capacidad de baúl, que son en definitiva los dos atributos principales que, en teoría en primera instancia, busca el usurario de este segmento de sedanes compactos y familiares.

A favor del Polo, también pesa el respaldo de una marca como Volkswagen, líder en el mercado argentino en los últimos años y que en líneas generales, está considerada entre aquellas con la mejor calidad de producto en cada uno de los segmentos en que participa.

Por lo pronto, el Nuevo Polo permite enriquecer aún más la oferta de Volkswagen en Argentina e implica un nuevo jugador para un segmento cada vez más importante del mercado local. El consumidor, como siempre, será el que elija y el que decrete el éxito comercial del producto.

prueba-nuevo-vw-polo-14Baúl de 454 litros. Es más pequeño que en el Voyage, pero igualmente apto para la familia.

prueba-nuevo-vw-polo-15Amplias plazas traseras en altura y para las piernas; pero un 5° pasajero viajará incómodo.

prueba-nuevo-vw-polo-16El Nuevo Polo no ofrece ni más ni menos de lo que promete. Un producto racional y cumplidor.

Compartir:
CarsMagazine

29 comentarios en “Prueba: Nuevo Volkswagen Polo 1.6 Comfortline Manual

  1. Hola queria hacer una consulta y nadie me la puede responder, yo tango un Polo 2016 linea nueva, y Lo quiero emparejar con los espirales, poor no tiene mucha estabilidad en la Ruta, le quiero poner espirales AG, a Que suspension Es igual el Polo Nuevo porque nadie sabe muchas gracias

    • Usa la plataforma PQ25 del grupo VW (Gol/Voyage, Fox/Suran usan la PQ24)
      Creo que los únicos autos que entraron al país con esa plataforma son el Seat Ibiza y el Audi A1.
      Saludos.

    • oscar jose baleani 20/07/2017 a las 22:10 - Responder

      llama a A.G ANICETO GOMEZ Y TE VAN A ASESORAR DE LA MEJOR MANERA , PEDI HABLAR CON EL SERVICIO TECNICO DE LA EMPRESA , SON MUY CORDIALES .-

  2. Lo Compre el 17 de octubre del 2016. Al ponerlo en marcha noto cierto ruido en la puesta en marcha como a botadores descargados. No se que hacer hasta hoy 6/1/17 Recién tengo 8.000km que debo hacer? Aún no llegó al primer Service.

  3. en octubre 2016 compre un Polo, ahora tiene 1.500 km y me salta el sensor de temperatura, con el ícono fijo, a 90 grdos. Después de pasar toda la noche sin marcha, sigue el ícono pero en 25 grados. Miré el líquido refrigerante y está unos milímetros por encima de lo máximo. La agencia más cercana la tengo a 100 km. Uds saben si solo será una falla del sensor?

  4. Hola! gran test! estoy evaluando modelos para comprar, influye mucho estas llantas de 16″ en el confort de marcha, consumo y otras prestaciones? muchas gracias.

    • En el confort de marcha seguro, negativamente. En consumo y prestaciones también, negativamente, porque son 215/45/16, y pese a que el diámetro total de rueda es similar (respecto a las originales 185/60/15), al tener 3 cms. más de banda aumento mucho la resistencia al rodamiento. Solo se beneficia de un mejor agarre lateral y una mejor frenada.
      Es un despropósito semejantes ruedas en un auto del seg. B con un motor 1.6 de 105 CV. En Vento con 150 CV viene con 205/55/16. Por lo tanto para el Polo lo mejor es dejar las originales, y a lo sumo se podría poner 195/50/16 o 195/55/15 (y de paso no se cambian llantas).
      Es un buen auto con el faltante del ESP, que en las promociones de VW se estaba vendiendo a un precio atractivo, aprox. $280mil. El precio de lista es ridículo.
      Me gusta mucho el que trae el interior combinado negro/beige.
      Saludos.

  5. Hola, consulta, hace poco me compre un polo, y le estoy agregando el sensor de estacionamiento en una concesionaria oficial , y leí por ahí que no se puede agregar, les paso la info quizás ya la actualizaron y soy yo el que no la leyó.
    y por otro lado, leí también, que dice que se puede colocar como opcional el gps y en esta concesionaria y otras oficiales , me dijeron que no es posible… de ser así como uds afirman, me podrían decir donde se puede comprar e instalar, siempre que sea oficial , así no tengo problemas con la garantía.
    muchísimas gracias , muy buena y completa la pagina.. saludos y éxitos!

  6. tengo un polo y es un fierro , ahora lo vendo y voy por mi polo 0km . es hermosos muchas gracias VW por crear el nuevo polo ,

  7. Se hace mucho incapìè en el tema del control de estabilidad,yo haria mas incapie en la forma totalmente loca de los argentinos,cansado de ver imprudentes en las rutas que te pueden matar sin problema.

  8. Hola, muy bueno el test ! Me podrian indicar si este motor tiene el mismo defecto que los 16V que equipa a los Suran / Fox MSI !! Estos consumen aceite durante el primer periodo de uso aunque nunca dejarian de consumirla, esta detallado en el manual del usuario.
    Desde que compre mi primer VW luego de andar por varias marcas me di cuenta que jamas volveria a ellas, VW es 100% CONFIABLE pero esto del consumo de aceite en los motores 16V realmente me preocupa ya que quiero cambiar el auto y me interesa el Nuevo POLO, muchas gracias!!

  9. Estimados: este auto me parece un desproposito. No tiene nada q justifique su inclusion en el mercado. Tendrian q haberse esmerado un poco mas los de VW. Con respecto al ESP, creo q las muertes de los habitantes del 3° Mundo bancan la vida de los del 1° Mundo. A las directivos de las automotrices de estos lares, solos les interesa q las cuentan cierren y llevarle a la casa matriz la bolsa. De la vida y seguridad de las personas, nada. Slds

  10. Pueden averiguar bien, por favor, el tema del control de estabilidad..?, en fabrica me dijeron que si tiene un sistema de control de estabilidad solo que no te da la posibilidad de desconectarlo por eso no figura en el tablero.

  11. Escelente reseña y prueba. Me volví fan de carsmagazine.com.ar por sus detallados test. Por otro lado, al leer los comentarios de la nota, me encuentro gratamente sorprendido por el recurrente tema del ESP entre los lectores. En 2011 decidí comprar el único auto (accesible claro) que lo ofrecía: Nissan Tiida. Desde entonces no compro auto sin control de estabilidad y tracción.Ojalá brevemente haya normas del Estado que impliquen la obligatoriedad del sistema para todos los vehículos, ya que el sistema, que ya ha sido desarrollado hace mas de 15 años por TODAS pas automotrices del mundo no significa mas del 3% del costo del vehículo. Saludos!

    • Juan,
      Muchas gracias por tus comentarios y lectura habitual.
      Supuestamente, desde 2018 el ESP pasaría a ser obligatorio en Argentina en todos los 0 Km, como ocurrió con el doble airbag y ABS desde 2014.
      Esperemos que realmente así sea!
      Saludos,

  12. Es un auto interesante para el segmento, pese al faltante del ESP, que solo el Fiesta ofrece en las versiones más equipadas. Justamente el Fiesta se destaca por ese elemento (y algunos otros más) de seguridad activa, pero debe ser descartado por la mayoría de los compradores ya que el asiento trasero no tiene lugar para pasajeros adultos ni para sillas infantiles, un verdadero despropósito en un sedán.
    Volviendo a este Polo, es una buena opción para pelear con el Honda City y el Sonic 4P. Pero quizá el problema que tengan todos es que se acercan mucho en precio a los base del seg. C, como por ej. Nissan Sentra y Toyota Corolla, que ambos casos tienen más espacio trasero y motores 1.8 con caja de 6º. Pese a que me parece un buen auto para el segmento, a igualdad de precios voy por los mencionados del seg. C.
    Otra buena opción podría ser el 408 2.0 que si tiene ESP, a un precio superior.
    Saludos.

  13. Mucha gente ni lo conoce y los vendedores les hacen creer que no es tan importante porque tiene buenoc frenos.
    Lo digo por experiencia consultando por un C4 L Le pregunto. Tiene control de estabilidad? Y el Cara rota del vendedor de Parra Citroen en Cordoba me contesta que no porque no es necesario ya que tiene frenos con discos en las cuatro ruedas, que por ese motivo no es necesario que tenga ESP. Asi engañan a la gente haciendole creer cualquier verso. NO COMPRE SIN ESP. Es la consigna.

  14. Faltante de esp… me pregunto cual es el origen de estas mezquindades por parte de la industria. Hoy nadie en su sano juicio cuestionaría la inclusión de este elemento de seguridad que puede salvar vidas. Sería muy oportuno una investigación periodística que explicara en términos generales cual es su costo de implementación en fábrica en la línea de montaje. Supongamos que incorporar un esp sale diez o veinte mil pesos o quizás menos, realmente no lo se. Creo que muchos pagarían esa suma adicional que, en circunstancias límites puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Pregunta: cuanto vale tu vida y la de tu familia? Es incomprensible que por un mero “posicionamiento de precios” -si es que ese es el problema- las automotrices no incluyan esp. Y francamente el año 2018 está muy lejos… Hay que acelerar los tiempos de implementación y, mientras tanto, presionar al estado y a la industria para que este tema sea prioritario. Por de pronto, los potenciales compradores de cero kilómetro no deberían comprar autos sin esp y hacer conocer esta circunstancia a las terminales. Es una forma de protesta pasiva que puede ser muy efectiva: sin esp no hay compras y si no hay ventas…

    • Creo que parte de la respuesta la tiene el mercado comprador.
      Muchos buscan la conectividad USB antes que el ESP, o algo que tenga que ver con la seguridad.
      Cuando el ABS y los airbags no eran obligatorios, cuantos autos se patentaron sin ellos?
      Los fabricantes optan directamente por lo más económico,
      antes de ofrecerlo mínimo como opcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *