CarsMagazine

Prueba: Nuevo Volkswagen CC 2.0 TDI BlueMotion


El CC es la versión tope de gama de la familia Passat, pero con silueta de coupé.

Texto y fotos: Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

Antes llamado Passat CC y ahora simplemente CC, este sedán con silueta de coupé se convierte en la máxima propuesta de Volkswagen. Renovado desde lo estético y con mejoras de equipamiento, el Nuevo CC llegó a la Argentina en julio pasado. CarsMagazine lo probó a fondo y aquí te contamos todo lo que tenés que saber…

El CC sigue formando parte de la gama del Passat, aunque con esta reciente actualización se independizó desde el nombre. El objetivo de Volkswagen ha sido profundizar las diferencias del CC sobre el Passat, acentuando su perfil más deportivo.

Volkswagen CC Prueba
La versión evaluada se posiciona a $ 300.000. La gama arranca desde $ 240.000.

La oferta del Nuevo CC en la Argentina comprende nada menos que 12 versiones. Hay dos motores disponibles: nafta 2.0 TSI de 211 CV y diesel 2.0 TDI de 170 CV. Las opciones de transmisión son manual o automática DSG, ambas de seis velocidades. Además, se ofrecen tres niveles de equipamiento: de menor a mayor, Advance, Luxury y Exclusive.

La versión que probamos en CarsMagazine fue la 2.0 TDI de 170 caballos, con caja manual y equipamiento Exclusive. Su precio, vigente a septiembre de 2012, era de $ 300.450. La gama del CC arranca en $ 241.570 (2.0 TSI M/T Advance) y llega hasta $ 320.670 (2.0 TDI DSG Exclusive).


Atrás se rediseñaron las ópticas. En el logo de VW se oculta la cámara de retroceso.

Próximamente, Volkswagen Argentina incorporará también la versión V6 de 3.6 litros y 300 caballos, en un nivel aún mayor de equipamiento, denominado Highline. Su precio rondará los $ 350.000.

En la Argentina, el Nuevo CC ofrece una garantía de 2 años sin límite de kilometraje. Creemos que es un plazo que, si bien no es malo, podría ser incluso mayor, considerando por un lado la elevada calidad de este producto “Made in Germany”, y por otro, su posicionamiento en precio.


El cambio más notorio está en el frente: rediseño de ópticas, parrilla y paragolpes.

Entre sus rivales en la Argentina se encuentran otros sedanes de alta gama de marcas generalistas, como Ford Mondeo, Peugeot 508, Citroën C5 o Renault Latitude, como así también modelos medianos de auténticas firmas Premium, tal el caso del Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C, entre otros.

EL CC POR FUERA…
Los principales cambios del Nuevo CC se aprecian, fundamentalmente, en el frente, con un replanteo de las ópticas, la parrilla y el paragolpes que ahora lo alinea con la imagen más reciente de Volkswagen.


Con el 2.0 TDI de 170 CV, acelera de “0 a 100” en 8,6 segundos. Y llega a 227 km/h.

Lateralmente se destaca la “silueta de coupé”, con una pronunciada pero armónica caída del techo desde la mitad de la puerta trasera hacia atrás, luneta bien inclinada y tapa de baúl de corta extensión visual.

Desde atrás, el Nuevo CC luce también flamantes ópticas con iluminación por LED (al igual que las delanteras en esta versión), que invaden decididamente la tapa del baúl, cuyo borde simula además un pequeño deflector.


El CC se fabrica en Alemania. El nuevo modelo llegó a la Argentina en julio de 2012.

Con todo esto, Volkswagen logra imprimirle un perfil mucho más deportivo y juvenil al CC, aunque manteniendo la elegancia y el estatus que transmite el Passat. Un auto para quien gusta vestir de “elegante sport”.

En medidas, el Nuevo CC acusa 4,80 metros de largo y 1,85 m de ancho, con una altura de apenas 1,41 m, lo que acentúa aún más su “perfil de coupé”. En este punto, también se destacan las puertas sin marcos. La distancia entre ejes, en tanto, llega a 2,71 metros.

La versión que evaluamos montaba neumáticos Continental en medida 235/45, con llantas de aleación de 17 pulgadas en atractivo diseño de cinco rayos dobles.


Logrado equilibrio de suspensiones. El CC produce elevado placer de conducción.

…Y TAMBIÉN POR DENTRO
Al ingresar al Nuevo CC, la primera sensación que transmite el auto es de calidad y esmero en su fabricación. Esto se aprecia en cada comando, cada costura, cada detalle. Es un vehículo de alta gama que poco o nada debería envidiarle a un auténtico Premium de segmento comparable.

Sin mayores cambios en el diseño interior, tanto la plancha de abordo como los paneles de puerta presentan materiales inyectados, suaves y agradables al tacto, y con revestimientos en cuero en los apoyabrazos. Todo en perfecta armonía y con muy buen gusto.


Mayor detalle de los cambios en el frente. Las llantas son de 17” en diseño Phoenix.

El cuero también dice presente en el volante y la palanca de cambios, y desde luego en las butacas, de muy buena sujeción lateral, no sólo en el caso de las delanteras sino también en las traseras laterales. La quinta plaza es casi simbólica: no hay espacio para las piernas y si no fuera porque incluye 5° cinturón y 5° apoyacabeza, podría tratarse de un modelo de cuatro plazas.

Las butacas delanteras, además, disponen de múltiples regulaciones eléctricas, incluido ajuste lumbar, y son calefaccionadas, ideal para el invierno. El conductor encontrará un generoso apoyapié que permite, tras regular el volante en altura y profundidad, encontrar una óptima posición de conducción.


En la cola está la gran diferencia de diseño con el Passat. El CC es más deportivo.

La visibilidad es complicada hacia atrásporque la caída de la luneta es pronunciada. Además, los apoyacabeza traseros son voluminosos y no se ocultan del todo en su posición más baja. Las plazas posteriores ofrecen muy buen espacio para las piernas, pero limitado en altura para la cabeza. Quien mida más de 1,75 m ya rozará el techo. Está claro: lo que se gana en diseño exterior, suele perderse en habitabilidad.

El baúl del Nuevo CC ofrece 532 litros. Es un buen volumen considerando que por su silueta de coupé siempre se sacrifica espacio allí. Los respaldos traseros pueden rebatirse para ampliar el volumen de carga y para ello se accionan unas prácticas manijas desde el mismo interior del baúl.


El eficiente 2.0 TDI de 170 CV apenas consume 5,5 litros cada 100 km, a 130 km/h.

Otro punto a tener en cuenta es el acceso al habitáculo, tanto en las plazas delanteras como traseras. Ya lo señalamos, el CC es bajo, de sólo 1,40 m de altura, y no es difícil rozar o hasta golpearse la cabeza cuando uno ingresa al vehículo, sobre todo para los más altos.

LO MEJOR, BAJO EL CAPOT
“Te estás llevando la versión 2.0 TDI, que nos parece una de las más interesantes para mostrar y comunicar por su relación entre potencia, consumo y emisiones”, nos dijeron desde el área de Prensa de Volkswagen Argentina cuando retiramos la unidad en la planta de Pacheco.


Elevada calidad para un generalista de alta gama, sin duda al nivel de un Premium.

Y vaya si es interesante este motor turbodiésel de 4 cilindros, con inyección directa y sistema Common Rail. Más allá de sus 170 caballos, entrega un generoso torque (momento de mayor empuje) de nada menos que 350 Nm. Pero más interesante aún es que ese torque está disponible desde apenas 1.750 rpm, es decir, desde muy bajo régimen, y hasta pasadas las 5.000 rpm.

Los números que seguramente te interesan conocer son que acelera de “0 a 100” en 8,6 segundos (siempre con caja manual de 6 velocidades) y que desarrolla hasta 227 km/h. Sin duda, prestaciones más que suficientes para un uso racional y considerando además la realidad vial (y las leyes vigentes) de nuestro país.


Instrumental con predominio de indicadores analógicos, al estilo de Volkswagen.

Se trata, además, de un impulsor que adopta la tecnología que Volkswagen denomina BlueMotion, tendiente a la reducción de consumo y emisiones. En ese sentido, se destaca también el sistema de arranque y parada automático (Start&Stop), que minimiza el gasto de combustible en el tránsito urbano.

¿Cuánto consume el CC 2.0 TDI con caja manual? Viajando a 130 km/h constantes (control crucero activado), en 6ª marcha y con el motor girando a sólo 2.200 rpm, el gasto promedio que medimos fue de 5,5 litros cada 100 kilómetros. Una cifra bajísima…


Freno de estacionamiento eléctrico y botón para encendido, entre otras perlitas…

Pero el consumo resulta aún más discreto cuando se viaja a 100 km/h. A ese ritmo, el impulsor gira a sólo 1.600 rpm, siempre en sexta velocidad, y demanda solamente ¡4 litros! para recorrer 100 kilómetros. Impresionante.

El tanque del Nuevo CC carga 70 litros, lo que implica que viajando tranquilo en ruta es posible recorrer en torno a 1.300 kilómetros sin necesidad de reabastecer. Desde luego, por la tecnología y prestaciones del motor, se impone siempre el diesel de Grado 3, el llamado “Premium”.


Impecable posición de manejo, con buena sujeción lateral y regulaciones eléctricas.

¿Y en la ciudad? Como siempre, el consumo urbano depende de muchos más factores, como el estilo de conducción y la densidad del tránsito, entre otros. En nuestro caso medimos parciales de entre 7 y 8 litros cada 100 kilómetros. El propio CC ayuda a controlar el consumo con el indicador de marcha recomendada, tanto para ascender como para descender, mediante una flecha que se enciende en el instrumental.

SENSACIONES AL VOLANTE
Por todo lo que te fuimos contando, el Volkswagen CC es un auto ideal para viajes largos, para escaparse de un tirón desde Buenos Aires hasta Mendoza o incluso más lejos, y seguramente llegar sin haber “sentido” el viaje.


Pantalla “touch” para operar funciones varias. Es nuevo el frente de climatización.

El CC ofrece una impecable insonorización (el motor además es muy sereno) y un admirable confort de marcha. En la ruta viaja con mucho aplomo y por su baja altura, los vientos laterales no lo complican en demasía. A la hora de encarar las curvas, lo hace con decisión, bien apoyado y con poca inclinación de la carrocería. Allí aprovecha su esquema de suspensión trasera tipo multibrazo, con barra estabilizadora, y los neumáticos de perfil “45”.

La dirección tiene asistencia eléctrica progresiva, lo que implica que se va reduciendo en función de la velocidad (cuanto más rápido se circula, más dura resulta y así, mayor precisión de maniobra entrega).

Otro ítem para destacar es el selector de la caja. Volkswagen ya nos tiene acostumbrados, incluso desde modelos de gama baja, a selectores muy precisos, de placentero accionar. Desde luego, esta no es la excepción. Con vástago y recorrido corto, el selector del CC transmite otra dosis adicional de deportividad.


Atrás el espacio es justo en altura para la cabeza. La quinta plaza es casi simbólica.

Mencionamos que el CC es un auto ideal para viajes largos en ruta. Y en ese sentido, celebramos que incluya una rueda de auxilio homogénea; es decir, la misma cubierta y la misma llanta que vienen montadas en el vehículo. Esto asegura mantener inalterable la condición de marcha tras un pinchazo o rotura.

¿Por qué celebramos algo que debería ser por defecto de ese modo? Porque sin distinción de marca, ocurre que muchos modelos importados llegan a la Argentina con ruedas de auxilio de uso temporal, más aceptadas en el Primer Mundo, pero que no se condicen con las largas distancias de nuestro país y muchas veces, las complicaciones para una reparación en la ruta.

SEGURIDAD Y CONFORT
Como es de esperarse en un vehículo de este segmento y precio, el CC ofrece una amplia dotación de equipamiento, con casi todo (ya veremos por qué “casi”…) lo que uno imagina de serie.


El baúl ofrece 455 litros y una boca de carga bien amplia. Debajo del piso, el auxilio.

En seguridad ofrece airbags frontales, de cortina y laterales (adelante/atrás), frenos ABS, controles de tracción y estabilidad, anclajes Isofix para sillas de niños y faros de Bi-Xenón junto a la función “Corner Light”. Esto significa que al doblar en una esquina, se enciende el faro antiniebla correspondiente para ampliar el campo iluminado por la noche.

A todo esto, el Nuevo CC incorpora en toda su gama (al igual que el Passat) el novedoso “Detector de Fatiga”. Se trata de un sistema que identifica los indicios de cansancio del conductor, avisándole mediante una señal acústica y una recomendación visual que llegó el momento de realizar una pausa en el viaje.

En confort el listado es casi interminable. Los ítems propios del nivel de equipamiento Exclusive son el ajuste eléctrico de los asientos delanteros con tres memorias de posición, el sistema de apertura mediante sensores “Keyless” (acceso sin llave) y la cámara de visión trasera, oculta en el logo de VW en la tapa del baúl, muy útil por la mencionada compleja visibilidad.


El auxilio es homogéneo en llanta y en medida. No es habitual en autos importados.

Además, propone un techo panorámico de cristal, que no se abre por completo sino apenas en forma pivotante; climatizador automático de doble zona, computadora de abordo, equipo de audio con cargador de 6 CD’s, interfaz multimedia en la guantera para iPod/iPhone, freno de estacionamiento eléctrico, etc.

¿Qué le falta en confort? El navegador satelital, un ítem no disponible de serie aunque sí como opcional, a un costo de $ 7.030. Considerando el precio de esta versión ($ 300.450) y todo lo que ya incluye de serie, no entendemos por qué el navegador no forma parte del equipamiento por defecto.

CONCLUSIONES FINALES
A continuación, los puntos a favor y mejorables que identificamos tras la evaluación al Nuevo Volkswagen CC 2.0 TDI BlueMotion M/T Exclusive. Veamos…

Para destacar

  • Consumo y autonomía
  • Desempeño en la ruta
  • Dotación de seguridad
  • Equipamiento de confort
  • Posición de manejo
  • Selector de la caja
  • Auxilio homogéneo
  • Rediseño exterior
  • Calidad general

Para mejorar

  • Sin navegador de serie
  • Acceso general al habitáculo
  • Altura en las plazas traseras
  • 5ª plaza muy reducida
  • Visibilidad posterior
  • Garantía mejorable
Compartir:
CarsMagazine

3 comentarios en “Prueba: Nuevo Volkswagen CC 2.0 TDI BlueMotion

  1. Claudio en vw ofrecian la suran diesel pero la sacaron de venta porque cambio la norma euro y quedó viejo el motor, pero habían dicho también que iban a lanzar nuevos motores gasoleros para suran y otros de gama baja. Este passat cc o cc como le dicen ahora demuestra que tienen que ofrecer….

  2. PENSAR QUE ANTES UN DIESEL HACIA RUIDO Y ACELERABA POCO. HOY SON SILENCIOSOS, POTENTES Y MODERNOS. FELICITO A VW POR APOSTAR A ESTE COMBUSTIBLE JUSTO CUANDO VARIAS MARCAS DEJAN DE OFRECER DIESEL, PERO ME GUSTARIA TAMBIEN TENER OPCIONES DIESEL EN LOS MODELOS MAS ECONOMICOS COMO SURAN O VOYAGE TAMBIEN.
    CLAUDIO DE STA. FE

  3. Es increible el bajisimo consumo de este auto, la verdad que para largas distancias no tener que parar cada 400 ó 500 kilómetros es fantástico. A los que vivimos en el Sur nos hacen falta autos con estos consumos!!
    Saludos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *