Prueba: Nuevo Renault Fluence 2.0 Privilege Manual

Evaluamos la actualización del sedán mediano del rombo, que propone flamante imagen frontal, mejoras de equipamiento y gama reformulada. Los puntos a favor y mejorables.

prueba-nuevo-fluence-0

new-mePor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo del Nuevo Renault Fluence en Argentina, llegaste al lugar indicado.

En primer lugar te proponemos ver un video introductorio sobre la actualización del sedán mediano de la marca francesa. Allí te contaremos cuáles son los aspectos más importantes que tenés que conocer del producto.

Tené en cuenta que la versión que evaluamos en CarsMagazine.com.ar fue la 2.0 Privilege Manual, cuyo precio al momento de esta publicación era de $ 269.800.

La oferta del Nuevo Fluence en Argentina comprenderá un total de 12 versiones, con precios (vigentes a enero de 2015) desde $ 201.700. De esas doce variantes, por el momento hay siete a la venta, con las cinco restantes pendientes de lanzamiento durante el primer trimestre de 2015. En definitiva, la gama incluye tres niveles de equipamiento (Dynamique, Luxe y Privilege, en los dos primeros casos con packs opcionales), dos opciones de motorización (1.6 de 110 CV y 2.0 de 143 CV, ambas nafteras) y tres variantes de transmisión (manuales de 5 o 6 velocidades y automática de variación continua). Por el momento, la gama del Nuevo Fluence no incluye la versión deportiva GT, de 180 CV, que se agregará más adelante.

Como siempre, luego del video introductorio analizaremos al producto a fondo para identificar sus puntos destacables y mejorables. Además, te ofreceremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

En consecuencia, a continuación encontrarás todo lo que tenés que saber del Nuevo Renault Fluence en Argentina…

Para destacar

  • Rediseño frontal
  • Gama reformulada
  • Mejoras de equipamiento
  • Equilibrio dinámico
  • Motorización y caja
  • Capacidad del baúl

Para mejorar

  • Altura en las plazas traseras
  • Sin faros de Xenón (versión full)
  • Auxilio en chapa y otra medida

prueba-nuevo-fluence-1

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 198 km/h (en 6ª a 5.500 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 9,7 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 41,2 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 9,1 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 12,1 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 6ª: 15,7 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 96 km/h (4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.

CONSUMOS (*)
A 100 km/h: 6,4 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.800 rpm. Autonomía: 937 km.
A 130 km/h: 8,8 litros/100 km. Régimen: 6ª a 3.650 rpm. Autonomía: 681 km.
Ciclo urbano: 11,5 litros cada 100 km. Autonomía: 521 km.
Combustible: 95 RON como mínimo (Grado 2).
Tanque: 60 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

prueba-nuevo-fluence-2

POR FUERA
Con pocas modificaciones de piezas, el cambio en la estética frontal del Fluence es notorio. Ahora el sedán mediano del rombo está en sintonía con la nueva imagen global que están adoptando todos los modelos de Renault. Para el mercado local y regional, el Fluence se fabrica en Argentina, en la planta cordobesa de Santa Isabel, pero se trata de un modelo global que también se produce en Corea, Turquía e India.

En el frente, el rediseño se concentró en las “partes blandas” (plásticos), sin modificar el formato de las ópticas, que incorporaron una máscara inferior oscurecida. Ahora el rombo adquiere claramente mayor protagonismo y también son nuevos los faros antiniebla y el marco que los rodea. Sobre éstos se incorporaron luces diurnas de LED que se mantienen encendidas en forma permanente.

En el lateral la gran novedad es el nuevo diseño de llantas, que en esta versión son de 17 pulgadas y diez rayos. También se destacan las luces de giro en LED en los espejos retrovisores, las manijas de puertas en símil titanio y un delicada bagueta cromada en el marco inferior de las ventanillas. Tanto las ópticas delanteras como traseras invaden generosamente el perfil del Fluence.

En la vista trasera, las ópticas no modificaron su formato pero sí cambiaron la distribución interior, lo que genera un efecto visual novedoso. Los faros invaden la tapa del baúl pero no por simple estética, ya que allí también son funcionales (luz de reversa y antiniebla). Las luces de posición ahora también son de LED. Por último, se destaca la puntera cromada del escape.

prueba-nuevo-fluence-3

Las modificaciones mencionadas no afectaron las dimensiones del Fluence, que conserva su largo de 4,62 metros con una distancia entre ejes de 2,70 metros. Así se ubica casi a la par del Citroën C4 Lounge, que con 2,71 metros es el “rey de la habitabilidad” del segmento. El ancho se mantiene en 1,81 m y la altura, en 1,48 metros.

El Nuevo Fluence propone una paleta de ocho colores entre los cuales se destaca, como novedad, el Negro Amatista, que era justamente el de la unidad que evaluamos. Traducido: es un violeta que luce como tal bajo el sol, pero que con poca luz parece un negro convencional.

La unidad que evaluamos estaba calzada sobre neumáticos Continental ContiPremiumContact 2, en medida 205/55 R17. La rueda de auxilio, si bien no es temporal, no era idéntica a las montadas, ya que se trataba de una Pirelli P7 en medida 205/65 R15 con llanta de chapa.

prueba-nuevo-fluence-4

POR DENTRO
Más allá de sutiles mejoras en ciertas terminaciones y texturas –pese a eso, creemos que no llega al nivel del C4 Lounge, la referencia en ese aspecto–, el interior del Nuevo Fluence sigue siendo el conocido del modelo anterior.

Se aprecian inyectados suaves en la plancha de abordo y la parte alta de las contrapuertas, y distintos apliques cromados en la consola, el contorno de los parlantes, la palanca de cambios, el volante y las manijas de puertas. Siempre en la versión Privilege, también se destaca el acabado en cuero del volante, la palanca y el freno de mano. Además, los tapizados de cuero presentan nuevos tramados (lo mismo ocurre en los de tela en versiones inferiores).

El instrumental sigue proponiendo un velocímetro digital en posición central, que ahora es común a toda la gama del Fluence, desde la opción más económica. Completan un cuentavueltas analógico de aceptable escala y un display que muestra la información de la computadora de abordo, que brinda información básica y no permite realizar mediciones simultáneas (trip A y trip B).

La posición de manejo es correcta, con una butaca de buena sujeción lateral y generosa regulación en altura. La columna de dirección también se acomoda en altura y profundidad, y se dispone de un apoyapié para descanso de la pierna izquierda. Faltaría, al menos en esta versión full, regulación lumbar para el conductor.

prueba-nuevo-fluence-6

Los comandos y dispositivos están al alance y bien ubicados a excepción de dos casos puntuales: para llegar hasta la pantalla táctil hay que estirarse demasiado (por eso también propone comandos detrás del volante); y es poco convencional la ubicación de la tecla que activa el control de velocidad crucero, que aparece como aislada del conjunto, entre las butacas, cerca del freno de mano.

La visibilidad no presenta complicaciones, con espejos exteriores de buen tamaño, un generoso campo visual a través de la luneta y apoyacabezas traseros que, cuando no se utilizan, se ocultan sobre el lomo del respaldo. Desde la mitad de la gama, el Nuevo Fluence propone, como novedad, una cámara trasera de asistencia al estacionamiento.

En habitabilidad, el Fluence ofrece muy buen espacio para las piernas de pasajeros adultos en las plazas traseras, aunque resulta bastante justo en altura para la cabeza debido a la pronunciada caída del techo. La quinta plaza es limitada en espacio, como ocurre casi en cualquier vehículo; en este caso, con un respaldo rígido (en realidad es un apoyabrazos con posavasos oculto) y poco lugar para ubicar las piernas (por el falso túnel de transmisión). Lo atractivo es que se incluyen salidas de ventilación para las plazas posteriores, además de una toma de 12 volts.

Donde realmente se destaca el Fluence es en el volumen de carga del baúl, que con 530 litros lo convierte en el más generoso del segmento (lo siguen el 408 y el Vento, con 526 y 510 litros, respectivamente). Prolijamente presentado, con buena boca de carga y una profundidad de un metro al nivel del piso, el baúl puede ampliar su volumen rebatiendo los respaldos traseros en proporción 1/3 o 2/3. El punto criticable es que la apertura de la tapa es mediante un sistema de bisagras que invaden el espacio de carga y hasta pueden dañar el equipaje.

prueba-nuevo-fluence-7

AL VOLANTE
No hay novedades mecánicas en el Nuevo Fluence, que mantiene las motorizaciones ya conocidas con la salvedad de que ahora ambas son cumplidoras de la norma anticontaminación Euro 5. En el caso de la versión evaluada, aceleramos el impulsor 2.0 M4R, naftero de 4 cilindros, 16 válvulas e inyección multipunto secuencial con distribución por cadena.

La caja manual de seis velocidades –con selector agradable, de recorrido y vástago cortos– permite explotar con eficiencia los 143 CV a 6.000 rpm y fundamentalmente, los 195 Nm de torque a interesantes 3.700 rpm. Esto posibilita, por ejemplo, una aceleración de “0 a 100” en 9,7 segundos, registro que obtuvimos desconectando el control de tracción (con el sistema acoplado, la marca fue de 9,9 segundos, tal cual lo declarado por Renault Argentina). A su vez, para recuperar de “80 a 120” demoró 9 y 12 segundos en 4ª y 5ª marcha, respectivamente. La velocidad máxima orilla los 200 km/h. Y para frenar en frío de “100 a 0”, nuestra medición arrojó 41,2 metros.

prueba-nuevo-fluence-5

En ciclo urbano, con tránsito fluido y el aire acondicionado encendido, el consumo promedio fue de 11,5 litros/100 km. En la ruta, a 100 km/h constantes la ecuación arrojó 6,4 litros/100 km, y se mantuvo por debajo de los 9 litros cuando elevamos la marcha a 130 km/h (en 6ª a 3.650 rpm). Es decir, cifras más que aceptables para una motorización de 2 litros de cilindrada.

El Nuevo Fluence mantiene un acertado equilibrio entre confort de marcha y desempeño dinámico. No llega a ofrecer el tacto deportivo de un Focus o un Vento, ni el andar claramente orientado al confort de un Corolla o C4 Lounge, pero logra un buen promedio entre ambas tendencias. La suspensión trasera del Fluence es de eje semirígido (si en cambio fuera multibrazo, ofrecería mayor aplomo en curvas); además, la dirección, con asistencia eléctrica, no es tan directa como algunos de sus rivales. En la ciudad y con neumáticos de perfil “55”, la versión Privilege filtra bien los empedrados e irregularidades del asfalto. Y con un despeje acorde, extrañamente toca abajo en lomos o cunetas.

prueba-nuevo-fluence-8

EQUIPAMIENTO
En seguridad, la versión Privilege incluye seis airbags, controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESP), frenos con sistema antibloqueo (ABS) con repartidor electrónico (EBD) y asistencia en urgencia (AFU); y faros antiniebla delanteros y traseros. Además y como novedad para toda la gama –saldando una deuda pendiente–, el Nuevo Fluence incorpora anclajes Isofix para sujeción de sillas infantiles.

No son muchos los faltantes que identificamos en este rubro para la versión “full”. Uno de ellos son los faros de Xenón y el otro, el asistente al arranque en pendientes, dos elementos que, por ejemplo, ofrece la variante Titanium del Focus, la equivalente a la Privilege del Fluence.

prueba-nuevo-fluence-9

En confort, sobresale el sistema R-Link, un dispositivo multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas que ahora no sólo se ofrece en las versiones más equipadas, sino que, como un paquete opcional, está disponible desde el nivel Dynamique. El R-Link contempla navegador satelital, reproductor de CD-MP3, puerto USB, entrada Auxiliar, conectividad Bluetooth, órdenes por voz y la posibilidad de reproducir fotos y videos.

Otros ítems sobresalientes de la versión Privilege son la cámara trasera de estacionamiento (otra novedad del modelo, disponible desde el nivel Luxe Pack); el techo solar eléctrico, el climatizador bizona, la tarjeta llave con botón de arranque (desde el Dynamique Pack); y también como novedad, los sensores de estacionamiento delanteros, que se agregan a los traseros ya disponibles. Entre los faltantes de confort anotamos el espejo interno con función de oscurecimiento automático (electrocrómico) y la mencionada regulación lumbar para el conductor.

prueba-nuevo-fluence-11

CONCLUSIÓN
Luego de más de cuatro años desde su lanzamiento (noviembre de 2010), el Renault Fluence se actualizó en Argentina para mantenerse como un referente entre los sedanes medianos, uno de los segmentos más competitivos de la industria automotriz a nivel local.

El objetivo de la marca francesa es convertir al Fluence en el modelo más vendido del segmento entre los de producción nacional. Esto implica patentar más que el Focus, el 408 y el C4 Lounge, posicionando al Nuevo Fluence en el segundo lugar en ventas detrás del Toyota Corolla, el líder del segmento, de producción brasileña. Como referencia, en 2014 el Fluence vendió en Argentina 5.880 unidades frente a las 14.753 que patentó el Corolla.

Lo cierto es que con muy poco, la “cara” del Fluence cambió mucho. Ahora luce más moderno y está a tono con la imagen global de Renault, sin por eso perder la personalidad propia del modelo, justo cuando parece fácil caer en la monotonía de algunas marcas que, en su afán por el “family feeling”, terminan mostrando “caras” exactamente iguales en casi todos sus productos.

Con mejoras bienvenidas en confort, tecnología y seguridad, y fundamentalmente, con la posibilidad de que el cliente pueda elegir “casi a gusto” su “combo” de motor, caja y nivel de dotación (ver más info aquí), el Nuevo Fluence se reposiciona atractivamente en el segmento.

Las cifras de ventas de los primeros meses de 2015 serán, inexorablemente, la real muestra de hasta dónde Renault Argentina podrá cumplir su objetivo de convertir al Nuevo Fluence en el sedán mediano de producción nacional más elegido del país.

prueva-nuevo-fluence-12

Compartir:

20 comentarios en “Prueba: Nuevo Renault Fluence 2.0 Privilege Manual

  1. José Miguel Cantero 24/05/2017 a las 9:05 - Responder

    Estoy entregando un Privilege 2013 con 88.000 km para comprar otro igual. Estimo que no amerita hacer comentarios. Un fierro!!

  2. Tengo un Fluence 2.0, podría tener otro vehículo por más valor, pero me da todas las prestaciones, y camina , cómo camina!! estoy chocho!! seguro hay otros autos buenos también, pero el Fluence va a mi medida!!

  3. Tengo un fluence luxe 2013 tiene 14000 lo uso para viajar debes en cuando a la costa y y me da 215 me lo como al corolla. No me parece malo. Pero para todos los días me quedo con el chevrolet classic no lo quiere nadie pero es un cañito. Y los repuestos 2 mangos. P ahora nunca me dejo tirado. El fluence nuevo sólo destacó la trompa DESP el interior es inferior le sacan el climatizador bizona y le ponen pantalla o cvt cualquiera

  4. Estimados Sres
    adquiero un fluence motor 2.0
    y quiero informarme que diferencia de consumo de nafta tiene con el idem motor 1.6, tanto en ruta como en ciudad.
    gracias.
    mi cordial saludo.
    OMAR HORACIO RIPI
    DNI 7369819

  5. Tengo un Fluence Privilege cvt 2013…antes tenia un Fiat Linea (un autaso) lastima que la gente no lo sabe apreciar. Sinceramente estoy muy conforme con el confort y el andar del auto. No he tenido ninguno de los problemas qye se han mencionado en el foro. Es un auto confiable y seguro. Dentro del segmento en el cual compite….es para mí…el mejor.

  6. yo tengo un privileg 2.0. año 2012, no tiene ruidos, nunca fallaron espejos, realmente es un autaso,capacidad de baul como pocos autos tienen, caño total. es verdad que muchos cambios no presenta el nuebo, ya que el anterior cuenta con toda la tecnologia y equipamiento, se agrego lo que faltaba, lo de los airbag es una pena si realmente le quitaron cantidad.

  7. estimado
    necesito saber el diagrama de puesta a punto de distribución de renault fluence con cadena 2.0 año 2013

    favor su ayuda
    muchas gracias

  8. Yo tengo un Fluence Privilege y no comparto muchos comentarios que hay al respecto, por lo menos el mio vino bien, no tengo ruidos de ningún tipo, ni luz en las puertas, siempre arranco con el botón y los espejos se abren siempre de una. Me parece que hay gente q le gusta sacar el cuero a todo. Yo valoro mucho a mi Fluence y tiene muchas virtudes frente a la competencia, el control de estabilidad es la gran diferencia frente a los japoneses(Brasileros)!!!

  9. Hola, que lastima que continúen con ese tablero digital tan feo. Tomen el ejemplo de VW o Peugeot son mas estéticos. Si no tienen creatividad por lo menos copien-sen.
    Alguien sabe por que no se reemplazo a la renault scenic en Argentina. Tengo una diesel 2008 y no puedo encontrar un reemplazo por otro vehículo tan cómodo y confortable.
    Sdos.

  10. Tengoel fluence privilege caja manual. Los puntos criticos que no te comentan. La carroceria se retuerce completamente, cuando pasas un minimo loma de burro, escuchas las puertas, se desalinean y se observa claramente las diferencias de luces entre la parte inferior y la parte superior de la puerta delantera. Tambien las notas claramente en el parante B. El ruido escandaloso cuando acopla el aire acondicionado y la consecionaria, te dicen que es normal. Cada vez, que quiero cargar el baul, me acuerdo mucho del megane 1 y el dos que tienen pantografo, no estas molestas orquillas o brazos que rompen verdaderamente el equipaje. Deberian aclarar, en las fichas tecnicas que su capacidad no es 530 litro, porque se ve muy reducida cuando estas bisagras interfieren y queres cerrarlo.
    El boton de arranque no es muy fiable, de diez, veces, al menos 3 hay que volver a darle, porque no enciende. En la primera te abre los espejos y en la segunda arranca. El auto se pone muy ruidoso con los kilometros, suenan por todos lados. Hasta la pedalera hace ruido.
    El gps, no es muy exacto, y lo peor que tiene es que la actualizacion via internet, es imposible, te qctualiza el motor de busquedad y luego no te enciende mas… Y renega para volver a la version anterior porque el service, te dice, no tenemos idea de eso, llama a tom tom, asi te responde Centro de Automotores. Hablar de los faltantes, bueno, nadie me obligo a comprarlo a sabiendas de todo aquello que no tenia y la competencia si..
    Saludos

    • La capacidad real en VDA según medición, es de 480 litros.
      Para tener una referencia, comparado con otros autos del segmento C medidos por la misma fuente:
      Sentra 579 lts., Vento 510 lts., 408 496 lts, C4L 484 lts, Corolla 470 Lts.
      http://danieltecnodan.com.br/2014/12/18/novo-renault-fluence-privilege/
      “Volume do porta-malas
      O declarado é 530 litros, e o encontrado foi 480 litros, com o banco traseiro na posição normal, triângulo de segurança dentro do vão, e prejudicado pelo mecanismo com largas curvaturas de sustentação da tampa que invadem as áreas laterais no porta-malas, e das barras transversais que fazem o efeito mola”

      Saludos.

    • Lamento coincidir en tu comentario.
      Los ruidos en ciudad son insoportables y la calidad de los materiales internos pesima. Un 2012 privilege lo tengo desde cero KM . Hoy tiene 60.000 km . Se rompieron los levantavidrios, se despegaron todos los burletes, se rompio la bisagra de la puerta delantera 2 veces. Amortiguadores desastrosos.
      Una buena el MOtor

  11. Yo vendi hace unos meses un Fluence 1.6 la verdad que lo mejor del auto es la caja de velocidad, cuando lo probe en el autodromo de marcos juarez de maxima no lo pude pasar de 170 km/h parandome arriba del acelerador no camina mas que eso, la chapa es media delicada se abolla facil con cualquier toquesito pero esto es caracteristico de todos los Renault ya vi algunas Duster todas marcadas en las puertas por toques en estacionamientros con las puertas de otros autos. Si me costo venderlo es muy dificil sacartelo de encima igual que el C4 de citroen que tenia antes este me llevo 9 meses en tratar de venderlo y lo termine regalando. Estaba por comprar un Chevrolet Cruze pero me entere que Chevrolet te deja de garpe con los repuestos el Cruze viene de Corea olvidate de conseguir repuestos facilmente ademas es tan bajo que como estan las calles lo rompes todo. Por eso me pase a HOnda Civic y nada que ver con REnault la calidad y tecnologia es superior a pesar de que tiene motor mas grande que el REnault me gasta un 30 % menos de combustible es mas agil y en la ruta camina mucho mas, supera al Fluence lejos en todo, y ademas es HOnda no se puede comparar con REnault.

    • te compras un Fluence 1.6 y pretendes que pase los 170 ?. Y despues lo comparas con un civic que tiene un motor mucho mas potente…..Me parece que te patina.

  12. Muy poco cambio, mucho mas caro, A esos precios lideres?…. estan locos. Mayor equipamiento???? otra mentira, por ejemplo el anterior tenia 6 airbags, este 4
    Se creen que con una tablet de 500 pesos vamos a ir corriendo a comprar ese chorizo, que encima queda expuesta cuando uno se baja del auto

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *