CarsMagazine

Prueba: Nueva Kia Carnival – 2.2 CRDI Full Automática

Evaluamos a fondo a la tercera generación de la van familiar que ofrece hasta 11 plazas y que ya está en Argentina. Bajo la lupa, sus fortalezas y dónde debe mejorar.

prueba-kia-carnival-1Probamos la Nueva Carnival en versión “Full”, que a marzo 2016 cotizaba a 51.990 dólares.

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo de la Nueva Kia Carnival en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos en detalle a la tercera generación de la van familiar de la marca coreana, identificando sus aspectos destacables y mejorables. Además, te brindaremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

Tené en cuenta que la versión que evaluamos fue la “Full”, la de menor equipamiento, cuyo precio vigente a marzo de 2016 era de 51.990 dólares. La gama de la Nueva Carnival también incluye la variante “Premium”, con dotación de confort más completa y que cotiza a USD 56.990. En ambos casos, la configuración permite transportar hasta 11 pasajeros (con 4 filas de asientos) y la motorización es turbodiésel de 2.2 litros y 197 caballos, asociada a una caja automática de 6 velocidades.

También llamada Sedona o Grand Carnival en otros mercados, esta van familiar se presentó a nivel mundial en abril de 2014, desde el Salón de Nueva York. Recordemos que la primera generación de la Carnival surgió en 1998 y la segunda, en 2006. Esta última se vendió en Argentina desde comienzos de 2007. La tercera generación, lanzada en el mercado local en febrero de 2016, llega importada desde Corea del Sur y está basada en la misma plataforma del Sorento, el SUV mediano de la marca asiática.

prueba-kia-carnival-2Es una van familiar de 5,11 metros de largo, que en Argentina ofrece hasta 11 plazas.

Es importante señalar que Kia Argentina homologó a la Nueva Carnival como “vehículo comercial”, ya que así corresponde cuando cuenta con al menos diez plazas (técnicamente, “9+1”; es decir, 9 pasajeros y conductor). De esta forma, la Carnival esquiva estratégicamente el impuesto interno aplicado en Argentina desde 2014 (suavizado a partir de 2016 por el nuevo Gobierno); y además, como “vehículo comercial” sólo tributa el 50% del IVA.

Por el momento es difícil encontrar rivales directos para la Nueva Carnival en Argentina. Si consideramos su capacidad de hasta 11 plazas, en ese sentido podría rivalizar con la Hyundai H1, que ostenta capacidad para 12 personas, pero se trata de productos de distinta concepción. Otros posibles competidores podrían ser la Chrysler Town&Country o Volkswagen Sharan, o incluso el inminente Mercedes-Benz Vito en sus versiones de pasajeros, pero ninguno de estos ofrece capacidad de hasta 11 plazas.

Otro detalle a destacar es el plazo de la garantía, que como en todos los productos que comercializa Kia Argentina, es de 5 años o 100.000 kilómetros. Se trata del mayor respaldo ofrecido hoy por hoy en el mercado local, un aspecto donde la marca coreana se diferencia de sus competidores (como también ocurre con Alfa Romeo y Subaru, que proponen el mismo plazo).

Hecha la introducción, a continuación te brindaremos nuestro análisis con todo lo que tenés que saber de la Nueva Kia Carnival en Argentina…

Para destacar

  • Prestaciones y elasticidad
  • Consumos y autonomía
  • Modularidad (de 4 a 11 plazas)
  • Equilibrio suspensiones (ruta-ciudad)
  • Garantía (5 años o 100.000 km)
  • Calidad general percibida
  • Posición de conducción
  • Insonorización eficiente

Para mejorar

  • Sin navegador satelital (tampoco opcional)
  • Auxilio temporal y ubicación incómoda
  • Seguridad plazas centrales (2ª a 4ª fila)

prestaciones-kia-carnivalDe “0 a 100” en destacables 10,1 segundos y de “100 a 0” en aceptables 40,8 metros.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 194 km/h (en Dª a 3.700 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 10,1 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 40,8 metros.
Recuperación 80-120 km/h en Dª: 6,7 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 96 km/h (4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 35 psi, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 10,1 litros cada 100 km. Autonomía: 792 km.
A 100 km/h: 6,4 litros/100 km. Régimen: Dª a 1.900 rpm. Autonomía: 1.250 km.
A 130 km/h: 8,9 litros/100 km. Régimen: Dª a 2.450 rpm. Autonomía: 898 km.
Combustible: diésel Grado 3, según indicación del fabricante.
Tanque: 80 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 35 psi, según manual del vehículo.

prueba-kia-carnival-3Con suspensión trasera multibrazo, propone gran equilibrio dinámico entre ruta y ciudad.

POR FUERA
La Nueva Carnival mide 5,11 metros de largo, por lo cual resulta 2 cm más corta que el modelo de anterior generación. Sin duda, se trata de un vehículo de grandes dimensiones, un aspecto a considerar a la hora del estacionamiento. Así y todo, una Chrysler Town&Country es aún más larga (5,23 m); y una Volkswagen Sharan, bastante más corta (4,85 m). La distancia entre ejes de la Carnival llega a 3,06 metros, el ancho es de 1,98 m y la altura, de 1,75 metros.

En términos de estilo, la Nueva Carnival exhibe un frente asociado a la nueva identidad global de Kia, donde una amplia parrilla con seis franjas horizontales asume el protagonismo principal. También se destacan las grandes ópticas de formato estilizado, que en su interior alojan las luces de posición en LED, las bajas/altas y los intermitentes de giro. Finalmente, los faros antiniebla se distinguen por su disposición vertical.

En la vista lateral, sobresale una silueta bastante aerodinámica considerando el tamaño del vehículo y una línea de cintura ascendente. Puntualmente se distinguen las llantas de 18 pulgadas en diseño de diez rayos, los espejos con luz de giro en LED, las barras de techo, la antena tipo “aleta de tiburón” y el spoiler que remata el final de la silueta. La versión Premium, que como apuntamos agrega más equipamiento, se distingue de la Full por las llantas de diseño bitono (combinación de negro y gris, conservando el mismo formato) y un aplique cromado en el marco superior de las ventanillas.

prueba-kia-carnival-4Imagen a tono con la nueva corriente de diseño de Kia. De serie, llantas de 18 pulgadas.

Desde atrás, la Carnival se caracteriza por las ópticas bipartidas (invaden el portón) de formato horizontal y tecnología LED para posición y stop; y el faro antiniebla posicionado en el centro del difusor inferior (de plástico negro) que remata el conjunto trasero. A su vez, en los extremos inferiores del portón se aprecian el nombre del modelo y la denominación CRDI en alusión a la motorización turbodiésel.

La unidad que probamos estaba calzada sobre neumáticos Kumho Crugen Premium en medida 235/60 R18; es decir, de amplia pisada y un perfil intermedio. La rueda de auxilio –y aquí encontramos el primer punto criticable– es de utilización temporal, de distinta medida, mucho más pequeña que las titulares (135/90 R17, del fabricante Hankook). Lógicamente, en caso de utilizarse el auxilio el vehículo verá comprometido su desempeño dinámico y por eso se recomienda no superar los 80 km/h.

Otro aspecto a considerar es que el auxilio se guarda debajo el chasis, justo a la altura de la butaca derecha de la 2ª fila de asientos. Y en ese espacio no entra una rueda “titular” tras el recambio. En consecuencia, la pinchada debe guardarse dentro del vehículo y para eso, Kia entrega una bolsa específica para no ensuciar el interior, que incluye además un instructivo sobre cómo sujetar el rodado con seguridad.

prueba-kia-carnival-5Al igual que adelante, atrás las luces de posición son de LED. Abajo al centro, el antiniebla.

POR DENTRO
Lo primero que se aprecia puertas adentro de la Carnival es una destacable calidad en los materiales empleados y las terminaciones, tanto al tacto como a la vista. Es algo que, en anteriores pruebas y análisis, ya hemos percibido en otros productos de Kia y en general, en distintos vehículos fabricados en Corea. Un nivel que está, claramente, un escalón por encima de lo que propone la industria de origen Mercosur.

Ya en detalle, la Nueva Carnival presenta una combinación de distintas superficies y tonalidades. Por ejemplo, la parte superior de la plancha de abordo y de las contrapuertas, en gris oscuro con inyectado suave al tacto; y la franja inferior, en tono beige, con terminaciones acolchadas en la parte media de las contrapuertas. Además, se destacan apliques en “piano black” (consola central, volante, etc.) y hasta en símil fibra de carbono (apoyabrazos).

prueba-kia-carnival-6Destacable calidad interior, como suele ocurrir en productos de manufactura coreana.

El instrumental es tradicional, con cuatro cuadrantes analógicos, incluyendo el siempre valorado medidor de temperatura de agua del motor. La lectura es simple y la escala, correcta (diríamos “muy buena” si el cuentavueltas marcara cada 200 en lugar de 250 rpm; y el velocímetro, cada 5 en lugar de 10 km/h). A su vez, en el centro se incluye un display digital que muestra la información de la computadora de abordo, del audio que se está ejecutando y de distintas configuraciones del vehículo.

La posición de conducción es otro aspecto que nos agradó de la Nueva Carnival. Por empezar, todos los comandos se presentan bien ubicados, son claros y con teclas de generoso tamaño. La butaca ofrece correcta sujeción lateral y además, ajuste lumbar eléctrico, ideal para viajar bien cómodo en largas jornadas de ruta. El volante, revestido en cuero y de impecable “grip”, se regula tanto en altura como en profundidad, e incluye comandos satelitales para el audio, la telefonía, la computadora de abordo y el control de velocidad crucero. El conductor también dispone de un espejo retrovisor convexo, que permite visualizar las tres filas posteriores de asientos y así controlar, por ejemplo, cómo se comportan los niños. Por último, el freno de estacionamiento se acciona con el pie izquierdo y en parte eso permite la extensión, sin interrupción, de la consola central entre las butacas delanteras, lo que redondea una posición de conducción “tipo avión”.

prueba-kia-carnival-7Aquí se aprecia la 2ª, 3ª y 4ª filas de asientos. Gracias a los centrales, se llega a 11 plazas.

A pesar de las dimensiones del vehículo, la visibilidad no presenta complejidades. Los espejos exteriores son de buen tamaño y cuando no viajan pasajeros en las últimas filas, el campo visual es correcto a través de la luneta trasera. Tampoco hay mayores complicaciones en ángulo 3/4 hacia adelante, a la hora de doblar en una esquina o tomar una curva bien cerrada.

Ahora bien, ¿cómo se acomodan los 11 pasajeros que permite transportar esta van familiar? Detrás del conductor y del acompañante, en la 2ª fila, la Nueva Carnival dispone de dos butacas individuales más un asiento suplementario entre ambas, de menor tamaño. Esta misma fórmula se repite en la 3ª fila, con butacas laterales que reducen su tamaño respecto de las anteriores, más el asiento adicional en el centro. Hasta ahí son ocho las plazas disponibles. A continuación, hay una 4ª fila de asientos enteriza con tres plazas, en este caso ya mucho más acotadas, pensadas para niños, ya que allí un adulto quedará con sus rodillas elevadas, en incómoda posición. Esta 4ª fila de asientos se pliega y oculta bajo el piso del vehículo y de ese modo, al dejarlo plano, genera el espacio destinado a la carga de equipaje. Así, con la 4ª fila oculta, el volumen del baúl llega a 359 litros medidos hasta el borde superior del respaldo de la 3ª fila (la cifra puede crecer hasta 2.335 litros rebatiendo los respaldos de la 3ª fila).

prueba-kia-carnival-8Cuando se utiliza la 4ª fila de asientos se anula la totalidad de la capacidad del baúl.

Un aspecto a destacar es que las butacas de la 2ª y la 3ª filas pueden desplazarse longitudinalmente, para de esa forma equilibrar el espacio para las piernas entre los pasajeros de las tres filas posteriores. A su vez, las butacas suplementarias centrales en la 2ª y 3ª fila se pliegan para generar un “pasillo” y que así los pasajeros puedan llegar hasta la 4ª fila. Asimismo, si estos dos asientos adicionales no se utilizan, los respaldos pueden plegarse y así sirven de posavasos para los pasajeros de la 2ª y 3ª filas. Más adelante lo mencionaremos en el apartado de seguridad, pero hay que saber que las tres plazas centrales –en la 2ª, 3ª y 4ª filas– no disponen de apoyacabeza ni de cinturón inercial de 3 puntos (son abdominales, de dos puntos de anclaje).

Si bien los pasajeros de la 2ª a 4ª filas viajarán con distintos grados de comodidad en cuanto a espacio físico, la Nueva Carnival se ocupa prácticamente de todos por igual en materia de climatización, gracias a las salidas de aire específicas para la 2ª y 3ª filas. Además, desde la 2ª fila puede regularse la temperatura de allí hacia atrás, del mismo modo que lo hacen individualmente el conductor y el acompañante (es decir, se trata de un climatizador “trizona”). Por otro lado, hay en total cuatro plafones de luces de cortesía en el habitáculo (es decir, para todas las filas) y numerosos espacios portaobjetos, con un total de 16 posavasos. En este sentido, resulta bien amplia la gaveta portaobjetos de la consola central, ubicada entre conductor y acompañante, que incluye iluminación, un puerto USB específico para recarga de celulares y una toma de 12 volts (hay otras dos adicionales, una de ellas en el baúl). A contramano de todo lo mencionado, las guanteras (son dos) no ofrecen gran capacidad y ninguna de ellas tiene sistema de refrigeración.

prueba-kia-carnival-9En formato de hasta 8 plazas, el baúl ofrece, como mínimo, una capacidad de 359 litros.

AL VOLANTE
No es simple movilizar a un vehículo de 2.163 kg de peso neto, que puede elevar su peso bruto total (entre pasajeros y equipaje) hasta 2.990 kg. Semejante tarea corre por cuenta del motor turbodiésel CRDI de 2.2 litros, 197 caballos a 3.800 rpm y un torque máximo de 441 Nm, disponible entre 1.750 y 2.750 rpm. Se trata de un impulsor de 4 cilindros, 16 válvulas e inyección directa Common Rail, el mismo que también equipa a la Sorento que se vende en Argentina.

Asociado a una caja automática de 6 velocidades, este motor genera muy buenas prestaciones sobre la Nueva Carnival. De acuerdo a mediciones de CarsMagazine.com.ar (ver ficha completa), la aceleración de “0 a 100” se logra en 10,1 segundos y la velocidad máxima llega a 194 km/h, cifras más que sobradas para un vehículo de perfil familiar. Además, se destaca especialmente la elasticidad del impulsor a la hora de un sobrepaso: para recuperar de 80 a 120 km/h en Directa apenas necesita 6,7 segundos, un registro propio de un deportivo y que se logra gracias al elevado torque disponible en la franja media del cuentavueltas. Como siempre, también medimos la distancia de frenado de “100 a 0” y allí la Carnival se detuvo en 40,8 metros, una cifra aceptable considerando el peso del vehículo.

prueba-kia-carnival-10Gran elasticidad y bajo consumo con el turbodiésel 2.2 CRDI de 197 CV y 441 Nm de torque.

Profundizando sobre la transmisión, se trata de una caja automática de convertidor de par, de suave y correcto funcionamiento, con opción de pasaje secuencial de las marchas desde el selector. Junto a éste se incluye un botón con la sigla “Eco”, que al presionarlo modifica la respuesta del motor, la caja y el aire acondicionado para favorecer el ahorro de combustible. De todas formas, sin necesidad de activar dicho comando los consumos ya son naturalmente bajos en la Nueva Carnival. En ruta, a 130 km/h constantes (el motor gira en Directa a 2.450 rpm), el gasto promedio está por debajo de 9 litros/100 km; y en ciudad, con tránsito fluido, se ubica en torno a 10 litros/100 km (ver ficha completa). Además, gracias al tanque de 80 litros, la autonomía es sin duda otra virtud de la Carnival, que puede recorrer en ruta más de 1.000 kilómetros sin necesidad de reabastecimiento. Por otra parte, también es para destacar la impecable insonorización, incluso a velocidades elevadas, a lo que contribuyen el doble burlete de las puertas y los paneles aislantes en vano motor y capot.

La Nueva Carnival es también un vehículo muy equilibrado en términos dinámicos y de confort de marcha. En ruta transita con gran aplomo, sin que la afecten demasiado los vientos laterales (la dirección es hidráulica convencional y se percibe firme a alta velocidad). Además, transmite mucha seguridad a la hora de enlazar curvones veloces y muestra poco rolido (inclinación de la carrocería) cuando se la exige en curvas más lentas. A todo esto, sin duda, contribuye el esquema de suspensión trasera independiente tipo multibrazo y la puesta a punto general del chasis. A su vez, cuando se transita en la ciudad el confort de marcha es agradable, ya que filtra muy bien las irregularidades e incluso sobre calles empedradas (allí ayuda el perfil “60” de los neumáticos). Sólo hay que ser cuidadoso al sortear cunetas pronunciadas, ya que en ocasiones puede tocar abajo (la unidad que probamos no tenía chapón cubre-cárter).

prueba-kia-carnival-11Caja automática de 6 marchas con función secuencial, que incluye el infaltable modo “Eco”.

EQUIPAMIENTO
La Nueva Carnival exhibe excelentes calificaciones en seguridad otorgadas en los Estados Unidos, uno de los mercados más exigentes en dicha materia. Se trata de las 5 estrellas que le concedió el NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) y el Top Safety Pick del IIHS (Insurance Institute for Highway Safety). Ya en términos de equipamiento puntual en Argentina, la Nueva Carnival ofrece, de serie, programa electrónico de estabilidad (ESP), seis airbags (frontales, laterales y de cortina que cubren hasta la 4ª fila de asientos), anclajes Isofix para sillas infantiles (en las butacas laterales de la 2ª fila), faros antiniebla delanteros y trasero, y asistente al arranque en pendientes, entre otros.

Sin duda, se trata de una dotación elevada, donde el único punto criticable aparece en la seguridad de las plazas centrales de la 2ª, 3ª y 4ª filas, que como ya apuntamos, no tienen apoyacabezas y sólo cuentan con cinturón de seguridad de dos puntos de fijación (en lugar de tres anclajes con sujeción inercial).

prueba-kia-carnival-12Instrumental completo, con predominio analógico. En el centro, display de información.

En confort, la Nueva Carnival en versión Full se destaca por el climatizador trizona, control de velocidad crucero, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, espejos exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente, espejo interno convexo para control de pasajeros; y equipo de audio con conectividad Bluetooh, entrada Auxiliar y puerto USB, entre otros.

Entre los faltantes, sin duda el más llamativo es el sistema de navegación satelital, que tampoco está disponible en la versión Premium, de mayor dotación. Desde Kia Argentina le explicaron a este medio que la ausencia del GPS no sólo se registra en nuestro mercado, sino en los demás países de la región donde se comercializa la Nueva Carnival. En consecuencia,  se trata de un ítem pendiente en la configuración de fábrica que se espera subsanar a la mayor brevedad posible. Otro faltante, que sería muy valorado en un vehículo de estas características, es el techo solar eléctrico, que la Nueva Carnival sí ofrece en otros mercados (se trata en realidad de un doble techo que también abarca las filas traseras).

Como ya señalamos, probamos la versión Full pero es interesante conocer qué agrega en confort la variante Premium, por 7.000 dólares adicionales: apertura automática del portón trasero; apertura y cierre eléctrico de las puertas corredizas; pantalla táctil con cámara de retroceso; butaca del conductor con ajustes eléctricos; tapizados de cuero; encendido por botón e ingreso “sin llave”; y espejo retrovisor electrocrómico, entre lo más destacado.

prueba-kia-carnival-13Audio, telefonía, crucero y computadora: todo desde un volante de impecable “grip” y cuero.

CONCLUSIÓN
En definitiva, la Nueva Carnival es un vehículo de destacable calidad general, con excelentes prestaciones gracias a una motorización potente y a la vez eficiente en términos de consumo. Y que además invita a manejar cientos de kilómetros, con un cuidado equilibrio entre desempeño dinámico y confort de marcha.

A todo esto, la configuración que Kia Argentina eligió para el producto (al menos en esta etapa inicial de comercialización) ofrece como valor agregado una asombrosa modularidad, con la posibilidad de transportar hasta 11 pasajeros, cifra inédita en el segmento de las van familiares en nuestro mercado.

prueba-kia-carnival-14El navegador es el gran faltante de la Nueva Carnival, incluso en la versión “Premium”.

prueba-kia-carnival-15Impecable posición de conducción: volante con doble regulación y ajuste lumbar eléctrico.

prueba-kia-carnival-16La Nueva Kia Carnival invita a viajar en familia y por muchos, pero muchos kilómetros.

Compartir:
CarsMagazine

Un comentario en “Prueba: Nueva Kia Carnival – 2.2 CRDI Full Automática

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *