CarsMagazine

Prueba: Nissan NP300 Frontier – LE 4×4 Manual

Nos subimos a la nueva pickup de la marca japonesa, que hoy llega desde México pero que desde 2018 será nacional. Analizamos en qué se destaca y dónde debe mejorar.

prueba-nissan-np300-frontier-1Probamos la versión LE 4×4 Manual, cuyo precio, a febrero de 2016, era de $614.500.

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Como habíamos anticipado, CarsMagazine.com.ar concretó una prueba de la Nissan NP300 Frontier a lo largo de una semana y por casi 1.200 kilómetros, justo al término de la presentación oficial de la pickup en Argentina (ver más aquí). Tras haberla manejado en campos de Tandil y en médanos de Cariló, el objetivo fue continuar probando la nueva generación de la pickup mediana de la marca japonesa, ahora por rutas del norte bonaerense, incluyendo caminos rurales; y también, desde luego, en ámbito urbano.

En atractivo color rojo, la unidad que nos cedió Nissan Argentina para nuestra prueba fue una LE 4×4 con transmisión manual de 6 velocidades, cuyo precio, vigente a febrero de 2016, era de $614.500. Recordemos que la gama también incluye versiones LE 4×4 Automática (7 velocidades), a $692.366; y LE 4×2 Manual, a $549.478. Como en toda la oferta local de la marca nipona, la garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

prueba-nissan-np300-frontier-2Con suspensión trasera de eje rígido y multibrazo, se destaca en desempeño dinámico.

Como ya señalamos, la NP300 Frontier (tal cual su nombre completo) llega hoy a la Argentina importada desde México, pero desde 2018 se fabricará localmente, en Santa Isabel, Córdoba. Será mediante un proyecto conjunto de Renault, Nissan y Mercedes-Benz para producir, sobre una misma plataforma (la de la NP300 Frontier), una pickup específica para cada una de las tres marcas.

Competidora en el segmento que lidera la Toyota Hilux y donde también participan la Ford Ranger, Volkswagen Amarok, Chevolet S10 y Mitsubishi L200, la NP300 Frontier reemplaza en Argentina a la Frontier (“a secas”) que se había lanzado en 2009. Y sobre ésta última, como veremos, implica una evolución radical.

prueba-nissan-np300-frontier-3Mide 5,26 metros, 3 cm más que la Frontier anterior. Además, se redujo 5 cm entre ejes.

POR FUERA
A nivel diseño, desde CarsMagazine.com.ar creemos que la NP300 Frontier se posiciona entre las pickups más atractivas del segmento “midsize”. Y es algo que surge casi naturalmente, no sólo por sus modernas líneas, sino porque incorpora, de serie, varios aditamentos estéticos que sus competidoras sólo ofrecen como opcionales. Y de esa forma, su imagen ya marca una diferencia.

Concretamente, nos referimos a las llantas de 18 pulgadas (en diseño multirayo y bitono); a los estribos, barras de techo, ventanillas traseras y luneta oscurecidas; y a los cromados en la parrilla frontal, contorno de faros antiniebla, espejos, manijas de puertas, marco inferior de ventanillas y paragolpes trasero. Asimismo, se destacan las luces diurnas de LED en formato de “boomerang”, y los intermitentes de giro, también en LED, incorporados en los espejos exteriores.

prueba-nissan-np300-frontier-4Frente a la generación anterior, crecieron el volumen de carga y la profundidad de la caja.

Es importante saber que, construida sobre una plataforma totalmente nueva, la NP300 Frontier modifica sus dimensiones sobre la Frontier anterior: es 3 cm más larga (5,26 metros) y 9 cm más ancha (1,86 m), pero 5 cm más corta entre ejes (3,15 m). El ancho se mantuvo en 1,85 metros. Además, mejoraron los ángulos de ataque (33°), ventral (25°) y salida (28°); y se incrementó el despeje hasta 25 centímetros, medida récord en el segmento de las pickups medianas.

La unidad que evaluamos estaba calzada sobre neumáticos Maxxis Bravo HT 770, fabricados en Tailandia, en medida 225/60 R18, con dibujo que prioriza la conducción sobre asfalto (o sea, no eran específicos para el “off road”). La rueda de auxilio, colocada bajo la caja de carga, era homogénea, incluida la llanta de aleación.

prueba-nissan-np300-frontier-5La NP300 Frontier es, a juicio de CarsMagazine.com.ar, de las más lindas del segmento.

POR DENTRO
Por ser una pickup, comenzaremos hablando de la caja de carga. Y aquí también, la NP300 Frontier establece, de entrada, diferencias sobre sus competidoras, ya que ofrece, de serie, soluciones que en otros modelos hay que agregar como opcionales. Puntualmente, nos referimos al protector de caja con función antideslizante (llamado “bedliner”) y a los exclusivos ganchos móviles de sujeción de carga, colocados en los laterales internos de la caja (son cuatro, dos a cada lado, y se ajustan sobre rieles). De esta forma, es más fácil y práctico asegurar la carga.

A su vez, la NP300 Frontier propone una mejora en el volumen total de la caja (creció 5%) y en la profundidad de la misma (+9%) sobre el modelo anterior. En esta versión LE 4×4 Manual, la capacidad de carga asciende a 900 kg, incluyendo a los pasajeros. Para destacar también, el portón con cerradura incluida y una toma de 12 volts en el interior de la caja. Para mejorar, al paragolpes trasero le falta un descanso para colocar el pie y que así sea más fácil subirse a la caja.

prueba-nissan-np300-frontier-6Para conectar la doble tracción en “alta” no hay frenar: sólo circular a menos de 60 km/h.

Ya dentro del habitáculo, la NP300 Frontier cumple con lo esperado en productos de origen mexicano: correcta calidad de materiales y terminaciones. Si bien no hay superficies inyectadas ni grandes lujos, al tacto y a la vista se aprecia la buena manufactura. Para el conductor se destaca la butaca con regulaciones eléctricas (incluida lumbar), aunque al volante le falta regulación en profundidad. Pese a eso, la posición de manejo nos resultó muy cómoda y la visibilidad es correcta. Por su parte, el instrumental es completo, con predominio analógico, clara lectura y un display central con la información de la computadora de abordo.

Atrás, la NP300 Frontier resulta muy amplia, con espacio suficiente en altura y para las piernas de dos pasajeros adultos de buen porte. La quinta plaza, si bien es limitada, se destaca porque ofrece espacio para colocar las piernas, ya que allí el piso es casi plano. El sector trasero dispone además de salidas de climatización y posa-botellas. En todo el habitáculo, la NP300 Frontier incluye tres tomas de 12 volts y numerosos espacios portaobjetos (contando la de la caja, las tomas de 12 volts son cuatro en total).

prueba-nissan-np300-frontier-7Para destacar: de serie incluye ganchos ajustables de carga y protector interno de caja.

AL VOLANTE
La NP300 Frontier se destaca especialmente por dos aspectos: por un lado, las prestaciones que desarrolla el motor turbodiésel (de origen Renault) de 2.3 litros, 4 cilindros, 16 válvulas y 190 caballos; y por otro, por el equilibrio dinámico que le confiere el inédito esquema de suspensión trasera que combina un eje rígido con sistema multibrazo. Así, la pickup de Nissan acelera casi a la par de un automóvil promedio (de “0 a 100” en 11 segundos; ver ficha completa debajo) y propone un desempeño dinámico y confort de marcha a la altura de un SUV. De esa forma, por momentos es habitual perder de vista que se está al volante de una pickup, un vehículo que en esencia está concebido para el trabajo.

Con consumos contenidos (Nissan habla de un 9% más de eficiencia; ver cifras más abajo), el motor codificado como YS23, cumplidor de la norma Euro 5, entrega también un torque máximo de 450 Nm, disponibles entre 1.500 y 2.500 rpm. Entre las pickups medianas con transmisión manual, sólo la Ford Ranger, con 470 Nm, supera a la NP300 Frontier en este apartado. De esa forma, el producto de Nissan se destaca por su agilidad y contundente respuesta, con muy buenos valores de recuperaciones (a la hora de un sobrepaso) y desde luego, para instancias complejas en el “off road” o a la hora de subir una pendiente con carga completa (en situaciones extremas, es de suma utilidad el bloqueo electrónico de diferencial trasero, que permite trepar con las ruedas posteriores girando a la misma velocidad, sin pérdidas de tracción).

prueba-nissan-np300-frontier-8Las llantas son de 18 pulgadas, también de serie; un diferencial estético en su segmento.

Retomando sobre la suspensión trasera, Nissan rompió los esquemas establecidos en este segmento y tal como propone la RAM (tamaño “full size”), apostó por un eje rígido combinado con resortes y un sistema multilink (son cinco brazos en total). De ese modo, la NP300 ofrece un confort de marcha de primer nivel, con gran capacidad de absorción de irregularidades; un gran aplomo en la ruta, incluso cuando se la exige en curvas complejas; y una capacidad de carga que no resulta alterada por prescindir de los clásicos elásticos o ballestas como recurso para la suspensión trasera.

En otro orden, destacamos también la insonorización del habitáculo, incluso a velocidades elevadas (incluye doble burlete completo en las cuatro puertas y aislantes bajo el capot). Por su parte, la dirección, de asistencia hidráulica convencional, nos pareció tal vez algo pesada en maniobras a muy baja velocidad, aunque con la firmeza correcta para el tránsito en la ruta.

prueba-nissan-np300-frontier-9Al paragolpes trasero le falta un descanso para poder subirse más fácilmente a la caja.

EQUIPAMIENTO
A nivel seguridad, la dotación de la NP300 Frontier (para todas las versiones) se destaca por incluir Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), ayuda al arranque en pendiente, faros antiniebla delanteros y cámara de retroceso. Además, las variantes 4×4 agregan control de descenso. Sin embargo, identificamos varios faltantes en este rubro, como mayor cantidad de airbags (ofrece apenas el doble frontal que exige la ley en Argentina), anclajes Isofix para sillas infantiles, faro antiniebla trasero, quinto apoyacabeza y quinto cinturón inercial de tres puntos de fijación.

En confort y tecnología, incluye climatizador bizona, tapizados de cuero, butacas delanteras calefaccionadas, ingreso con “llave inteligente”, encendido por botón, control de velocidad crucero, sensor de estacionamiento trasero, espejos plegables eléctricamente y volante revestido en cuero. Además, equipo de audio con puerto USB, entrada Auxiliar y conectividad Bluetooth, además de CD-MP3 y controles al volante. De ese modo, el principal faltante de este rubro es el navegador satelital, un ítem habitual en versiones “full” dentro del segmento.

prueba-nissan-np300-frontier-10Motor turbodiésel 2.3 litros de 190 CV: de los más pequeños, pero entre los más potentes.

CONCLUSIÓN
Como cierre de la prueba con la Nissan NP300 Frontier, un resumen de los aspectos a destacar y mejorar que identificamos en el producto, junto a las cifras de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar:

Para destacar

  • Imagen y diseño atractivo
  • Suspensión trasera eje rígido/multibrazo
  • Equilibrio entre dinámica y confort
  • Motorización y prestaciones
  • Despeje y ángulos “off road”
  • Diferencial con bloqueo electrónico
  • Ganchos ajustables de carga (de serie)
  • Protector interno de caja (de serie)
  • Calidad general de terminación
  • Insonorización en ruta

Para mejorar

  • Sólo dos airbags
  • Seguridad en la 5ª plaza
  • Sin anclajes Isofix
  • Sin antiniebla trasero
  • Sin navegador satelital

prestaciones-nissan-np300-frontierDe “0 a 100” en destacables 11 segundos; y de “100 a 0” en aceptables 42 metros.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 173 km/h (en 6ª a 3.800 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 11,0 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 41,9 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 8,8 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 10,9 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 6ª: 13,6 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 96 km/h (4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 35 psi, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 9,7 litros cada 100 km. Autonomía: 824 km.
A 100 km/h: 7,6 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.200 rpm. Autonomía: 1.052 km.
A 130 km/h: 11,6 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.900 rpm. Autonomía: 689 km.
Combustible: diesel Grado 3 (98 RON), según indicación del fabricante.
Tanque: 80 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 35 psi, según manual del vehículo.

prueba-nissan-np300-frontier-11Como es habitual en productos mexicanos, la calidad de terminación es un punto a destacar.

prueba-nissan-np300-frontier-12El principal faltante de confort es el navegador satelital. Además, la pantalla no es táctil…

prueba-nissan-np300-frontier-13Completo y claro instrumental, con display central para la información de la computadora.

prueba-nissan-np300-frontier-14Evaluamos la versión manual de 6 marchas. También hay una automática de 7 velocidades.

prueba-nissan-np300-frontier-15Volante revestido en cuero, con comandos del audio y el control de velocidad crucero.

prueba-nissan-np300-frontier-16Tapizados de cuero; y para el conductor, regulaciones eléctricas. Buena posición de manejo.

prueba-nissan-np300-frontier-17La seguridad del 5° pasajero está descuidada: sin apoyacabeza y sólo cinturón abdominal.

prueba-nissan-np300-frontier-18La NP300 Frontier tiene una gama acotada, que se ampliará cuando sea nacional, en 2018.

Compartir:
CarsMagazine

4 comentarios en “Prueba: Nissan NP300 Frontier – LE 4×4 Manual

  1. Supero mis expectativas excelente,lo que empuja en quinta y sexta es increible,ya veremos el rendimiento a la larga , espero que se asemeje a la Hilux que me salio muy buena.Por ahora super recomendable.

  2. Si Alberto, como toda chata nueva, siempre euro. Tengo una Ranger XLS y hay q cargar euro para evitar problemas. Lo del gasoil común es para las más viejas, q eran las más simples y confiables. Saludos

Responder a Anibal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *