CarsMagazine

Prueba: Mercedes-Benz CLA 200 Automático

mercedes-cla-1
Probamos la versión CLA 200 Automática Urban, que cotiza a 57.900 dólares.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo del Mercedes-Benz CLA en Argentina, llegaste al lugar indicado.

El Mercedes-Benz CLA es un sedán compacto/mediano con diseño de “coupé de 4 puertas”, desarrollado sobre la plataforma del Clase A y el Clase B de la marca alemana, pero con líneas inspiradas en el CLS. El nuevo modelo de la marca alemana se presentó en Argentina en noviembre de 2013, y apenas unas semanas después de su lanzamiento CarsMagazine lo evalúo a fondo para descubrir su propuesta e identificar los aspectos destacables y mejorables.

Fabricado en Hungría, el CLA llega al mercado argentino en una gama de tres versiones. Hay dos opciones de motorización, ambas nafteras turboalimentadas: 1.6 litros de 156 CV y 2.0 litros de 211 caballos. La primera alternativa puede combinarse con una transmisión manual de 6 velocidades o automática de 7 relaciones. Esta última es la única opción disponible para el impulsor más potente. A su vez, hay dos niveles de equipamiento: Urban para el motor 1.6 y Sport para el 2.0.

mercedes-cla-2
El CLA comparte plataforma con el Clase A pero hereda del diseño del CLS…

A fines de noviembre de 2013, la oferta del Mercedes-Benz CLA en Argentina arrancaba en 53.900 dólares con la versión CLA 200 Manual Urban, continuaba en USD 57.900 para la CLA 200 Automática Urban –la evaluada por CarsMagazine en este informe– y terminaba en los 71.900 dólares de la variante tope de gama, la CLA 250 Automática Sport. En cualquier caso, la garantía es de 2 años sin límite de kilometraje.

Por el momento, el CLA no encuentra un rival directo en el mercado argentino, aunque esta situación durará muy poco tiempo: sobre fin de año, más tardar en enero, se concretará el lanzamiento del Audi A3 Sedán, la respuesta de la casa de Ingolstadt para el nuevo modelo de Mercedes-Benz.

A continuación, la balanza con los puntos para destacar y mejorar del Mercedes-Benz CLA, el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine, y el análisis a fondo del producto junto a la conclusión final…

Para destacar

  • Diseño distintivo
  • Motor y transmisión
  • Desempeño dinámico
  • Prestaciones y consumo
  • Coeficiente aerodinámico
  • Dotación de seguridad
  • Posición de manejo

Para mejorar

  • Faltantes de confort
  • Neumáticos “run flat”
  • Habitabilidad trasera
  • Visibilidad posterior
  • Garantía de 2 años

mercedes-cla-3
Aceleración y frenada en el CLA 200, en mediciones propias de CarsMagazine.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima:
230 km/h (dato de fábrica).
Aceleración 0-100 km/h: 8,4 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 37,4 metros.
Recuperación 80-120 km/h en Directa: 6,6 segundos.
Error de velocímetro: a 130 km/h, la velocidad real es 128 km/h (1,5%).
(*) Mediciones de CarsMagazine con instrumental GtechPro.

CONSUMOS (*)
A 100 km/h: 4,9 litros/100 km. Régimen: Dª a 1.900 rpm. Autonomía: 1.020 km.
A 130 km/h: 6,7 litros/100 km. Régimen: Dª a 2.400 rpm. Autonomía: 746 km.
Ciclo urbano: 10,4 litros cada 100 km. Autonomía: 480 km.
Combustible: 95 RON como mínimo, según indicación del fabricante.
Tanque: 50 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

mercedes-cla-4
De frente impone personalidad. El detalle: no hay estrella montada en el capot.

POR FUERA
Si bien técnicamente podría definirse como una versión sedán del Clase A, con el que comparte la plataforma y la distancia entre ejes (2,70 metros), el CLA es un vehículo con identidad propia, inspirada en el CLS y la moda de las (mal llamadas) “coupés de 4 puertas”.

El CLA mide 4,63 metros y así resulta 34 centímetros más largo que el Clase A. Además, es también 4 cm más grande que el Clase C, aunque éste seguramente crecerá en dimensione en su inminente nueva generación. Un detalle particular es que el CLA es hoy el vehículo de producción más aerodinámico del mundo, con un Cx de 0,23. En altura, el CLA acusa 1,43 m, mientas que su ancho llega a 1,77 metros.

Estéticamente, el CLA se distingue por ser el primer sedán de Mercedes-Benz que no exhibe la clásica estrella sobre-elevada en el capot. Caracterizado por una exquisita combinación de superficies cóncavas y convexas, visto de frente expresa su identidad propia, con claras diferencias sobre el Clase A. Otras particularidades de su diseño son las puertas sin marcos y el formato de las ópticas traseras.

mercedes-cla-5
Mide 4,63 m de largo, 34 cm más que el Clase A y 4 cm más que el Clase C.

Asimismo, el sedán compacto/mediano de Mercedes-Benz se diferencia por su línea de techo arqueada, al estilo de una coupé, heredada del CLS y anticipada ya desde el Concept Sytle Coupé presentado en 2012, que dio origen al vehículo de producción exhibido por primera vez en el Salón de Detroit de 2013.

Desde nuestra visión, creemos que el CLA propone uno de los diseños más originales y atractivos de los últimos tiempos en la industria automotriz. Si ya impacta desde una fotografía, más aún cuando se lo aprecia en persona y se descubren e interpretan in situ cada una de sus armónicas líneas.

La versión que evaluamos, CLA 200 Urban, está equipada con llantas de aleación de 17 pulgadas en diseño de cinco rayos y neumáticos Dunlop SP, versión Sport Fast Response en medida 225/45 R17. El detalle es que se trata de cubiertas tipo Run Flat, aquellas que tras un pinchazo permiten seguir circulando por aproximadamente 100 kilómetros a una velocidad máxima de 80 km/h. Sin duda, no es lo ideal para el estado de las rutas y las largas distancias de nuestro país, donde lo que debería imponerse son rodados convencionales y auxilios homogéneos.

mercedes-cla-6
El CLA es el vehículo de producción más aerodinámico del mundo: Cx 0,23.

POR DENTRO
Si bien no llega al nivel de excelencia que proponen los modelos más exclusivos de Mercedes-Benz, como los Clase E o Clase S, en el CLA la calidad de materiales y terminaciones indican claramente que estamos ante un vehículo Premium. En este caso puntual, nos encontramos con inyectados suaves al tacto hasta en la parte baja de las contrapuertas, a la altura de los espacios portaobjetos, lo que marca un elevado nivel de sofisticación.

El CLA propone un instrumental de estilo deportivo, con cuatro indicadores analógicos de escala clara y generosa para velocímetro, cuentavueltas, temperatura del motor y nivel de combustible. Además, se complementa con un impecable display digital central que, entre otras funciones, también incluye un velocímetro digital. En las versiones Urban, el CLA incorpora una pantalla de 5,8 pulgadas en la parte superior de la consola central para visualizar las principales funciones del vehículo. No es táctil, tampoco puede rebatirse y se opera desde una “ruedita” ubicada entre las butacas, donde iría la palanca de cambios…

Otra de las peculiaridades de las versiones automáticas del CLA es que el selector de velocidades está ubicado, en forma de “brazo”, sobre la columna de dirección, donde habitualmente se encuentra el comando del limpiaparabrisas (que en este caso está sobre la izquierda). Este es uno de los aspectos diferenciales que el conductor notará desde el primer instante en que se siente al volante del CLA.

mercedes-cla-7
Puertas sin marco y techo arqueado. Complejo ingreso a las plazas traseras.

La posición de conducción es impecable
, con una butaca de acertada combinación en tela y símil cuero de muy buena sujeción lateral y diseño deportivo e integral (respaldo y apoyazacabeza forman una única pieza, al igual que en el caso del acompañante y las plazas traseras laterales). Lo que le faltaría, sin embargo, es regulación lumbar. El volante, revestido en cuero micro-perforado, propone un excelente grip y potencia el placer de conducción. Desde luego, la butaca se regula en altura y la columna de dirección, en altura y en profundidad. Además, un prolijo apoyapié ayuda a “calzarse” el automóvil para “sentir” cada deslazamiento.

La visibilidad es un punto ciertamente crítico en el CLA. Como ya apuntamos en otros análisis, es habitual que la originalidad del diseño exterior atente contra la funcionalidad puertas adentro en este ítem particular. Aquí nos topamos con una caída del techo tan pronunciada que deja a la luneta excesivamente inclinada, lo que reduce el campo visual. Para colmo, los apoyacabezas traseros laterales, al estar integrados a las butacas, no pueden retraerse cuando no se utilizan (sí en cambio en la plaza central).

mercedes-cla-8
Calidad Premium y estilo deportivo reinan en el habitáculo del CLA 200 Urban.

La habitabilidad trasera del CLA está claramente concebida para dos pasajeros
y, ocasionalmente, un quinto tripulante. El diseño de las butacas lo deja en evidencia a simple vista, con asientos laterales bien definidos, que proponen óptima sujeción, y una quinta plaza que sólo se “intuye” al detectar el tercer cinturón y apoyacabeza. Volviendo a las plazas laterales, el espacio es justo en altura para la cabeza: alguien de más de 1,72 m ya rozará el techo.

Por su parte, el baúl propone una capacidad de 470 litros, totalmente aprovechables, ya que no se trata de una medición de “litros de agua” sino mediante la norma VDA. Es, sin duda, un espacio de carga más que correcto para el equipaje de cuatro pasajeros. Además, los respaldos traseros pueden rebatirse en proporción 40/60 y la boca de carga es de buen tamaño. La presentación general está a tono con un vehículo Premium.

mercedes-cla-9
Impecable posición de conducción, con butaca deportiva de “mix” tela-cuero.

AL VOLANTE
El CLA Urban propone una motorización naftera turboalimentada de 1.6 litros y 156 caballos, lo que a su vez implica el primer impulsor transversal en un sedán de Mercedes-Benz. Se trata de un motor de 4 cilindros, 16 válvulas e inyección directa que entrega su potencia máxima a 5.300 rpm. Pero lo más importante, como siempre, son los valores de torque, el momento de mayor “empuje”. En este caso, dispone de 250 Nm desde apenas 1.250 rpm, es decir, a bajísimo régimen, y en forma constante hasta 4.000 rpm.

Traducido, estamos ante un motor sumamente elástico, que empuja con decisión “desde abajo”, que también se sostiene a medio régimen y que sigue “tirando” en “alta”. Todo esto, desde luego, lo logra en sociedad con la fantástica transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades que Mercedes-Benz denomina 7G-DCT, tan suave como veloz en su pasaje de marchas. El “corte” se produce a 6.300 rpm.

Para un estilo de conducción más deportivo, la caja 7G-DCT incluye prácticas levas insertadas en el propio volante, que acompañan el movimiento en las curvas. Además, se puede elegir entre dos modos de funcionamiento: Eco, que prioriza el bajo consumo de combustible, y Sport, que estira los pasajes de marchas y entrega una respuesta más enérgica del acelerador.

mercedes-cla-10
Instrumental claro y de generosa escala, que incluye medidor de temperatura.

En el cuadro específico al comienzo del artículo ya detallamos las prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine sobre el CLA 200 Urban. Pero volvemos a remarcar su aceleración de “0 a 100” en 8,4 segundos (obtuvimos 1/10 menos que lo declarado en la ficha técnica oficial) y una destacada distancia de frenado de “100 a 0” en 37,4 metros.

La motorización del CLA es cumplidora de la norma anticontaminación Euro VI, que recién regirá en Europa en 2014, por lo que se impone la utilización de combustible de Grado 3 (el manual indica 95 RON como mínimo). También hay que remarcar que el CLA está equipado, de serie, con el sistema automático de parada y arranque del motor para reducir el consumo en ámbito urbano.

La dirección del CLA cuenta con asistencia eléctrica variable en función de la velocidad, lo que genera una respuesta rápida y directa en la ruta, pero muy suave en maniobras a baja marcha. Además, la dirección dispone de una serie de funciones asociadas al ESP, como la compensación de tendencia a la sobrevirancia, a los efectos del viento y a la inclinación de la calzada, y también la corrección en caso de frenadas sobre superficies desparejas.

mercedes-cla-11
Volante en cuero micro-perforado: impecable grip y gran placer de conducción.

Con suspensión trasera independiente (multibrazo), neumáticos de reducido perfil y un bajo centro de gravedad, no es difícil imaginar que el desempeño dinámico del CLA es también un punto elogiable. Dobla muy bien apoyado, con pocas inclinaciones, y responde rápidamente a los cambios de dirección en virajes de todo tipo. Y ante cualquier desliz, el ESP estará siempre atento para corregir la trayectoria. Recordemos que estamos también ante el primer sedán de Mercedes-Benz de tracción delantera, toda una novedad para la marca.

Por su parte, el desempeño en ciudad es correcto, aunque tal vez por el tipo de neumáticos no logra filtrar plenamente ciertas irregularidades en calles empedradas o asfaltos desparejos. Por otro lado, si bien no fue algo alarmante, en alguna ocasión el despeje delantero no fue suficiente para evitar roces en cunetas o rampas de garajes.

mercedes-cla-12
Así es el selector de velocidades en la versión automática 7G-DTC del CLA.

EQUIPAMIENTO
Como es de esperar en un vehículo de este segmento, el nivel de seguridad es completísimo. En este caso, el CLA 200 Urban dispone, de serie, de frenos con ABS; controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESP); siete airbags, entre frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor; anclajes Isofix para sillas de niños y asistente al arranque en pendiente. Otros destacados son el sistema que monitorea el cansancio del conductor, el medidor de presión de neumáticos y los faros de Bi-xenón.

El Mercedes-Benz CLA obtuvo 5 estrellas, la máxima calificación posible, en las pruebas de choque del Euro NCAP y registró, además, uno de los mayores índices de protección promedio entre pasajeros (adultos y niños) y peatones, lo que lo coloca en la elite de los vehículos con mejor nivel de seguridad del mundo.

mercedes-cla-13
La habitabilidad trasera es mejorable y la quinta plaza resulta casi simbólica…

En confort, en cambio, detectamos que por tratarse de un vehículo Premium (y por su precio) presenta algunos faltantes de consideración, como un sistema de navegación satelital, que sí incluye la versión Sport de USD 71.900. Y lo mismo ocurre en el caso del techo corredizo. Pero hay más, porque tampoco dispone de cámara de retroceso, sistema de ingreso y arranque “sin llave” o espejo interior de oscurecimiento automático, dispositivos que ya ofrecen vehículos de marcas generalistas de producción regional.

Al margen de esas ausencias, lo más destacado que el CLA Urban propone en confort es el sistema de estacionamiento asistido, que realiza la maniobra en forma autónoma (el conductor sólo acelera y frena pero no toca el volante). Además, dispone de climatizador bizona, control de velocidad crucero, espejos exteriores calefaccionados y sistema de audio con puerto USB, entrada Auxiliar y conectividad Bluetooth, entre otros.

mercedes-cla-14
El baúl ofrece 470 litros, una capacidad más que respetable para una familia.

CONCLUSIONES | TEST DRIVE MERCEDES-BENZ CLA

El Mercedes-Benz CLA seduce a primera vista con la originalidad de su diseño. Puertas adentro también atrapa al conductor con su impecable posición de conducción y las sensaciones que, ya una vez en marcha, generan el conjunto motor/caja y el desempeño dinámico, incluso en esta versión Urban que no incluye el tren de rodaje deportivo que sí equipa a la variante Sport. Todo esto, desde luego, con niveles de seguridad propios de un vehículo Premium.

Más allá de aspectos criticables como los neumáticos Run Flat, la habitabilidad trasera o una garantía que bien podría ser de tres años (a esta altura, 24 meses parece poco), el principal interrogante que nos planteamos ante el CLA Automático Urban es la relación precio-producto, ya que abonar 57.900 dólares por un automóvil con importantes faltantes de confort (el GPS tal vez sea el más crítico) obliga a pensar dos veces la ecuación. Además, el CLA se “cruza” en precio con las versiones más accesibles del Clase C (desde USD 51.900).

En cualquier caso, quien decida comprar un CLA probablemente se esté dejando llevar por un impulso, una emoción. Un profundo deseo que, en definitiva, también lo estará convirtiendo –racionalmente– en dueño de un Mercedes-Benz, una marca que es garantía de calidad, también de estatus, y que implica, a su vez, un resguardo de capital, con promesa de buen valor de reventa. Y todo eso, desde luego, también tiene su precio.

mercedes-cla-15
Esperábamos un amortiguador, pero el capot se sostiene con una varilla…

Compartir:
CarsMagazine

Un comentario en “Prueba: Mercedes-Benz CLA 200 Automático

  1. Muy buena prueba Martín. Coincido totalmente en que no cierra mucho su relación precio-producto. Y no tanto con el Clase C actual que está a punto de ser reemplazado. Personalmente en caso de disponer de ese dinero optaría por un BMW 320i.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *