CarsMagazine

Prueba: Jeep Renegade – Sport Plus 1.8 4×2 Manual

Evaluamos al primer SUV compacto de la marca ícono del “off road”, que ya está en Argentina. Al volante de la versión intermedia, qué ofrece y qué le falta por $450.000.

prueba-jeep-renegade-argentina-1Es cierto, probamos la versión 4×2, pero… ¿cómo no hacer una foto así con un Jeep?

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo del Jeep Renegade en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos en detalle al primer SUV compacto de la marca estadounidense, identificando sus aspectos destacables y mejorables. Además, te brindaremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

Tené en cuenta que la versión que evaluamos fue la Sport Plus, con motorización naftera 1.8 de 130 CV, tracción 4×2 y caja manual de 5 velocidades. Es la variante posicionada como escalón intermedio de la gama y cuyo precio vigente a abril de 2016 (fecha de lanzamiento en Argentina) era de $450.500. La oferta del Renegade comienza con la versión Sport, con la misma configuración mecánica y de tracción, pero con menor equipamiento, a $418.950. A partir de mayo, se agregará en lo más alto de la gama la variante Longitude, con motorización naftera 2.4 de 187 CV, tracción 4×4 y caja automática de 9 velocidades, posicionada en $640.000. Para todas las versiones, la garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

prueba-jeep-renegade-argentina-2Con suspensión trasera multibrazo y ESP, entrega un correcto desempeño dinámico.

El Renegade es el primer SUV de tamaño compacto de Jeep y el primer modelo de la marca de concepción global, a tal punto que será el primero que no se fabricará en los Estados Unidos. Actualmente, los polos de producción están en Italia y Brasil, en este último caso en la planta de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) de Goiana (ver más aquí), en el estado de Pernambuco, desde donde arriba a la Argentina. En el corto plazo, el Renegade también comenzará a fabricarse en China. Diseñado en los Estados Unidos, se trata de un producto concebido para comercializarse en más de 100 mercados alrededor del mundo. El Renegade está basado en la misma plataforma que utilizan el Fiat 500X y la Fiat Toro, en una clara muestra de la sinergia industrial entre Fiat y Chrysler que dio origen a FCA desde enero de 2014.

En Argentina, el Renegade se posicionará en la franja más alta del segmento de los SUV compactos, donde tendrá como rivales a las versiones más equipadas de Ford EcoSport, Renault Duster y Chevrolet Tracker; y también al Honda HR-V y Peugeot 2008, estos últimos técnicamente segmentados como “crossovers”. Y desde luego, a varios otros modelos que, en el corto y mediano plazo, ampliarán en nuestro mercado al segmento que más ha crecido en el último tiempo: Hyundai Creta, Nissan Kicks y Renault Kaptur, entre varios otros.

Hecha la introducción, a continuación te brindaremos nuestro análisis con todo lo que tenés que saber del Jeep Renegade en Argentina

Para destacar

  • Equipamiento de seguridad
  • Calificación 5 estrellas de Latin NCAP
  • Calidad general y terminación interior
  • Diseño atractivo y distintivo
  • Comportamiento dinámico
  • Habitabilidad trasera
  • Confort de marcha
  • Auxilio homogéneo

Para mejorar

  • Prestaciones y elasticidad
  • Algunos faltantes de confort
  • Baúl de capacidad limitada
  • Pantalla multimedia pequeña

prestaciones-jeep-renegadeDe “0 a 100” en discretos 12,3 segundos y de “100 a 0” en aceptables 40,6 metros.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 175 km/h (en 5ª a 5.100 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 12,3 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 40,6 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 13,9 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 23,2 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 93 km/h (7%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 10,9 litros cada 100 km. Autonomía: 550 km.
A 100 km/h: 7,9 litros/100 km. Régimen: 5ª a 2.900 rpm. Autonomía: 759 km.
A 130 km/h: 11,7 litros/100 km. Régimen: 5ª a 3.750 rpm. Autonomía: 512 km.
Combustible: nafta de 95 RON como mínimo (Grado 2), según indicación del fabricante.
Tanque: 60 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi, según manual del vehículo.

prueba-jeep-renegade-argentina-3El Renegade mide 4,23 m de largo. Como parámetro, es 1 cm más corto que la EcoSport.

POR FUERA
Como apuntamos, el Renegade representa el desembarco de Jeep entre los SUV compactos. Posicionado por debajo del Compass y el Patriot (que en breve serán reemplazados por un nuevo y único modelo), es muy parecido en dimensiones a una Ford EcoSport: mide 4,23 metros de largo, apenas 1 cm menos –considerando el auxilio exterior– que el líder en ventas y pionero de este segmento. La distancia entre ejes del Renegade es de 2,57 metros (5 cm más que la EcoSport). A su vez, el ancho llega a 1,79 m y la altura, a 1,66 metros. El despeje mínimo al suelo del Renegade (versión Sport) es de 20,7 cm, un aspecto donde supera a la EcoSport por 0,7 cm. En tanto, los ángulos del Jeep son de 18° en entrada, 30° en salida y 21° en ventral. El coeficiente aerodinámico, producto del formato de la carrocería, resulta bastante elevado, con 0,35 Cx.

Ya en términos de diseño, el Renegade podría prescindir de la inscripción “Jeep” en el extremo del capot: las clásicas siete barras verticales dejan en claro que se trata de un producto de la marca ícono del “off road”. Un rasgo que por supuesto se complementa con los también característicos faros redondos, donde funcionan las luces altas y bajas en una misma lámpara. Por debajo, ya en el paragolpes, se ubican las luces diurnas y bajo éstas, los faros antiniebla.

prueba-jeep-renegade-argentina-4Aunque calza neumáticos 100% para asfalto, el despeje invita a meterlo en la tierra.

En la vista lateral, el Renegade propone un formato al estilo Jeep, con líneas rectas, cortes abruptos y escasas curvaturas. En detalle, se destaca el parabrisas con poca inclinación, los pasarruedas de formato cuadrado, la línea de cintura elevada y el pilar trasero de grandes proporciones. En esta versión, las llantas son de aleación de 16 pulgadas, de cinco rayos y en diseño bitono. Tanto los espejos (con luz de giro incorporada) como las manijas de puertas se presentan en plástico negro, en combinación con las protecciones que recorren por completo la parte baja de la carrocería. Sobre las puertas delanteras se destaca el aplique con la alusión al nombre del modelo, que curiosamente no se colocó en la parte trasera. Sobre todo de perfil, el Renegade se percibe bien plantado y de aspecto sólido; e incluso, hasta parecería ser más grande de lo que indica el centímetro.

Desde atrás, el toque distintivo está en el diseño de los faros, que simulan la “X” de los bidones de nafta del legendario Willys, el vehículo de uso militar surgido en 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, y que en 1950 dio origen al nacimiento oficial de la marca Jeep. Sobre el paragolpes, hacia los extremos, se ubican por un lado la luz de reversa y por otro, el antiniebla trasero. Sobre la luneta, como es habitual, el diseño remata con un spoiler con luz de stop incorporada.

La unidad que Jeep Argentina nos cedió para esta prueba estaba calzada sobre neumáticos Bridgestone Dueler HT, diseñados para utilización sobre pavimento, en medida 215/65 R16. La rueda de auxilio, si bien estaba montada sobre una llanta de chapa, respetaba la medida y especificaciones de las “titulares”, por lo que resulta del tipo homogénea, sin que se vea afectado el desempeño dinámico del vehículo en caso de ser utilizada. Sin duda, un punto para destacar en los tiempos que corren.

prueba-jeep-renegade-argentina-5No hace falta que diga “Jeep” en la trompa. Las 7 barras verticales lo certifican a la distancia.

POR DENTRO
Ya en el interior, el Renegade se destaca por su calidad general. Los materiales, los encastres, las terminaciones y el funcionamiento y tacto de los comandos posicionan a este producto en lo más alto de su segmento. A juicio de CarsMagazine.com.ar, se ubica a la par de la Honda HR-V, hasta ahora de lo mejor en esta franja del mercado, y claramente por encima de lo que proponen productos como EcoSport o Duster. En detalle, se destacan el material inyectado suave al tacto en la parte alta de la plancha de abordo, y los apliques en tonalidad gris en salidas de ventilación, volante, palanca de cambios y parlantes, entre otros. Otra particularidad del Renegade es que propone varios detalles decorativos que remiten a la historia de la marca y al espíritu de aventura, o directamente al Willys.

El instrumental es completo e incluye el siempre valorado indicador de temperatura de agua del motor, que al igual que el medidor de combustible es digital, pero de escala generosa. Lo mismo ocurre con el cuentavueltas y el velocímetro, aunque este último marca hasta exagerados 240 km/h, por lo que su escala podría ser incluso mejor. Además, detectamos un exagerado margen de error, que a 100 km/h reales llega al 7% (lo habitual es de 3 a 5 por ciento). En la parte central, un display muestra la información de la computadora de abordo, que permite mediciones diferenciadas (“trip A” y “trip B”), y que también contempla velocímetro digital.

prueba-jeep-renegade-argentina-6El diseño de las ópticas traseras simula la “X” del bidón de nafta del legendario Willys.

La posición de manejo nos pareció buena, con una butaca de correcta sujeción lateral considerando el perfil del vehículo. Lógicamente, de naturaleza elevada, al estilo SUV. Lo que nos hubiese gustado encontrar es ajuste lumbar, un ítem que sí ofrece la EcoSport en versiones “full”. Los tapizados son de tela y muestran la palabra “Jeep” en varios sectores, aunque esto se aprecia de distinta forma dependiendo del ángulo de visión. El volante, que se regula en altura y en profundidad, está revestido en cuero (sólo versión Sport Plus) e incluye comandos para el audio, la computadora de abordo, la telefonía y el control de velocidad crucero. El puesto de conducción se complementa con un generoso apoyapié, que en CarsMagazine.com.ar siempre valoramos porque entendemos que ayuda a “calzarse” mejor el vehículo, y así percibir cada detalle del desempeño.

La visibilidad, como era de esperar, resulta bastante compleja en dirección 3/4 hacia atrás, producto del voluminoso pilar trasero (en esa instancia, se valora la cámara de retroceso). En tanto, por la luneta también se complica parcialmente porque los apoyacabezas traseros, cuando no se utilizan, no pueden ocultarse sobre el respaldo. En cambio, no hay mayores problemas de visión en 3/4 hacia adelante ni a través de los espejos exteriores, de buen tamaño.

prueba-jeep-renegade-argentina-7Destacable calidad interior que lo posiciona al tope del segmento, al nivel de Honda HR-V.

Un punto fuerte del Renegade es la habitabilidad en las plazas traseras, donde resulta amplio no sólo el espacio para las piernas, sino también la altura al techo. Así, pasajeros de hasta 1,90 metros podrán viajar cómodamente sentados sin que les roce la cabeza. La quinta plaza lógicamente es reducida, y además allí el cojín y el respaldo son más rígidos e incómodos. Además, el espacio para las piernas se reduce por el (en esta versión) falso túnel de transmisión.

En cuanto a la capacidad del baúl, hay información contradictoria respecto del volumen de carga. Jeep Argentina declara que son 260 litros. A la vista, el espacio parece bastante más amplio. Y de hecho, en Europa se señala que el baúl del Renegade tiene 351 litros (aunque allá se vende sin auxilio y en su lugar, con kit de reparación). En cualquier caso, en CarsMagazine.com.ar creemos que el tamaño del baúl del Renegade resulta bastante similar al de la Ecosport, que tiene un volumen declarado de 362 litros. Desde luego, la capacidad puede ampliarse rebatiendo los asientos en proporción 1/3 y 2/3, para llegar hasta 1.297 litros. El baúl en sí se presenta muy prolijo –a tono con la calidad general que mencionamos–, con piso bien rígido y alfombrado, dos luces de cortesía, dos espacios portaobjetos laterales y ganchos para red de sujeción de equipaje, entre otros.

prueba-jeep-renegade-argentina-8Pantalla táctil pequeña, de 5”, pero con GPS. “Desde 1941”, reza el guiño a la historia…

AL VOLANTE
Las versiones Sport y Sport Plus, de tracción 4×2, están equipadas con el motor naftero de origen Fiat denominado E-torQ Evo, de 1.8 litros y 130 CV a 6.250 rpm. Se trata de un impulsor de 4 cilindros y 16 válvulas, comandado por cadena (no requiere recambio ni mantenimiento), que genera un torque de 182 Nm a 3.750 rpm. Como se aprecia, el momento de entrega del par motor máximo está a un régimen bastante elevado, por lo que recién ahí se percibe el empuje. Por debajo de esa franja, entre 2.000 y hasta cerca de las 3.500 rpm, la respuesta del E-torQ Evo, al menos montado en el Renegade, resulta moderada, lo que se traduce en poca agilidad en el tránsito urbano y prestaciones discretas. Tal vez con una caja de seis velocidades, de escalonamiento más corto, la respuesta sería distinta.

Por todo aquello, y también por el elevado coeficiente aerodinámico y el peso del vehículo (1.391 kg en orden de marcha), la elasticidad no es un aspecto a destacar: para recuperar de 80 a 120 km/h en 4ª marcha demora casi 14 segundos; y en 5ª velocidad, más de 23 segundos. Del mismo modo, la aceleración de “0 a 100” nos demandó discretos 12,3 segundos (desconectando el control de tracción); y la velocidad máxima se “clavó” en 175 km/h, en 5ª marcha a 5.100 rpm. Imaginamos que estas cifras y la respuesta del Renegade seguramente serán distintas en la versión Longitude, que como mencionamos monta un impulsor naftero de 2.4 litros y 187 CV, con caja automática de 9 velocidades (no hay otra de tantas relaciones hoy en el mercado local). En otro orden, la prueba de frenado de “100 a 0” implicó 40,6 metros, una cifra aceptable aunque la intuíamos mejor considerando que tiene frenos a disco en las cuatro ruedas.

prueba-jeep-renegade-argentina-9Instrumental completo, de buenas escalas, pero con amplio margen de error en velocímetro.

En consumos, en ámbito urbano nuestro promedio orilló los 11 litros cada 100 kilómetros, siempre con tránsito fluido y conduciendo con suavidad. En la ruta, a 100 km/h reales (en 5ª a 2.900 rpm), demanda en torno a 8 litros/100 km. Esta cifra se elevó considerablemente durante nuestras pruebas al incrementar el ritmo a 130 km/h: allí el motor gira a 3.750 rpm y el consumo crece a casi 12 litros cada 100 kilómetros. De nuevo, insistimos, el Cx no ayuda al Renegade en esta instancia.

Donde sí se luce el SUV compacto de Jeep es en términos de equilibrio dinámico. Con suspensión trasera multibrazo de serie, incluso en estas versiones 4×2, y un sistema electrónico de mitigación de rolido, su desempeño en curvas es más que satisfactorio, con pocas inclinaciones de carrocería (la dirección es eléctrica, de asistencia acorde a cada instancia de conducción). Además, el Renegade cuenta, de serie, con el invalorable respaldo del ESP, que actúa si detecta una pérdida de trayectoria, corrigiéndola de inmediato. A todo esto, el confort de marcha también resulta destacable, ya que la mencionada suspensión multilink y los neumáticos de perfil “65” contribuyen a filtrar irregularidades y caminos desparejos (ante imprevistos, dispone de una protección bajo-motor). En otro orden, la insonorización está bien lograda, producto de hasta tres burletes en la zona de las puertas y otros paneles aislantes, aunque entendemos que en este aspecto no llega al nivel de la HR-V, a nuestro juicio la referencia en este ítem.

prueba-jeep-renegade-argentina-10Volante revestido en cuero con comandos para audio, telefonía, computadora y crucero.

EQUIPAMIENTO
Otro aspecto donde el Renegade pisa muy fuerte es en seguridad. Por empezar, se destaca en términos de resistencia estructural y protección de pasajeros, tal cual lo confirma la calificación de 5 estrellas (máximo posible) que le otorgó Latin NCAP, tanto para adultos como para niños. A lo mencionado, el Renegade agrega, de serie, el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP) junto al control de tracción, de mitigación de rolido y de balanceo de tráiler; y asistencia al arranque en pendientes. Además, anclajes Isofix para sillas infantiles, faros antiniebla delanteros y trasero, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntos de fijación, y frenos a disco en las cuatro ruedas con asistencia en urgencia (BAS).

A todo lo anterior, esta versión Sport Plus adiciona airbags laterales, de cortina para ambas filas de asientos y de rodilla para el conductor, totalizando siete bolsas de aire (lógicamente, incluye doble airbag frontal). Y también, cámara de estacionamiento, un ítem que a priori parecería de confort pero que cumple también una función de seguridad, ya que permite evitar accidentes con peatones, en especial con niños. En definitiva, una dotación que posiciona al Renegade claramente entre los más seguros de su segmento, y donde sólo se nos ocurriría demandar la inclusión de faros de Xenón para esta versión Sport Plus.

prueba-jeep-renegade-argentina-11Las prestaciones resultan modestas con el motor 1.8 E-torQ Evo, de origen Fiat, de 130 CV.

En confort, la versión Sport Plus se diferencia sobre la Sport por incorporar una pantalla táctil de 5 pulgadas con navegador satelital (cartografía de TomTom). En Brasil, el Renegade ofrece opciones de pantallas más grandes, por ejemplo de 6,5 pulgadas, que sería bienvenida aquí también para una mejor visualización de las funciones del sistema multimedia, denominado UConnect. Por lo demás, ya desde el nivel Sport la dotación contempla sensor de estacionamiento trasero, equipo de audio con conectividad Bluetooth, puerto USB, entrada auxiliar y reconocimiento por voz (ya sin reproductor de CD, a tono con los tiempos actuales); control de velocidad crucero con limitador, freno de estacionamiento eléctrico, y alzacristales eléctricos con función “one touch” en las cuatro ventanillas, tanto ascendente como descendente (algo en lo que Fiat suele destacarse y que se ha trasladado al Renegade).

¿Qué faltantes identificamos? Hay algunos ítems que bien podría incorporar esta versión Sport Plus, como espejo retrovisor de oscurecimiento automático (electrocrómico), ingreso “sin llave” y encendido por botón, climatizador automático, tapizados de cuero, y sensores de luz y lluvia; todos ítems que, por ejemplo, sí ofrece la EcoSport en su versión 2.0 Titanium. En la lista de ausencias no faltará quien también agregue el techo solar, un elemento que el Renegade sí ofrece en Brasil, incluso con distintos tamaños y configuraciones.

prueba-jeep-renegade-argentina-12Caja de 5 marchas, con selector de largos recorridos; y freno de estacionamiento eléctrico.

CONCLUSIÓN
El Renegade se presenta como un producto de elevada calidad percibida dentro del segmento donde se inserta, y con un nivel de seguridad que prácticamente no deja margen de mejora, sobre todo a partir de esta versión Sport Plus con siete airbags. Equilibrio dinámico y confort de marcha son otras fortalezas de este primer SUV compacto en la historia de Jeep, que marcará un antes y un después para la marca a nivel mundial, en la región y en el mercado argentino.

Algunas ausencias puntuales en confort frente a lo que ofrecen ciertos rivales, y prestaciones discretas con la motorización 1.8 de origen Fiat, son sin duda los dos puntos más débiles del Renegade, al menos en sus versiones de entrada de gama, Sport y Sport Plus. Probablemente –lo comprobaremos cuando la probemos– no ocurra esto en la Longitude 2.4, al tope de la oferta, aunque lógicamente a un valor sensiblemente superior.

En cualquier caso, Jeep está desembarcando por primera vez en el segmento más pujante de los SUV, asumiendo que muchos clientes se verán seducidos por la imagen que transmite la marca ícono del “off road” a nivel mundial. Aquellos que siempre soñaron con subirse a un Jeep y no encontraban un producto acorde a sus posibilidades, ahora tendrán ante sí una opción de producción regional bastante más asequible.

Como siempre, el mercado tendrá la última palabra y recién con el correr de los próximos meses se verá hasta dónde llega la aceptación del público. Por lo pronto, desde la competencia no se desentienden de este nuevo competidor, al que observan con sumo respeto. Y eso, para empezar, es una muy buena señal para el Jeep Renegade.

prueba-jeep-renegade-argentina-13Correcta posición de manejo, aunque le faltaría regulación lumbar. Los tapizados son de tela.

prueba-jeep-renegade-argentina-14Jeep Argentina declara 260 litros de baúl. En Europa hablan de 351 litros. ¿Qué es lo correcto?

prueba-jeep-renegade-argentina-15Gran habitabilidad trasera y muy buena altura. Pasajeros de 1,90 m no rozarán el techo.

prueba-jeep-renegade-argentina-16Atención EcoSport & Cia.: el Renegade será un jugador muy fuerte entre los SUV compactos.

Compartir:
CarsMagazine

20 comentarios en “Prueba: Jeep Renegade – Sport Plus 1.8 4×2 Manual

  1. marcos antonio guerrero 23/10/2017 a las 22:06 - Responder

    tengo la.sport plus 2017…..se puede hacer que solo prendan los faros antinieblas sin las luces bajas???

  2. hola, tengo una duda, este jeep en la version Longitude trae los espejos exteriores rebatribles ?? y si los trae, de donde se accionan por que he visto uno y no me supieron explicar …. gracias

  3. Hola, tengo dudas de la velocidad final de la Jeep. En ruta cargada con 4 personas cómodamente puedo viajar a 140 KM ph. tiene resto?

    • Marcelo,
      Considerando la máxima alcanzada en el test drive, de 175 km/h, deberías poder viajar a esa velocidad que mencionás.
      Lógicamente, no esperes grandes reacciones: como mencionamos en el test drive, con este conjunto de caja y motor la elasticidad es un punto muy mejorable en el Renegade.
      Saludos,

  4. Buenas tardes…primero que todo queria decir que muy completo el informe volcado en esta pagina…y tambien queria preguntar por el consuno de combustible real en ciudad del jeep renegade…puede ser que sea lo que se denomina un auto gastador…es decir un litro cada 8 km?…desde ya muchas gracias.saludos

  5. Hola. Te quería preguntar por el rodado. Se le pueden poner a esas mismas llantas de 16 las goma de la toro. Que son de un talon un poco mas alto. Le afecta la marcha? Tengo entendido que en Brasil, vienen con llantas de hasta 18.

  6. Excelente la nota!! Una consulta, tengo un Renegade y estoy teniendo una dificultad con el one-touch de los vidrios. Si la ventanilla, cualquiera de las 4, está un poco baja, si uno quiere subirla (ej.: se te acerca una persona en un semáforo), al activar el mando para subirla en modo one touch, la misma se baja completamente y, recién ahí, podés subirla toda con one touch. Notaron esto en la unidad de prueba? Es la primera vez que me pasa en un auto con one touch. Muchas gracias. Saludos

    • Diego,
      Sinceramente no recuerdo que me haya pasado lo que mencionás con el alzacristal.
      Es cierto también que probé una unidad 0 km, donde no debería jamás ocurrir algo así (ni tampoco en tu caso, desde luego).
      Te sugiero que consultes en el concesionario o con otros usuarios de unidades ya usadas.
      Gracias y saludos!

  7. Hola! Estoy evaluando comprar una Jeep Renegade pero tengo dudas respecto a que tan aerodinamica es…Yo vivo en Rio Gallegos y aca el viento es casi diario.Quiero saber si es un vehiculo estable y seguro y si va a resistir vientos de 70 o 90km x hora.-

    • Pilar,
      Lamentablemente no tuvimos oportunidad de probar el Renegade bajo esas circunstancias climáticas. El auto es seguro y estable, tiene ESP y una dinámica lógica para un SUV.
      No es precisamente un vehículo aerodinámico y los vientos laterales podrían afectarlo, pero no podemos darte una precisión desde una experiencia de manejo real en dichas circunstancias. Tratá de conectarte con usuarios del modelo en tu zona, de ser posible.
      Saludos!

  8. Yo lo probe y la aceleracion es pauperrrima no se tira ni solo.
    El consumo en ciudad marcaba 5 km por litro alticimo.
    En conclucion un CATANGO.

    • Sergio,
      Desde Jeep Argentina se analiza la posibilidad de sumar la motorización turbodiésel 2.0 de 170 caballos (junto a la caja automática de 9 velocidades), pero no hay nada confirmado por el momento. Habrá que esperar un poco más para saber cómo evoluciona la gama.
      Saludos!

  9. Acabo de comprar una Renegade.
    La verdad es que tanto la HR-V como la Renegade están en el tope de calidad y prestaciones en este segmento, al menos hasta ahora. La gran duda me la generaba el impulsor que mueve al Renegade, tecnológicamente inferior al Honda, pero la robustez de Jeep es mucho mas valorable en lugares como donde vivo, donde el tren delantero sufre mucho.
    Pero la verdad es que estuve esperando la HR-V por 7 meses yendo y viniendo al concesionario. En el medio hubo cambio de gobierno, devaluación y hasta cambio de configuración del modelo de la marca japonesa, que entrega unidades a cuenta gotas. Durante la preventa del modelo Jeep, me anote, me llamaron antes del mes y ya la tengo.
    Si Honda quiere ser competitiva frente a la Renegade va a tener que mejorar exponencialmente su política de ventas y atención al cliente para estar a la altura de, hoy, su competidor mas serio.

    • Eduardo, de que parte o zona sos..?? vivo en zona “petrolera” y los caminos son dificiles y de tierra la mayoria. Analizo comprarme uno.. se la banca..?? y el consumo en ruta, tan alto es como dicen algunos..salu2s

  10. Muy buena prueba Martín.
    Personalmente tengo que reconocer que este Renegade me parece, desde el punto de vista de las sensaciones que me trasmite al verlo (externa e internamente), el vehículo más atractivo de este segmento.
    Pero cuando pongo la razón por delante, me quedo con la Honda HRV, que responde mucho más a las necesidades del usuario promedio en agilidad, calidad y espacio interior (aunque el Jeep en estas dos cosas es bueno también) y capacidad de baúl (430 dm3 VDA con espacio para auxilio homogéneo). Y todo eso considerando que en seguridad es similar al Renegade. Solo le faltaría tener opciones de caja manual, al menos en las versiones LX y EX. Y cuando vuelvo a poner nuevamente la razón por delante, me bajo definitivamente del segmento de SUVs, y voy a un Sedán o Hatchback del seg. C, según necesite más o menos espacio trasero y capacidad de baúl.

    Por último, respecto a la duda en la capacidad de baúl del Renegade, con auxilio homogéneo las medidas del piso son 74 (profundidad) x 96 (ancho), y la altura solo 44 centímetros (ahí está la clave). No hay espacio libre atrás ni arriba de los pasarruedas, por lo cual el cálculo del volumen considerando base (96) x altura (44) x profundidad promedio (62) da los 260 litros declarados por Jeep. Con el piso más bajo y auxilio temporal la altura debe subir unos 12 cms., que en la base de 74 x 96 son casi 90 litros más.

    Saludos.

    • Guillermo,
      Un placer, como siempre, tener lectores como vos!
      Se agradecen tus comentarios y aportes, en especial en este caso el referido al baúl y las fotos ilustrativas que compartiste.
      Ahí está entonces la explicación, más allá de que, como menciono en la nota, el baúl del Renegade en Argentina me parece muy similar al de la EcoSport. A la vista, desde luego.
      Un fuerte abrazo!
      Martín

      • Martín, es un gusto poder participar, comentar en tus notas y recibir tus respuestas.
        Si mal no recuerdo en Brasil habían medido al baúl de la Ecosport y daba 340 litros VDA reales. Con lo cual no es tanto más grande que el del Jeep. A la Ecosport la ayuda la gran altura que tiene el baúl para llegar a esa capacidad (producto de no tener auxilio interno).
        Uno siempre se guía visualmente por la profundidad, o sea la distancia desde la tapa hasta el asiento trasero, pero el volumen lo hacen también el ancho y (sobre todo) el alto.
        Los sedanes del seg. B que tienen baúles más grandes que los del seg. C (Cobalt, Etios, etc) se basan en la gran altura que tienen, ayudados en parte por tener buches para ruedas de auxilio de un ancho máximo de 185/195 mm, en cambio los del seg. C tienen en algunos casos espacio para auxilios 225 mm (C4L, 408). Esos 4 cms. de menos de altura en una base de 100 x 100 mm son nada menos que 40 litros.
        Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *