CarsMagazine

Prueba: Fiat Mobi Way

Evaluamos a fondo al nuevo city car de la marca italiana en su versión tope de gama. De la ciudad a la ruta, descubrimos qué ofrece y qué le falta, por $215.300.

prueba-fiat-mobi-1Probamos la versión Way, de estética aventurera, con el máximo equipamiento.

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo del Fiat Mobi en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos en detalle al nuevo city car de la marca italiana, identificando sus aspectos destacables y mejorables. Además, te brindaremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

Tené en cuenta que la versión que evaluamos fue la Way, de estética aventurera y posicionada al tope de la gama. Su precio vigente a noviembre de 2016 es de $215.300. La oferta del Mobi se completa con las variantes Easy, de $196.900; y Easy Pack Top, por $208.900, en ambos casos con estética convencional. En toda la gama, el Mobi propone un motor naftero de 1.0 litros y 70 CV, con transmisión manual de cinco velocidades. La garantía es de tres años o 100.000 kilómetros, por encima del plazo básico de dos años que Fiat ofrece en la mayoría de sus modelos.

Lanzado en Argentina en julio pasado, el Mobi es un city car de cuatro puertas y cinco plazas que se convirtió en el nuevo modelo de ingreso a Fiat, posicionado en precio por debajo del Palio Fire. Se trata de un producto de concepción regional, fabricado en Brasil y que toma algunos elementos de la plataforma del Uno. Los rivales directos del Mobi son el Volkswagen up!, con precios entre $208.800 y $258.740 (considerando la silueta de cinco puertas) y el Chery QQ, que hoy cotiza entre $208.100 y $223.400.

Hecha la introducción, a continuación te brindaremos nuestro análisis con todo lo que tenés que saber del Fiat Mobi en Argentina

Para destacar

  • Precio atractivo
  • Agilidad urbana
  • Consumo reducido
  • Confort de marcha
  • Plazo de garantía
  • Diseño original

Para mejorar

  • Baúl muy pequeño
  • Habitabilidad trasera
  • Elasticidad en sobrepasos
  • Insonorización en ruta

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 147 km/h (en 5ª a 5.100 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 17,1 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 42,7 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 18,5 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 29,8 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 96 km/h (4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 7,8 litros cada 100 km. Autonomía: 602 km.
A 100 km/h: 5,4 litros/100 km. Régimen: 5ª a 3.450 rpm. Autonomía: 870 km.
A 130 km/h: 7,5 litros/100 km. Régimen: 5ª a 4.500 rpm. Autonomía: 626 km.
Combustible: nafta de 95 RON como mínimo (Grado 2), según indicación del fabricante.
Tanque: 47 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 32 psi, según manual del vehículo.

POR FUERA
En dimensiones, el Mobi mide 3,56 metros de largo, pero en esta versión Way, por los apliques aventureros, llega a 3,59 metros. A su vez, en toda la gama la distancia entre ejes asciende a 2,30 metros. La altura es de 1,50 metros en el modelo convencional y de 5 cm adicionales en el Way. Esto último se debe no sólo a las barras de techo, sino a que el despeje de la versión aventurera es de 17 centímetros frente a los 14 cm de la convencional. En todos los casos, el ancho es de 1,63 metros, con espejos incluidos.

Ya en términos de diseño, el Mobi se luce por una propuesta original, con rasgos que incluso no se aprecian en otros modelos de portafolio de Fiat. El frente se destaca por las grandes ópticas, de diseño particular y máscara oscurecida; la parrilla superior en negro brillante, también de formato poco tradicional; y una grilla inferior de perfil aventurero, a tono con la versión Way. En los extremos, los faros antiniebla incorporan una segunda lámpara para las luces diurnas (obligatorias en nuevos modelos desde 2015), que se encienden automáticamente cuando se pone en marcha el motor, sin que haya que operar ningún comando.

En la vista lateral se aprecia un vehículo ultra compacto, de voladizos bien cortos, y que en esta versión Way propone barras de techo y apliques en plástico negro sobre los guardabarros, siempre para potenciar la estética “off road”. Las llantas, también de diseño específico en esta versión, son de aleación de 14 pulgadas, en diseño de rayos múltiples e irregulares. Desde este ángulo también se aprecia una línea de cintura ascendente, ciertos pliegues interesantes de la carrocería y el gran tamaño de las ópticas que invaden el perfil del automóvil.

Desde atrás, el Mobi también resulta original en su estilo, puntualmente porque su portón es una pieza enteramente vidriada, una solución ya vista en Argentina en el QQ. En este sector también se incluye un spolier inferior de perfil aventurero, y sobresale nuevamente el tamaño de los grupos ópticos.

La unidad que valuamos estaba montada sobre neumáticos Pirelli P1 en medida 175/65 R14. La rueda de auxilio, que se ubica debajo del piso del baúl, es de medida homogénea, aunque montada en llanta de chapa.

POR DENTRO
Considerando su posicionamiento en precio, la calidad de materiales y terminación que propone el Mobi podría calificarse de correcta. Lógicamente, estamos ante un producto económico, pensado como primera herramienta de movilidad, pero que al menos en esta versión Way ofrece un ambiente agradable puertas adentro. Los materiales son todos rígidos y claramente “low cost”, aunque se aprecian bien terminados y además, hay distintas tonalidades y texturas que elevan la percepción visual.

El instrumental de la versión Way es completo, ya que incluye velocímetro y cuentavueltas analógicos; y ya en formato digital, niveles de combustible y temperatura de agua del motor. Las escalas de lectura son aceptables y el margen de error está dentro del promedio (4% a 100 km/h). El display central muestra además la información de la computadora de abordo, que si bien resulta básica, se ofrece de serie en toda la gama.

La posición de conducción nos resultó agradable, sobre todo porque es factible regular la altura del volante (de serie) y en esta versión Way, también la altura de la butaca. Otro rasgo distintivo es que ambos asientos delanteros tienen el apoyacabeza integrado. Por el contrario, encontramos mejorable la visibilidad hacia atrás, debido al reducido tamaño de la luneta/portón, y al amplio grosor del pilar trasero.

La habitabilidad no es un punto fuerte del Mobi, pero mucho más no se puede pretender de un city car de las dimensiones mencionadas. Si los pasajeros delanteros no miden más de 1,70 metros y son generosos, quienes viajen atrás podrán hacerlo relativamente cómodos. Pero si el conductor es de mayor estatura o necesita posicionar su butaca retrasada, un adulto viajando detrás podría quedarse prácticamente sin espacio para las piernas. En cambio, la altura para la cabeza es un poco más amplia, y además el respaldo trasero tiene dos puntos de ajuste en inclinación.

Al igual que ocurre con las plazas posteriores, el baúl del Mobi también es pequeño. Fiat declara 235 litros en la ficha técnica, aunque en el manual de la unidad que probamos se indicaba 200 litros para esta versión Way y 220 litros para la Easy… Como sea, es un volumen muy recudido que apenas permite colocar un par de bolsos pequeños. Además, la boca de carga resulta muy estrecha. Como ayuda, los respaldos traseros pueden rebatirse en proporción 1/3 o 2/3 (de serie) para ampliar el volumen de carga.

AL VOLANTE
Debajo del capot, el Mobi propone un motor naftero de 4 cilindros y apenas 1.0 litros, con 8 válvulas e inyección electrónica multipunto. Se trata del impulsor denominado Fire Evo, que entrega una potencia de 70 CV a 6.000 rpm y un torque máximo (momento de mayor empuje) de 92 Nm a 4.250 rpm. Fiat ya ofrecía este motor en Brasil en otros modelos, pero en Argentina es la primera vez que se introduce.

Montado sobre el Mobi, que en su versión Way pesa sólo 939 kg (el Easy menos aún, con 885 kg), el Fire Evo 1.0 entrega las prestaciones necesarias para moverse con agilidad en el tránsito urbano. Y además, con un consumo contenido, que en la medición de CarsMagazine.com.ar se ubicó por debajo de los 8 litros cada 100 kilómetros. La transmisión es manual, de cinco velocidades, con un selector de recorridos bastante largos, aunque sin ser imprecisos.

En la ciudad, definitivamente, el Mobi se siente en su hábitat natural. Allí ofrece un destacable confort de marcha gracias al buen despeje, en especial de esta versión “elevada” (aunque le faltaría chapón cubre-cárter). A ese confort también contribuyen sus neumáticos de perfil “65” y la dirección con asistencia hidráulica de serie, que resulta eficiente.

Lógicamente, cuando se sale a la ruta el Mobi muestra sus limitaciones, tanto en prestaciones como en dinámica y hasta en insonorización. El punto más crítico, tal vez, sea la poca capacidad de aceleración para realizar sobrepasos, con casi 20 segundos para recuperar de 80 a 120 km/h en 4ª marcha. Una medición que realizamos sin aire acondicionado, con sólo una persona a bordo y sin equipaje. También en ruta, circulando a más de 100 km/h, se hace notoria la deficiencia en la filtración de ruidos de rodamiento y el viento (por ejemplo, el burlete de las puertas es simple). Y cuando se lo exige en curvas de baja o media velocidad, el Mobi no oculta su perfil citadino, con marcadas inclinaciones de la carrocería.

Pero como quedó dicho, no es éste un producto pensado para salir a recorrer cientos de kilómetros en la ruta, sino para moverse con agilidad dentro de la ciudad, donde como ventaja adicional, resulta muy fácil de estacionar y de maniobrar en espacios reducidos o cocheras estrechas.

EQUIPAMIENTO
En seguridad, el Mobi ofrece la dotación básica obligatoria por ley en Argentina: frenos con sistema antibloqueo (ABS) y doble airbag frontal, que rigen desde 2014; luces diurnas, vigentes desde 2015 para nuevos modelos; y anclajes Isofix para sillas infantiles, obligatorios desde este año, también en el caso de nuevos lanzamientos.

Entre los faltantes, en tanto, anotamos el faro antiniebla trasero, el quinto apoyacabeza y el quinto cinturón inercial de tres puntos de fijación (en su lugar hay uno abdominal de sólo dos puntos de anclaje). Otra ausencia –que tampoco ofrecen sus rivales directos y en general el segmento económico en la región– es el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), que recién será obligatorio en Argentina para nuevos modelos lanzados desde 2018. Por el momento no hay información sobre pruebas de choque realizadas por LatinNCAP con el Mobi.

En confort y tecnología, la dotación de la versión Way contempla equipo de audio “UConnect”, con función audiostreaming para reproducción de música almacenada en el celular, vía Bluetooth. Además, incorpora puerto USB y entrada Auxiliar. Pero no propone, ni como opcional, navegador satelital, función Mirror Link o cámara de retroceso.

Es cierto que el Mobi es un vehículo económico que no busca diferenciarse por su equipamiento, sino ofrecer un precio lo más accesible posible. Pero tal vez sería interesante un paquete adicional donde el cliente pudiera optar, si así lo desea, por algo más de conectividad (por ejemplo, el up! ofrece GPS como opcional). En cambio, esta versión Way del Mobi sí incluye, de serie, sensor de estacionamiento trasero.

CONCLUSIÓN
El Mobi es la respuesta de Fiat a la complejidad que hoy por hoy implica la movilidad urbana. Un producto ágil para moverse por la ciudad, fácil de estacionar y de consumo contenido, con un equipamiento aceptable y ante todo, un precio muy atractivo, al menos al momento de esta publicación.

Lógicamente, se trata de un city car económico y no puede pretenderse mucho más del Mobi. No es un automóvil pensado para una familia ni para irse de vacaciones. Su baúl es diminuto, las plazas traseras son muy estrechas y las prestaciones en la ruta dejan en evidencia que su hábitat natural es el ámbito urbano.

Fiat espera atacar con fuerza este segmento del mercado en Argentina, donde actualmente no hay otro vehículo de estas características (city car o hatchback pequeño) con un precio de arranque por debajo de los $200.000 (el Clio Mío, que ya dejó de fabricarse, sigue en stock pero ya por encima de esa barrera). Como siempre, el mercado dictaminará, en los próximos meses, qué tan interesante resulta la propuesta del Mobi en Argentina.

prueba-fiat-mobi-2Esta variante mide 3,59 metros de largo; la de estética convencional, 3 cm menos.

prueba-fiat-mobi-3Un city car que no oculta sus limitaciones dinámicas: está pensado para la ciudad.

prueba-fiat-mobi-4El diseño frontal se destaca por su originalidad. Luces diurnas en los antiniebla.

prueba-fiat-mobi-5Portón trasero vidriado, otro ítem diferencial en el diseño del city car brasileño.

prueba-fiat-mobi-6Motor 1.0 de 4 cilindros y 70 CV. Agilidad en la ciudad y consumos contenidos.

prueba-fiat-mobi-7De “0 a 100” en 17,1 segundos, según CarsMagazine.com.ar. Fiat declara 14,7s.

prueba-fiat-mobi-8Y de “100 a 0” en 42,7 metros. Una distancia promedio dentro de su segmento.

prueba-fiat-mobi-9Interior de correcta calidad considerando su precio, aunque por debajo del up!

prueba-fiat-mobi-10Instrumental completo, de aceptables escalas y con computadora de abordo.

prueba-fiat-mobi-11Selector de largos recorridos para la transmisión manual de cinco velocidades.

prueba-fiat-mobi-12Sistema UConnect, con audiostreaming, aunque sin navegador ni Mirror Link.

prueba-fiat-mobi-13El volante incluye comandos para el audio, pero no para la telefonía Bluetooth.

prueba-fiat-mobi-14Apoyacabezas integrados a las butacas, con ajuste en altura para el conductor.

prueba-fiat-mobi-15Si un pasajero delantero mide 1,75 m o más, el espacio trasero será muy limitado.

prueba-fiat-mobi-16Baúl pequeño (235 litros) y boca de carga estrecha. Los respaldos rebaten 60/40.

prueba-fiat-mobi-17El Fiat Mobi ofrece agilidad urbana y bajo consumo con precios muy atractivos.

Compartir:
CarsMagazine

2 comentarios en “Prueba: Fiat Mobi Way

  1. eduardo selvaggio 25/05/2017 a las 20:41 - Responder

    hola si una persona solicita en la agencia antes de retirarlo se puede solicitar la colocasion del sensor de retroceso que trae el way al easy top o no

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *