Prueba: Citroën C4 Cactus en Argentina

Analizamos al SUV que propone “una forma distinta de entender el automóvil”. En qué se destaca. Dónde debería mejorar. Y cómo es la ecuación por $471.000.

prueba-citroen-c4-cactus-1El C4 Cactus llega desde España, en una única versión, de equipamiento “full”.

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar
Fotos: Martín Lübel
@mlubelphoto

Si buscabas una opinión del Citroën C4 Cactus en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación, nuestro análisis del SUV compacto de la marca francesa, identificando sus aspectos destacables y mejorables. Además, las cifras de prestaciones y consumos medidas por CarsMagazine.com.ar.

>> QUÉ PROBAMOS <<
Tené en cuenta que la versión que evaluamos fue la Shine –única disponible por el momento en el mercado local–, equipada con motor naftero turbo Pure Tech de 1.2 litros y 3 cilindros (block de aluminio, inyección directa), que genera una potencia de 110 CV a 5.750 rpm y un torque de 205 Nm a 1.500 rpm. Además, incluye sistema Start & Stop (puede desconectarse), que apaga el impulsor cuando el vehículo está detenido.

La transmisión es automática de seis velocidades (de convertidor de par, del proveedor japonés Aisin), con opción de pasaje secuencial desde el selector, y con modos de respuesta “Sport” (deportivo) y “Snow” (superficie de baja adherencia). La tracción es delantera. Citroën no produce versiones 4×4 del C4 Cactus, aunque en Europa existen variantes con sistema Grip Control, que mejora la motricidad del tren delantero.

El precio del C4 Cactus en Argentina, vigente a septiembre de 2017, es de $471.000; la garantía es de 2 años sin límite de kilometraje.

Fabricado en Madrid, España, el C4 Cactus está desarrollado sobre la plataforma PF1 del Grupo PSA, la misma que utilizan el C3 y el C-Elysée, entre otros modelos de Citroën. En Europa, este SUV compacto, también catalogado como crossover, se lanzó en 2014, pero a nuestro país llegó recién en junio de 2017.

En el mercado argentino, el C4 Cactus compite en la franja más alta del segmento de los SUV compactos; es decir, frente al Honda HR-V, Nissan Kicks, Jeep Renegade, Renault Captur, Peugeot 2008, Ford EcoSport, Chevrolet Tracker, Hyundai Creta y Suzuki Vitara, entre otros.

>> LA BALANZA <<
A continuación, el resumen de CarsMagazine.com.ar sobre lo destacable y lo mejorable del Citroën C4 Cactus:

Para destacar

  • Diseño y propuesta distintiva
  • Motorización y transmisión
  • Prestaciones y elasticidad
  • Consumos contenidos
  • Equipamiento de seguridad
  • Frenos a disco traseros
  • Respuesta de la dirección
  • Insonorización (ruta y ciudad)
  • Robustez estructural
  • Confort de marcha
  • Habitabilidad trasera
  • Terminación general

Para mejorar

  • Ventanillas traseras pivotantes
  • Sin tecnología Mirror Link para smartphone
  • Instrumental de información básica (sin RPM)
  • Volante sin regulación en profundidad
  • Alzacristales sin “one touch”
  • Auxilio de utilización temporal
  • Garantía de sólo dos años

>> CONCLUSIÓN <<
Si sos el tipo de usuario que no se bancaría conducir un automóvil sin cuentavueltas o con otros faltantes de equipamiento que a priori son difíciles de entender, el Citroën C4 Cactus no parecería ser un auto para vos. Pero si sos de esas personas que buscan diferenciarse en distintos ámbitos de la vida y también quieren hacerlo en la elección de un automóvil, el C4 Cactus es un vehículo que podría enamorarte de un flechazo.

En una época donde casi todos los diseños de automóviles son más o menos parecidos (incluso con marcas que casi no diferencian las líneas entre sus propios modelos), la propuesta del C4 Cactus rompe con todos los esquemas en términos estilísticos. Así es que Citroën, una marca que se ha caracterizado desde sus orígenes por la búsqueda permanente de la innovación, mantiene fiel su espíritu con el C4 Cactus. Un SUV compacto que además de su diseño rupturista incorpora una serie de soluciones innovadoras, como los airbumps (cápsulas de aire que protegen los laterales de golpes pero que también cumplen una función estética); el Top Box (una guantera de apertura superior que libera espacio para las piernas del acompañante); el airbag frontal del pasajero que se abre desde el techo (en lugar de salir desde la plancha de abordo); y el Magic Wash (sistema de lavado del parabrisas con los “sapitos” ocultos en las propias escobillas, que no entorpece la visibilidad durante la operación), entre varias otras.

Pero a nuestro juicio, lo mejor de este innovador producto está debajo del capot. Allí vas a encontrar un pequeño motor de sólo 3 cilindros y 1.2 litros, pero que gracias a la magia del turbocompresor genera 110 caballos y –más importante aún– 205 Nm de torque desde apenas 1.500 rpm. ¿Qué significa esto último? Que empuja de forma increíble y desde muy bajo régimen, con una reacción que parece ser la de un motor mucho más grande y potente (ver tabla de prestaciones). También nos deleitamos con la transmisión automática de seis velocidades (tradicional, de convertidor de par, del proveedor japonés Aisin), que genera pasajes muy rápidos y suaves, sin patinamientos, tanto en modo automático como secuencial. Por lo tanto, el conjunto motor-transmisión del C4 Cactus es para quitarse el sombreo.

La semana de prueba del C4 Cactus –junto al contacto inicial durante su presentación a la prensa en el Valle de la Luna, en condiciones “off road”– nos permitió comprobar otras virtudes del producto, como su correcta insonorización, la robustez estructural y los consumos contenidos. Otra certeza: es un auto de suspensiones orientadas al confort de marcha, que tiende a inclinarse cuando se lo exige en curvas de baja o media velocidad, pero que no por eso transmite sensación de inseguridad ni resulta inestable.

Hablando de seguridad, es otro pilar del C4 Cactus, que en Argentina se ofrece con seis airbags, Programa Electrónico de Estabilidad (ESP) y asistencia al arranque en pendientes (Hill Assist), además de cinco cinturones inerciales de tres puntos de fijación, cinco apoyacabezas y faros antiniebla delanteros y traseros.

Hay que entender que este vehículo está concebido en Europa como un producto de bajo costo. Y en ese afán por simplificar y abaratar, es que Citroën se “olvidó” de colocarle ventanillas traseras de apertura tradicional o un simple cuentavueltas en el instrumental (que es 100% digital). También en esa búsqueda de diseño minimalista, decidió centralizar casi todas las funciones (audio, navegación, computadora, telefonía, etc.) en una pantalla de 7 pulgadas. Una solución que transmite modernidad, donde todo es “touch”, en un automóvil que parece más pensando para las nuevas generaciones (los “millenials”) que para usuarios más tradicionales o racionales.

Por todo aquello, el C4 Cactus no es un auto para cualquiera. Si más allá de tu perfil como conductor sos directamente una persona conservadora, a la que le cuesta acostumbrase a lo nuevo, y que no concibe que un automóvil tenga los faltantes que mencionamos, será difícil que te guste este producto. Pero si estás dispuesto a una nueva experiencia de conducción, que también te permita diferenciarte no sólo como usuario sino como individuo, probablemente el C4 Cactus sea el auto que estabas esperando.

En definitiva, pareciera que es verdad lo que afirma Citroën, acerca de que el C4 Cactus es “una forma distinta de entender al automóvil”. Una propuesta que podrás amar u odiar, sin términos medios. Y con una gran certeza: es un vehículo con el que nunca –jamás– pasarás desapercibido.

>> PRESTACIONES Y CONSUMOS <<
Velocidad máxima: 188 km/h (dato oficial).
Aceleración 0-100 km/h: 10,4 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en Dª: 7,9 segundos.
Ciclo urbano: 8,4 litros/100 km. Autonomía: 595 km.
A 100 km/h: 4,9 litros/100 km. Autonomía: 1.020 km.
Combustible: nafta Grado 2 (95 RON), según indicación del fabricante.
Tanque: 50 litros.
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar a velocidades reales con instrumental GtechPro.

>> PRECIOS Y VERSIONES <<
Con vigencia a septiembre de 2017, el precio del Citroën C4 Cactus en Argentina:

  • Shine 1.2 Pure Tech 110 CV AT6: $471.000

>> FICHA TÉCNICA <<
Para descargar, click aquí.

prueba-citroen-c4-cactus-2Dinámica orientada hacia el confort, aunque se defiende bien ante la exigencia.

prueba-citroen-c4-cactus-3De serie, equipado con ESP, seis airbags y frenos a disco en las cuatro ruedas.

prueba-citroen-c4-cactus-4Salta a la vista: el C4 Cactus es un auto distinto a los demás. Y así nos sonríe…

prueba-citroen-c4-cactus-5No es chocolate: son los airbumps, las cápsulas de aire que absorben impactos.

prueba-citroen-c4-cactus-6De atrás no es tan extravagante como de frente, pero también aquí luce distinto.

prueba-citroen-c4-cactus-7Un efecto del “low cost”: ventanillas traseras pivotantes. No nos convencen, obvio.

prueba-citroen-c4-cactus-8Para CarsMagazine.com.ar, lo mejor de todo: el 1.2 turbo de 3 cilindros y 110 CV.

prueba-citroen-c4-cactus-9De 0 a 100 km/h en 10,4 segundos, según la medición con nuestro GtechPro.

prueba-citroen-c4-cactus-10Aunque está pesando como “low cost”, la calidad general del interior es correcta.

prueba-citroen-c4-cactus-11Butacas con cojín ancho y calefaccionadas. En el C4 Cactus se prioriza el confort.

prueba-citroen-c4-cactus-12Instrumental particular, sin cuentavueltas. La información es mínima y 100% digital.

prueba-citroen-c4-cactus-13Volante que respeta el diseño bitono. Hay varias combinaciones para el interior.

prueba-citroen-c4-cactus-14Todo se opera desde la pantalla: audio, climatización, navegación y computadora.

prueba-citroen-c4-cactus-15Caja automática de seis velocidades, de gran desempeño junto al motor Pure Tech.

prueba-citroen-c4-cactus-16Top Box: así se llama la guantera que simula ser una valija. Original, bien Citroën.

prueba-citroen-c4-cactus-17El C4 Cactus invita a una experiencia distinta. No es un auto para cualquiera…

prueba-citroen-c4-cactus-18Así son las manijas internas de puertas, simulando la agarradera de una valija.

prueba-citroen-c4-cactus-19Amplio espacio trasero y seguridad completa en la quinta plaza. Como debe ser.

prueba-citroen-c4-cactus-20Con 358 litros, el baúl no está entre los mejores del segmento, pero igual aprueba.

prueba-citroen-c4-cactus-21Lástima que la rueda de auxilio sea de utilización temporal. Punto para mejorar…

prueba-citroen-c4-cactus-22Citroën C4 Cactus: definitivamente, un auto para amar u odiar, sin término medio.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *