CarsMagazine

Prueba: Chery Skin 1.6 Hatchback

Chery Skin Prueba
CarsMagazine fue uno de los primeros medios argentinos en probar el Chery Skin.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

El Chery Skin es la última novedad de la marca china en la Argentina. Es un modelo de segmento mediano, disponible en siluetas hatchback y sedán, que arriba al país para ampliar la gama local de Chery.

CarsMagazine fue uno de los primeros medios argentinos en probar el Skin, en nuestro caso en versión hatch, y a continuación te contaremos todo lo que tenés que saber del modelo, con los puntos a favor y también, los mejorables.

Chery Skin Prueba
El diseño del Chery Skin es moderno y nos gustó, particularmente, esta vista…

Importado desde China, el Skin se comercializa en la Argentina únicamente con motorización naftera de 1.6 litros y 117 caballos, con caja manual de 5 velocidades.

Tanto el sedán como el hatchback comparten la misma dotación de equipamiento y también el precio: a julio de 2012, el mes de su lanzamiento en la Argentina, era de $ 96.000.

El Skin está respaldado con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros, el plazo más amplio de todos los modelos (los restantes son QQ, Face y Tiggo) que Chery comercializa hoy en la Argentina.

Chery Skin Prueba
El Skin mide 4,28 m de largo y así se posiciona en el segmento C, de los medianos.

EL SKIN, POR FUERA
El diseño fue confiado el reconocido estudio Pininfarina y la evolución de la marca en ese sentido está en evidencia con el Skin, sobre todo en esta versión hatch.

La vista que encontramos más atractiva es la trasera. Allí se destacan las luces de LED, de posición y reversa; el moderno formato de las ópticas, que invaden la tapa del baúl; y la doble salida del escape, que no es un adorno sino real. En contrapartida, nos resulta dudosa la solución de la tercera luz de stop, que en lugar de estar empotrada por dentro en la luneta está colocada por fuera, sobre el marco del portón.

Lateralmente, al Skin se lo aprecia bien “plantado”, con una silueta joven y deportiva. En un recurso frecuente, las manijas de las puertas traseras están ocultas en el marco, para así simular la línea de una coupé. Las llantas son de aleación, de 16 pulgadas, de aprobado diseño de seis rayos. Los neumáticos son Maxxis MA-530 en medida 205/55 R16.

En las puertas delanteras se incluye luz de giro adicional en el extremo de las baguetas (color carrocería) y también un detalle cromado en los espejos retrovisores.

Chery Skin Prueba
El diseño estuvo a cargo del estudio Pininfarina. Se nota la evolución de la marca.

De frente, creemos que el Skin no es tan original como desde atrás, pero igualmente muestra una “cara” interesante, con una gran parrilla dividida a la mitad (la parte superior, con apliques cromados), ópticas dobles, faros antiniebla y luces de giro independientes del conjunto, ubicas en los extremos.

En fríos números, el Skin mide 4,28 metros de largo, con 1,79 m de ancho y 1,46 m de alto. La distancia entre ejes llega a 2,55 metros. El peso en orden de marcha es de 1.395 kg.

En resumen, el diseño del Skin nos gustó y además, llamó positivamente la atención durante el tiempo que lo probamos, con preguntas de la gente sobre el nombre del modelo, el origen y, desde luego, el precio.

Chery Skin Prueba
La doble salida de escape no es de adorno: es real y le imprime cierta deportividad.

Y AHORA, POR DENTRO
El Skin no defrauda puertas adentro, aunque junto a una serie de puntos para destacar también presenta algunos otros que son mejorables.

Por un lado, propone terminaciones agradables, con inyectados “soft” en la plancha y la parte alta de las contrapuertas, incluidas las traseras. Los apoyabrazos son acolchados y están revestidos en símil cuero.

En contrapartida, hay algunos plásticos con terminaciones filosas, ciertamente mejorables, como en la consola central, los portamapas de las puertas y algunos comandos puntuales.

Chery Skin Prueba
La manija de la puerta trasera está oculta en el marco para simular ser una coupé.

La posición de manejo es discutible.No porque particularmente nos haya resultado mala, sino porque la butaca no ofrece regulación en altura y así, no hay posibilidad de elección y de ajuste según la talla del conductor.

El volante, en tanto, se regula en altura pero no así en profundidad. El apoyapié, de generoso tamaño, es bienvenido, aunque no compensa aquellos faltantes. La butaca, con tapizado de tela, nos pareció algo dura en el respaldo.

El instrumental es mayormente analógico, completo y de lectura simple (incluye medidor de temperatura de agua, algo ya no tan habitual como antes). Los comandos están en general al alcance, a excepción del que opera la computadora de abordo (muy básica, por cierto), que para ser presionado obliga a extender la mano a través del volante.

Chery Skin Prueba
Bien por las luces traseras de LED. Dudosa la 3ª de stop, por fuera de la carrocería.

La visibilidad es normal hacia adelante y hacia atrás valiéndose de los espejos exteriores, aunque algo más limitada a través de la luneta. El campo visual se dificulta porque los apoyacabezas traseros, a pesar de tener formato tipo “coma” (copian el lomo del respaldo), interfieren bastante. El pilar C, además, es muy ancho.

En las plazas traseras el espacio es aceptable para las piernas, siempre en una medición de un pasajero de 1,70 m con otro similar sentado adelante. Donde se complica es en altura: con medir apenas unos centímetros más, ya se roza el techo con la cabeza. En el medio, desde luego, el espacio es mucho más reducido y nadie viajará cómodo allí.

El baúl del Skin ofrece 337 litros de capacidad. El fondo es plano y la boca de carga no es alta, lo que facilita la carga de objetos. Incluye una luz interior, pero el portón no tiene botón o manija de apertura. Para abrirlo es indispensable destrabarlo desde el pulsador en la consola central o con la llave comando, lo que implica un paso previo que podría evitarse si el auto ya estaba abierto.

Chery Skin Prueba
Interior con acabados “soft”, pero también con ciertas terminaciones mejorables.

Los respaldos traseros pueden rebatirse en proporción 1/3 – 2/3 y eso amplía el volumen de carga hasta 990 litros (medición hasta el techo). Un detalle es que no se rebate el respaldo completo, sino la parte central de éste.

Debajo del piso del baúl, el Skin aloja la rueda de auxilio, de igual medida y con idéntica llanta a las montadas. Un punto para destacar y acorde a las distancias que impone nuestro país. Un pinchazo en un viaje largo no será, entonces, un problema mayor que ése.

Chery Skin
El detalle: luz de posición en el panel de la puerta, muy útil al abrirla de noche.

AL VOLANTE DEL SKIN
Como apuntamos al comienzo, debajo del capot el Skin esconde un motor naftero de 4 cilindros, 16 válvulas y 1.6 litros, que entrega 117 caballos. El régimen al que se obtiene dicha potencia es elevado, de 6.150 rpm.

El torque máximo se genera entre 4.300 y 4.500 rpm. Esto implica que para tener mejor reacción en los sobrepasos hay que llevar al motor alto en régimen, bajando siempre una o hasta dos marchas. Así, la elasticidad del impulsor no es justamente un punto para destacar.

Chery Argentina declara una velocidad máxima de 174 km/h y una aceleración de “0 a 100” en 14,8 segundos. En mediciones propias, nos acercamos a ambas cifras. Como se aprecia, las prestaciones del Skin, sobre todo en aceleración, son bastante discretas.

Chery Skin Prueba
Nos gustó mucho el selector de la caja: preciso, suave y con recorridos bien cortos.

Viajando en ruta o autopista, a 120-130 km/h, apreciamos que la insonorización es buena. No fue necesario subir el volumen de la radio más allá de lo normal y se podía conversar tranquilamente con el acompañante.

También medimos el consumo y monitoreamos el desempeño del motor. A 100 km/h, en 5ª marcha, gira a 2.900 rpm y demanda 7,4 litros cada 100 kilómetros. A 130 km/h el régimen se eleva a 3.800 rpm (siempre en 5ª) y el consumo, a 9,5 litros. En este caso no pudimos recorrer una cantidad suficiente de kilómetros en ciudad como para realizar una medición confiable en ese ámbito. Lo anotamos como deuda.

El tanque de combustible del Skin (tanto hatch como sedán) carga 57 litros, lo que aseguraría una autonomía ideal de hasta 770 kilómetros viajando a 100 km/h. Según el manual, hay que cargar nafta de 93 octanos o superior. Esto implica que, en la teoría, podría utilizar sin problemas la devaluada Súper de YPF, que recientemente bajó su calidad de 96 a 93 octanos.

Chery Skin Prueba
Instrumental analógico, simple y bastante completo. Muy bien por el apoyapié.

A esta altura, seguramente te estarás preguntando cómo responde, dinámicamente, el Chery Skin. La sensación que nos dejó, luego de intensos ensayos en rutas y autopistas, fue satisfactoria.

Lo notamos firme en lo derecho, seguro en curvas y decidido a la hora de frenar, con un sistema ABS que entra en acción justo a tiempo, nunca antes. Desde luego, el Skin no es un deportivo ni se precia de tal, pero transmite seguridad circulando a ritmo ágil.

Nos agradó el selector de la caja, con un vástago corto, recorridos pequeños y precisos y un suave accionamiento. Así, en sensaciones percibidas, la transmisión parece ser más deportiva que la propia respuesta del motor.

Otro detalle del selector es que para colocar la marcha atrás no hay que presionar la palanca hacia abajo ni tirar de algún anillo. Pese a eso, tiene un sistema de protección que evita que se coloque la reversa por error desde 5ª marcha, ubicada justo arriba de la “R” en el esquema.

Chery Skin Prueba
Los comandos están al alcance de la mano. Todo es fácil de operar en el Chery Skin.

Hasta aquí, nos referimos al comportamiento dinámico del vehículo. Pero debemos hacer un comentario sobre la dirección. Nos sorprendió –y creemos que es el principal aspecto a mejorar del Skin– la forma en que actúa la asistencia hidráulica, que por momentos interviene y por momentos, desaparece.

Así, en maniobras de estacionamiento, a baja velocidad, en una rotonda o incluso en curvas de permanencia, experimentamos la extraña sensación de una dirección que recibía y perdía asistencia en forma intermitente.

Chery Skin Prueba
La butaca no se regula en altura, lo que condiciona bastante la posición de manejo.

SEGURIDAD Y CONFORT
El equipamiento del Skin también deja en evidencia lo que mencionamos antes, sobre algunos contrastes muy particulares.

En seguridad, y siempre de serie, dispone de doble airbag frontal y frenos ABS con distribución electrónica (EBD) y discos en las 4 ruedas. También incluye faros antiniebla y, aunque no figuren en la ficha técnica ni estén señalizados, anclajes Isofix para sillas de niños. Los buscamos y, sorpresivamente, los encontramos, casi ocultos, listos para ser utilizados en las plazas traseras laterales. El Skin también tiene traba para niños en las puertas posteriores.

En contrapartida, el Skin carece del 5° apoyacabeza y el cinturón trasero central es abdominal, en lugar de inercial de tres puntos de fijación. Por otro lado, si el conductor se olvida de colocarse su cinturón (o decide no hacerlo), enseguida se enciende la correspondiente alarma sonora.

Chery Skin Prueba
El auxilio es homogéneo. Modelos importados y más caros deberían imitarlo…

Para otros mercados, como el europeo, el Skin se comercializa en versiones más equipadas que incluyen Programa Electrónico de Estabilidad (ESP) y hasta seis airbags. Esto no está disponible, al menos por ahora, para el mercado sudamericano.

A nivel confort, lo más destacado es el aire acondicionado, los alzacristales eléctricos (todos “one touch” pero sólo al bajar, no al subir), cierre centralizado a distancia (pero no automático en rodaje) y un equipo de audio con CD-MP3, 4 parlantes e interfaz USB (específicamente, un puerto mini USB para conectar, cable mediante, un reproductor externo).

Otros ítems son la apertura interna de la tapa del tanque de combustible y el destrabe del portón trasero; los espejos exteriores eléctricos; una toma de 12 volts; varios portaobjetos, con una práctica bandeja que se extrae justo debajo de los controles de climatización, y hasta ranuras para ordenar monedas. También incluye portalentes y, para los fumadores, dos ceniceros (delantero y trasero).

Chery Skin Prueba
En las plazas traseras, quien mida más de 1,70 m tocará el techo con la cabeza.

El Skin también dispone de sensor de estacionamiento trasero. Y aquí, otra salvedad: si bien se ofrece de serie, sólo dispone de dos receptores, lo que le permite actuar únicamente en línea recta hacia atrás. De ese modo, no es capaz de detectar, por ejemplo, un obstáculo a 45°, como podría ocurrir con una columna.

¿Qué faltantes tiene en confort? Hay uno extraño, como el limpia-lava-luneta, elemento habitual en los vehículos de silueta hatchback. Tampoco tiene alarma de luces encendidas (sí, en cambio, de olvido de llave colocada).

De todas formas, las ausencias de confort que más pesan son el control de velocidad crucero, de audio en el volante y, por qué no pedirlo también, la conectividad Bluetooth, hoy disponible en modelos de segmentos inferiores.

Chery Skin Prueba
En ciertos detalles, el Chery Skin sorprende gratamente. En otros aún debe mejorar.

CONCLUSIONES FINALES
A continuación, los puntos a favor y mejorables que identificamos tras la evaluación al Chery Skin 1.6 Hatchback. Veamos…

Para destacar

  • Diseño actualizado
  • Detalles de equipamiento
  • Precio competitivo
  • Plazo de la garantía
  • Selector de la caja
  • Insonorización en ruta
  • Auxilio homogéneo

Para mejorar

  • Asistencia a la dirección
  • Elasticidad del motor
  • Posición de manejo
  • Faltantes de equipamiento
  • Altura en plazas traseras
  • Visibilidad posterior
Compartir:
CarsMagazine

10 comentarios en “Prueba: Chery Skin 1.6 Hatchback

  1. el auto es muy bueno yo tengo la versión con maletera 1.8 y es distinto por dentro el mio es color beige con negro es un poco mas nuevo, la empresa te da una buena garantia y el carro me ha salido muy bueno por cierto el mio es atutomatico con caja tiptronic y responde bien. trae 6 bolsas de aire, mi versión trae botones en el volante, sensor que activa los limpia vidrios cuando llueve… viene con un buen equipamiento para su costo yo tengo un corolla 1.8 le y este chery tiene mucho mas confort que el corolla le.

  2. muy bueno el auto…si te pones a analizar el preio del producto ofrece una muy buena alternativa..quizas le faltan algunos detalles, pero por el precio ay autos del mercosur q son inferiores en todo sentido y valen lo mismo…muy bueno el detalle del auxilio…cosa q hasta en algunos autos de alta gama siguen con la de chapa y ensima inferior medidas…me gusta mucho el auto…quizas sea medias pobres las prestaciones… exelente plazo de garantia…abria q darle oportunidad a la marca y dejar de lados los prejuicios q tenemos con respecto a las marcas chinas…

  3. NO ME PARECE UN MAL AUTO INDEPENDIENTEMENTE DE SU ORIGEN CHINO. A SU FAVOR TIENE APELLIDO ILUSTRE EN EL DISEÑO DE VEHICULOS PIRINFARINA. EL EQUIPAMIENTO ES EL CORRECTO EN ESTE TIPO AUTO E INCLUSIVE MAS QUE MUCHOS MERCOSUR. TAL VES TENGA FALLAS, PERO TODOS TIENEN Y EN LAS MARCAS GENERALISTAS HAY QUE INCLUIRLAS, NO SON PERFECTAS. SI TIENE 3 AÑOS DE GARANTIA NO DEBE SER MUY MALO.

  4. Me voy a dejar llevar por la nota, ya que no conozco el auto. En principio, parece un auto de segmento C, dos volúmenes y a precio competitivo, pero profundizando un poco mas, pareciera tener un equipo y espacio interior de un segmento B (de los amplios), con un equipamiento mas o menos por ahí, por lo que ya no parece tan competitivo el precio. Además, el faltante del limpialuneta es imperdonable.
    Hay mucho prejuicio contra los autos chinos, pero también hay contras fundadas, al momento no me parecen una opción ventajosa, serán baratos en general, pero eso no quiere decir algo bueno, uno paga por lo que obtiene.

  5. Esta lindo, me gusta y se nota la calidad superior a los modelos “mercosur”. Lastima las prestaciones. Bien aclarado en el análisis “… bastante discretas.”

  6. che no está tan malo el skin… el diseño me gusta y el equipamiento está bien, no deslumbra pero cumple… hay que ver siempre la relación precio producto y en este caso parece buena…

  7. es lindo el auto pero no me convence del todo sera xq es chino y lo veo medio berreta nose pero espero que sea un buen auto!!

  8. Pingback: Estamos probando el Chery Skin Hatchback…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *