CarsMagazine

Peugeot Lounge, el restaurante del León en Palermo

peugeot-lounge-1

Peugeot Argentina inauguró el bar y restaurante “Peugeot Lounge”, un sitio de culto de la marca inspirado en el espacio “Peugeot Avenue” de Champs Elysees, en París.

Esta apertura es parte de una estrategia que incluye otros puntos similares en la Ciudad de Buenos Aires, como “Peugeot City” en Puerto Madero, o “Cero” en Tagle y Libertador, donde la marca Peugeot está tomando el patrocinio de este reconocido restaurante junto a la apertura de un concesionario en el mismo local.

peugeot-lounge-2

“Peugeot Lounge” está ubicado en el barrio porteño de Palermo Hollywood, en la calle Honduras 5624 (y Fitz Roy). Tiene una superficie de 450 m2 distribuidos en dos plantas que permite recibir hasta 250 personas.

Para llevar adelante este emprendimiento, Peugeot eligió a tres referentes como el chef Martín Baquero, la bartender Inés de los Santos y el sommelier Fabricio Portelli, quienes estarán a cargo de la cocina, la barra y la selección de vinos.

peugeot-lounge-3

“Peugeot Lounge” estará abierto al público en general a partir del próximo viernes 27 de diciembre, de martes a sábados a partir de las 18 horas.

Compartir:
CarsMagazine

Un comentario en “Peugeot Lounge, el restaurante del León en Palermo

  1. hace una semana salimos por palermo con amigos italianos que vinieron de visita, fuimos a dar una vuelta por palermo, no era programado, sin saber a donde ir, entramos al Peugeot Lounge al ver que era un lugar muy bien puesto y llamativo, la musica nos atrajo y realmente estaba todo muy bonito.
    Nos sirvieron nuestros tragos sin decirnos que ya estaban por cerrar, el mesero nos atendio de muy mala gana, nunca nos trajo el vuelto, asumiendo que era su propina, y con nuestros vasos por la mitad nos invito a pasar a la vereda para poder cerrar (el lugar estaba lleno de gente), le preguntamos si podiamos llevar nuestros vasos, y nos respondio que calro que si, podiamos llevarlos, siemrpe y cuando no robemos los vasos.
    realmente fue indignante, que un mozo nos trate de ladrones y practicamente nos invite a no volver al lugar, seguramente no eramos la gente del agrado del lugar, habitue de cincuentones de la farandula, pero eramos un grupo de personas con ganas de pasarla bien y de PAGAR nuestros tragos, cobrados por adelantados antes de tenerlos en las manos.
    el lugar muy lindo, la gente muy careta, los mozos, unos mal educados,

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *