CarsMagazine

Peugeot 508: primeras impresiones al volante

Durante la presentación de la berlina tope de gama del León también realizamos una breve prueba de manejo. Nos subimos a la versión Feline 1.6 de 163 CV, con caja automática de seis velocidades, cuyo precio es de $ 203.000. Las sensaciones…


El 508 que probó CarsMagazine con el Hotel Sofitel como marco. Todo en alta gama.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

El Peugeot 508 es un vehículo que invita a ser conducido por cientos y cientos de kilómetros. En efecto, la berlina tope de gama del León –que reemplazó en conjunto al 407 y al 607, ambos ya discontinuados–, cautiva por su confort de marcha, calidad general y dispositivos tecnológicos que buscan hacer más placentera la vida abordo.


La berlina más grande del León surgió como reemplazante conjunto del 407 y el 607.

Durante la presentación del 508 realizada en el Hotel Sofitel de La Reserva Cardales (ver más info aquí), CarsMagazine concretó un contacto dinámico inicial con el nuevo modelo. Lo hicimos sobre la versión Feline 1.6 de 163 CV con caja automática –cuyo precio de lanzamiento es de $ 203.000– en un recorrido de aproximadamente 100 kilómetros. Peugeot Argentina dispuso una flota de 20 unidades para que 60 periodistas pudieran llevarse una primera impresión dinámica del 508.


El 508 competirá frente a rivales como VW Passat y Ford Mondeo. También, el Audi A4.

Esta versión naftera de 1.6 litros con turbocompresor THP entrega 163 caballos a 6.000 rpm y un torque máximo de 240 Nm, disponible desde 1.400 rpm. Viajando por autopista desde Cardales hasta Tigre, con destino al Marinas Golf, comprobamos las buenas reacciones del motor en sociedad con la caja automática-secuencial de seis velocidades, que incorpora levas en el volante y llega al corte a 6.500 rpm.


Es el primer modelo que exhibe el nuevo estilo de diseño de Peugeot, el del concept SR1.

De esta forma, el 508 es el primer modelo de Peugeot en la Argentina que incluye levas para el pasaje de las marchas. Sin llegar a ser tan veloz como en una caja de doble embrague (se trata de una automática Tiptronic), los cambios se suceden naturalmente. Percibimos incluso que ocurre con mayor rapidez al utilizar el modo automático en lugar del secuencial.


El interior transmite nivel Premium desde los materiales, terminaciones y encastres.

A 130 km/h, en 6ª marcha, el 508 con motorización 1.6 turbo THP viaja relajado, a 2.800 rpm. No llegamos a parcializar cifras de consumo, pero con el tanque de 72 litros imaginamos una excelente autonomía. Peugeot declara una demanda en ruta, sin especificar velocidad, de 5,8 litros/100 kilómetros. Y en ciudad, de 10,9 litros/100 km. Siempre con este impulsor y caja, el 508 alcanza 220 km/h y acelera de “0 a 100” en 10,5 segundos.


Butacas eléctricas, de buena sujeción. Tapizado de cuero y extensión en el cojín.

El confort de marcha es uno de los grandes atributos del 508. Y como es de esperarse al tratarse de la máxima oferta de la marca, también ofrece una calidad general a tono con la alta gama que el León está persiguiendo en su nueva estrategia a nivel mundial. Así, esta berlina propone acabados, encastres y superficies suaves al tacto (en plancha de abordo, consola central, contrapuertas, etc.), que confirman su posicionamiento como modelo de gama superior. En ese sentido, no tiene casi nada que envidiarle a un vehículo Premium de su segmento.


A la espera de una prueba más extensa, experimentamos al 508 durante 100 kilómetros.

Del equipamiento de confort, en esta versión Feline se destacan elementos como el “Head Up Display” de segunda generación (evolución del que presentan hoy el 3008 y el 5008), el navegador incorporado, el sistema de acceso y arranque sin llave, los asientos delanteros eléctricos y calefaccionados con extensión de cojín, el climatizador automático bizona, las luces direccionales y el sistema de medición para estacionamiento, con sensores delantero y trasero. Además, un equipo de audio con conectividad Auxiliar, USB y Bluetooth. En seguridad, contempla (al igual que el Allure, de $ 180.000), una dotación de seis airbags, con frenos ABS y controles de tracción y estabilidad.


Las llantas son de 17 pulgadas (de 18” en el GT) y el auxilio es homogéneo. Bien ahí…

El diseño del 508 está inspirado en el concept car SR1 y es el primer modelo de serie del León que muestra los nuevos códigos de estilo que de aquí en adelante presentarán los Peugeot. Sin entrar en el detalle fino, el 508 luce elegante, estatutario y señorial, pero a la vez moderno y sin perder los rasgos típicos “felinos” que caracterizan a todo Peugeot. Puertas adentro también es distinto a cualquier otro modelo de la marca, con una nueva concepción del diseño interior.


Navegador incorporado en las versiones Feline, pero no así en las Allure. Una pena…

Fabricado en Francia, el 508 llega para competir en el segmento de las berlinas grandes (o mediano-grandes, según se prefiera), frente a rivales como Volkswagen Passat, Ford Mondeo o Toyota Camry, y también modelos de marcas Premium, en versiones de equipamiento básico, como podría ser un Audi A4. Aunque hay otros posibles contrincantes, son aquellos a los que Peugeot apunta con el 508 en la Argentina.


El baúl ofrece 473 litros; botón de encendido y freno de estacionamiento eléctrico.

Próximamente, la gama local del 508 se completará con dos motorizaciones turbodiesel HDI, una 2.0 de 163 CV y otra más potente, 2.2 de 204 CV, reservada para la versión GT. Todas las versiones, nafta o diesel, se ofrecerán con la caja automática Tiptronic. La familia del 508 estará respaldada por la garantía de 3 años o 100.000 kilómetros que Peugeot ofrece en sus modelos de alta gama.

Compartir:
CarsMagazine

3 comentarios en “Peugeot 508: primeras impresiones al volante

  1. Pingback: Peugeot 508: primeras impresiones al volante

  2. La medida del baúl es errónea, según la página oficial de Peugeot es de 515 litros ó 545 litros, dependiendo de cómo se ubiquen las plazas traseras.
    Los felicito por la nota, es un gran producto a un excelente precio y con un nivel de equipamiento destacable, nada que envidiarle a un Audi A4 o a un Serie 3 de BMW.

    Saludos.-

  3. Pingback: Peugeot 508 en la Argentina: todo lo que hay que saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *