CarsMagazine

Para reducir consumos, Ford extiende el sistema Start&Stop

Una serie de investigaciones determinó que el 5% de todo el combustible que se gastó en EE.UU. durante 2011 se debió a congestionamientos de tránsito. En ese marco, el óvalo decidió ampliar el sistema de parada y arranque automático.

Únicamente en los Estados Unidos, durante 2011 se gastaron alrededor de 7.190 millones de litros de combustible durante congestionamientos de tránsito, lo que equivale al 5% de todo lo consumido en ese país el año pasado. Frente a esas cifras y como parte de su Estrategia de Sustentabilidad, Ford decidió ampliar el sistema Start&Stop, una de las principales características de los vehículos híbridos, a los impulsados por motores a combustión.

Un ejemplo de aquello es el Nuevo Fusion (Mondeo para el mercado europeo y argentino), que al llegar a una señal de detención apaga automáticamente el motor, impidiendo el consumo de combustible y la emisión de gases. Tan pronto como el conductor libera el pedal del freno, el impulsor se enciende nuevamente y así queda listo para avanzar.

“Vehículos en punto muerto consumen energía sin producir ningún trabajo”, explica Birgit Sorgenfrei, gerente del programa Auto Start-Stop de Ford Motor Company. “También están generando emisiones en un área concentrada que pueden redundar en problemas en la calidad de aire como el smog”, agrega.

Otros estudios demuestran que los conductores enfrentan un promedio de 10 a 15 luces rojas y señales de detención en un traslado promedio de 30 kilómetros, que suman de 5 a 15 minutos más de vehículos detenidos malgastando combustible.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *