CarsMagazine

El impuesto interno automotor, sin cambios hasta 2018

El Gobierno extendió hasta fin de año el actual esquema del tributo sin elevar el “piso” a partir del cual comienza a pagarse. Así, más modelos serían alcanzados.

aspen-motors-2

El Gobierno decidió mantener sin modificaciones el esquema del impuesto interno automotor. Hasta el 31 de diciembre, seguirá tal cual comenzó a regir desde el 1° de enero de 2017: alícuotas nominales del 10% (efectiva, del 11%) para vehículos con precio mayorista (cuando la terminal lo vende al concesionario) desde $380.000; y del 20% (efectiva, del 25%) para vehículos desde $800.000.

En valores al público, esto significa que siguen pagando el 10% de impuesto los vehículos con precios desde $510.000, aproximadamente, aunque las cifras pueden variar de acuerdo al margen de cada concesionario. Y el 20% continúan tributando aquellos con valores desde alrededor de $1.300.000.

La medida se confirmó con la publicación del Decreto 472/2017 (es una prórroga del Decreto 1.347/2016) en el Boletín Oficial de la República Argentina del lunes 3 de julio. Las disposiciones de dicho decreto estarán en vigencia hasta el 31 de diciembre de 2017, momento en el que el Gobierno analizará el futuro de este tributo.

La decisión del Poder Ejecutivo no cayó del todo bien en las automotrices. Con el ritmo inflacionario del país, varios modelos de producción nacional podrían verse afectados por la primera escala del impuesto durante los próximos seis meses. Entre ellos, se destacan las versiones más equipadas de Ford Focus, Chevrolet Cruze, Peugeot 308 y 408, y Renault Fluence.

Si los precios de los vehículos 0 km siguen subiendo, la variante intermedia de la Honda HR-V (EX CVT) también podría comenzar a tributar un 10%. Actualmente, el impuesto castiga la opción “full” del crossover producido en Campana y a todas las versiones de la Toyota SW4, que se fabrica en Zárate junto a la Hilux.

Además, hay otros modelos regionales con opciones muy cerca de la primera escala, como el Volkswagen Golf, el Honda Civic, el Jeep Renegade y el Peugeot 2008, entre otros.

Es importante remarcar que el impuesto interno –decretado polémicamente en 2014 por el Gobierno anterior, y suavizado por el actual a partir de 2016– sólo afecta a los vehículos de pasajeros. En consecuencia, se mantienen fuera del alcance camiones, buses, utilitarios y pickups.

Compartir:
CarsMagazine

Un comentario en “El impuesto interno automotor, sin cambios hasta 2018

  1. Al interpretar correctamente el inequitativo sistema fiscal se concluye que, al comprar un auto, en realidad se “adquieren” impuestos y, adicionalmente un auto: más del 50% del valor de un auto son impuestos de varia índole (nacionales, provinciales y municipales). Y, naturalmente, al sacar tu flamante cero kilómetro de la concesionaria, seguís pagando impuestos y más impuestos. Sarna con gusto…no pica¡¡¡¡

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *