CarsMagazine

MINI Cooper S Hot

En ruta, en ciudad y hasta en un kartódromo profesional. Sensaciones tras una triple prueba del compacto retro británico, que desde este siglo comercializa la alemana BMW. Una semana y más de 1.000 kilómetros de diversión al volante. Ojo: es adictivo y cuesta caro…

http://www.youtube.com/watch?v=LsaGhW9EZJ4


Por Martín Egozcue / Fotos: Esteban Bavera
editor@cars-magazine.com.ar
Agradecimiento especial: Kartódromo Internacional de Zárate (Ruta 193, Km 8,5)

“El MINI es un auto icónico, que le gusta a gente que no gusta necesariamente de los autos. Tiene esa particularidad de atraer al público por su diseño y por lo que significa: un estilo de vida. Por eso, decimos siempre que cuando un cliente elige un MINI no compra un auto, compra un MINI”. Así resumía Christian Menges, Gerente de Comunicación Corporativa de BMW Group Argentina, el concepto alrededor del MINI. En diálogo con CarsMagazine, el ejecutivo profundizaba acerca del valor histórico de este modelo, surgido medio siglo atrás como un vehículo popular (fabricado entonces por la British Motor Corporation) y convertido en un producto Premium a partir de este siglo, cuando MINI fue adquirido por BMW. En la Argentina, el clásico compacto retro de origen británico y adopción germana gana a diario presencia en las calles, con una familia cada vez más amplia que ya incluye siete versiones. CarsMagazine probó el MINI Cooper S Hot, la variante tope de la gama S, que sólo es superada en prestaciones y equipamiento por el ultra deportivo “John Cooper Works”. Con un precio base de 44.000 dólares, ya está disponible en el mercado local.

LA BALANZA
ok

– Diseño e imagen
– Potencia y recuperaciones
– Comportamiento dinámico
– Equipamiento de serie
– Consumo reducido en ruta
– Opcionales disponibles

no
– Capacidad del baúl
– Espacio en plazas traseras
– Confort de marcha en ciudad
– Sin rueda de auxilio (run flat)
– Posición de ciertos comandos

mini-cooper-s-hot-1
El MINI Cooper S Hot durante la producción de CarsMagazine en el Kartódromo de Zárate.

DISEÑO
Un MINI es diseño en sí mismo. Todo gira en torno a la imagen, por dentro y por fuera. No importa si las teclas que accionan los alzacristales no están en la posición más cómoda o intuitiva (paneles de puertas, generalmente), si colocadas en la consola central aportan a la armonía retro y a conservar el espíritu del modelo surgido en 1959. No importa, tampoco, si el velocímetro analógico es extremadamente grande para los tiempos que corren y si ubicado en el centro de la consola no resulta de fácil lectura para el conductor (que de todas formas, encontrará uno digital justo frente a sus ojos). Definitivamente, se trata de un auto concebido de otra forma. Lo importante es que BMW supo adaptarlo a los tiempos que corren manteniendo la esencia MINI, que se aprecia en todos los ángulos: desde las ópticas hasta la pedalera, desde los espejos retrovisores hasta el botón que abre la guantera, desde las salidas de aire hasta las manijas de puertas, todo está bajo un mismo leitmotiv. El MINI mantiene, claro está, las dimensiones reducidas con las que fue concebido originalmente: mide apenas 3,70 metros de largo y sólo 1,40 m de alto, con ese particular techo de línea recta que caracteriza su silueta.

mini-cooper-s-hot-2
El comportamiento dinámico es ejemplar: dobla como un kart, con gran adherencia en curvas.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
La gama MINI que se comercializa en la Argentina propone tres motorizaciones, todas desarrolladas sobre el mismo block de 1.6 litros. El más modesto entrega 120 CV, los de la línea “S” erogan 175 caballos y el rabioso “John Cooper Works”, brutales 211 HP. Hay que tener en cuenta que el MINI Cooper es un vehículo pequeño y liviano, lo que implica que a partir de las versiones de 175 CV la relación peso/potencia ya es más que interesante. Por ello, nada mejor que probarlo en un ámbito propicio y seguro. Así fue que siguiendo el concepto de conducción tipo “kart” que propone el MINI, CarsMagazine realizó un ensayo de performance en el Kartódromo Internacional de Zárate. Durante una mañana entera (en uno de esos recientes días soleados pero con sensación térmica apenas sobre cero), giramos más de 40 vueltas al circuito más extenso del kartódromo. Las conclusiones: es cierto que yendo rápido el MINI se conduce y se siente como si fuera un “kart” carrozado. Impresiona no sólo la respuesta de su dirección (utilizamos el modo “Sport”, que la endurece aún más), sino también de los frenos; y sobre todo, la sorprendente adherencia en curvas de baja y media velocidad. En resumen, una invitación a conducir hasta el cansancio, con diversión ciento por ciento asegurada.

mini-cooper-s-hot-3
El motor naftero turbo de 1.6 litros le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,1 segundos.

El motor naftero 1.6 con turbocompresor del MINI Cooper S permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7 segundos y desarrollar una velocidad máxima de 225 km/h. Pero tan impresionante como estas cifras son las recuperaciones: para pasar de 80 a 120 km/h apenas demora 5 segundos (en 4ª marcha). En un viaje Buenos Aires-Rosario-Buenos Aires, por la Ruta 9, comprobamos que incluso en 5ª ó 6ª velocidad el motor empuja con firmeza, producto de un generoso torque de 240 Nm que según la ficha técnica “aparece” a las 1.600, y que en la práctica se siente a las 2.000 rpm (de acuerdo al tacómetro). Circulando a velocidades reglamentarias (puntualmente, a 130 km/h en autopista), el motor gira a 3.200 rpm en 6ª marcha y el consumo es de 7,5 litros/100 km. En “tren relajado”, si el conductor pudiera limitarse a viajar sólo a 100 km/h, el gasto se reduce a 5,5 litros, lo que entregaría una autonomía ideal superior a 900 kilómetros. Cifras más que interesantes… En tránsito urbano, la mejor medición arrojó 10 litros cada 100 kilómetros, que lo ubica en la media para un motor de su cilindrada.

mini-cooper-s-hot-4
La versión S Hot sólo es superada en equipamiento y prestaciones por la John Cooper Works.

POSICION DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAUL
Butaca de excelente sujeción lateral, tanto en el cojín como en el respaldo, regulable en altura y con ajuste lumbar; volante graduable en altura y profundidad; generoso apoyapié izquierdo; tacómetro analógico ubicado justo detrás del volante (que queda fijo sobre la columna de dirección cuando se la regula), y un sonido ronco del escape de doble salida hacen que el conductor de un MINI Cooper S se imagine casi en un auto de carrera. La palanca de cambios tiene recorridos cortos, aunque puede llevar algunos segundos colocar por primera vez la reversa, hasta generarse la costumbre. La visibilidad es razonable teniendo en cuenta que la superficie vidriada está en relación con el tamaño del auto. Los espejos exteriores y el interior, de formatos ovalados, ofrecen un aceptable campo visual. De los comandos más importantes, como se citó al comienzo, algunos están ubicados donde uno los buscaría intuitivamente, pero otros (alzacristales, luces antinieblas, cierre centralizado) requieren un tiempo de adaptación.

mini-cooper-s-hot-5
El diseño del MINI es la reinterpretación contemporánea del modelo original, de 1959.

El MINI Cooper no es un auto para una familia; ni siquiera, para más de dos personas que pretendan irse de vacaciones. Las plazas traseras son tan reducidas que sólo sirven para niños. Y además, son sólo dos. Para darse una idea de lo acotado que resulta el espacio, un adulto de 1,80 m de estatura no viajará cómodo atrás incluso desplazando bien hacia adelante la butaca del conductor/acompañante. Lo mejor, entonces, es pensar al MINI como un auto biplaza y aprovechar la posibilidad de rebatir los asientos traseros para ampliar la capacidad del baúl. Así, el volumen (muy reducido) de 160 litros en configuración estándar crece hasta casi 700 litros, y eso convierte al MINI Cooper en un coche con un baúl literalmente enorme.

mini-cooper-s-hot-6
El precio del S Hot es de U$S 44.000. Esta unidad tenía un sintonizador de TV como opcional.

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
Posicionado como un producto Premium, el MINI ofrece todo lo que un cliente de ese segmento puede demandar, e incluso algo más. La versión evaluada, S Hot, se caracteriza justamente por una dotación de equipamiento que va más allá de lo imaginado. Sin ir más lejos, en la unidad cedida para el contacto por BMW Group Argentina sobresalía un sintonizador de TV, cuya pantalla está ubicada en el centro del velocímetro y que permite ver televisión con destacada calidad de imagen y sonido, siempre que el vehículo esté detenido. Por este opcional, el cliente debe abonar un plus de 1.400 dólares. Por lo demás, el S Hot propone climatizador automático, sistema de sonido HI FI con 10 parlantes, volante multifunción, computadora de abordo y tapizados de cuero, entre otros elementos de confort. Se podría pedir que por su precio, las regulaciones de las butacas fueran eléctricas.

mini-cooper-s-hot-7
En el viaje a Rosario sorprendió la elasticidad del motor: de 80 a 120 km/h en 5 segundos.

En seguridad la oferta es bien completa, incluso desde la versión más accesible de la gama (la denominada Salt, de U$S 28.900). Se destaca una dotación de 6 airbags, frenos con ABS y control de frenada en curva; control dinámico de estabilidad, anclajes ISOFIX para sillas de niños, cierre centralizado de puertas a 16 km/h; y puntualmente en la versión S Hot, faros Bi Xenón y luces antiniebla delanteras y trasera, llave de telemando con encendido mediante botón “Start” y alarma antirrobo con sensor de inclinación e inmovilizador electrónico.

mini-cooper-s-hot-8
El estilo retro está plasmado en todo el interior, desde el instrumental hasta la pedalera.

CONCLUSIÓN
La decisión de compra de un MINI jamás supondrá un acto racional. Es un auto con un baúl diminuto, con plazas traseras que parecen de juguete, durísimo para circular por las bacheadas calles de ciudades como Buenos Aires, y que ni siquiera tiene rueda de auxilio (calza las polémicas “run flat”, que una vez pinchadas permiten continuar por algunos kilómetros hasta localizar dónde realizar la reparación). Sin embargo, convertirse en propietario de un MINI Cooper muy probablemente implique el capricho más justificado a la hora de la elección de un automóvil: su diseño enamora, sus prestaciones cautivan y con su calidad de producto Premium, completa un cóctel tan irresistible como adictivo.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– ABS + asistencia al frenado de urgencia + distribución electrónica
– Airbags frontales, laterales y de cortina (6 en total)
– Asientos delanteros deportivos en tapizado de cuero
– Asientos traseros con respaldo reclinable
– Climatizador automático + guantera refrigerada
– Computadora de abordo y volante multifunción
– Control de frenada en curva
– Control de velocidad crucero
– Control dinámico de estabilidad (DSC)
– Dirección asistida en función de la velocidad
– Faros Bi Xenón con lavafaros + antinieblas delanteros y trasero
– Llantas de aleación de 17”
– Spoiler trasero + salida de escape doble
– Sistema de sonido HI FI con 10 parlantes (CD y MP3)
– Techo corredizo doble

FICHA TECNICA
Carrocería:
hatchback, 3 puertas, 2+2 plazas
Motor: naftero, delantero transversal, 4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.598 cc
Alimentación: inyección directa + turbocompresor + intercooler
Potencia máxima/régimen: 175 CV a 5.500 rpm
Par máximo/régimen: 240 Nm a 1.600 rpm
Velocidad máxima: 225 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 7,1 segundos
Tracción: delantera
Dirección: con asistencia según velocidad
Transmisión: manual de 6 velocidades
Frenos: delanteros, a discos ventilados; traseros, a disco
Llantas: de aleación de 17”
Neumáticos: Dunlop 205/45 R17
Dimensiones: largo, 3,71 m; ancho, 1,68 m; alto, 1,40 m; entre ejes, 2,46 m
Peso: 1.205 kg
Capacidad baúl: 160 litros (ampliable a 680 litros)
Capacidad tanque: 50 litros
Consumo urbano: 10 litros/100 km (autonomía: 500 km)
Consumo a 100 km/h: 5,5 litros/100 km (autonomía: 910 km)
Consumo a 130 km/h: 7,5 litros/100 km (autonomía: 665 km)

PRECIO Y GARANTIA (*)
La versión evaluada, S Hot en color Pepper White, se comercializa a U$S 44.000. La unidad contaba además con los siguientes opcionales: sintonizador de TV (U$S 1.400), sistema de navegación (U$S 1.700) y Bluetooth (U$S 500). En Argentina, la gama MINI arranca con la versión Salt, por U$S 28.900, y llega hasta el John Cooper Works, por U$S 52.900. En todos los casos, la garantía es de 2 años sin límite de kilometraje.
(*) Valores actualizados a julio de 2010.

POSIBLES RIVALES
Fiat 500, VW New Beetle, Alfa Romeo Mito, Peugeot 207 RC, Citroën DS3, Audi A1

Compartir:
CarsMagazine

2 comentarios en “MINI Cooper S Hot

  1. sebastian carella 27/02/2011 a las 21:40 - Responder

    mi consulta es , que diferencia en lo que es ventajas de uno y otro creen ustedes que tiene este auto con respecto al mito de alfa romeo teniendo en cuenta que estan en el mismo segmente
    muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *