CarsMagazine

Mercedes desarrolló un airbag que ayuda a frenar


CarsMagazine.- Los avances en seguridad parecen no tener límites en la industria automotriz. Después del cinturón, el airbag –esa bolsa que se infla en milisegundos y que hasta puede salvar la vida del pasajero– ha sido una de las principales invenciones. Registrado por Mercedes en 1971, fue incorporado por primera vez en un coche de serie en 1981. Con el tiempo, a los airbags frontales le siguieron los laterales, de cortina, de rodilla y hasta el trasero, que hoy desarrolla Toyota para la cabeza de los pasajeros posteriores, al margen de otro de M-B que se infla sobre el parabrisas para proteger a un peatón que fuese atropellado. Pero la evolución, quedó dicho, no se detiene. Y ahora fue Mercedes, justamente, quien presentó un sistema de airbag que cumple otra función: ayudar a reducir la distancia de frenado del vehículo ante una emergencia, con una bolsa de aire que se infla por debajo del auto, entre las ruedas delanteras. Claro que éste es apenas uno de los múltiples y novedosos sistemas de seguridad que M-B presentó en el ESF Concept, un vehículo que adelanta el futuro en materia de seguridad activa y pasiva.



Hoy por hoy, los automóviles sólo se valen del sistema de frenos aplicado en sus ruedas para detenerse. Colaboran, claro, el dispositivo ABS y el repartidor electrónico de la fuerza de frenado (EBD), entre otros. Pero Mercedes creyó que había algo más por hacer, y así fue que desarrolló lo que denominó Braking Bag. Técnicamente, es una bolsa de aire situada justo debajo del motor, entre las ruedas delanteras, la zona que mayor transferencia de pesos recibe ante una frenada de emergencia. Al inflarse, la bolsa ejerce resistencia sobre el suelo y aumenta la desaceleración del vehículo en 20 m/seg2, según señala la casa de la estrella. Para ser más claros, en pruebas realizadas con este sistema sobre un Clase C que circulaba a 50 km/h, la distancia de frenado se redujo en 18 centímetros. Una cifra que puede ser la diferencia entre chocar o no contra otro vehículo o, más grave aún, entre atropellar o no a un peatón. El Braking Bag se activa si los sensores del vehículo, que calculan la velocidad a la que éste se desplaza y la distancia con el coche precedente, detectan el peligro de un inminente impacto.



En el siguiente video del ESF Concept se aprecia no sólo el funcionamiento del Braking Bag, sino también otras novedosas soluciones en materia de seguridad que aún están en fase de desarrollo (por ejemplo, un airbag que protege a los pasajeros delanteros de un golpe entre ellos mismos) y que por ahora no tienen fecha confirmada para llegar a los vehículos de producción. Pero está claro que algún día estarán allí, dispuestos a hacer más segura la vida a bordo de un automóvil…

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *