CarsMagazine

Más autopartistas nacionales buscan “entrar” en el Agile

gm-sustitucion-autopartes

Ejecutivos, técnicos e ingenieros de un total de 64 empresas autopartistas pasaron el jueves por la planta de GM Argentina en Rosario, con la meta puesta en sumarse en los próximos meses como proveedores a la línea de montaje del Chevrolet Agile.

Fueron empresas con asiento en las provincias de mayor historial en el sector, como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, en respuesta a una convocatoria realizada por General motors, que apunta a sumar más piezas de origen nacional al nuevo modelo de la marca Chevrolet, del cual se fabrican a razón de 200 unidades por día y se exportan en su mayoría al demandante mercado brasileño.

La iniciativa forma parte de las actividades para ampliar y fortalecer la base de autopartismo local, y está en línea con las políticas públicas del Gobierno nacional que buscan impulsar un mayor contenido nacional en la industria automotriz. Pero además, “es parte de la estrategia de la empresa para mantener la competitividad de los vehículos fabricados en el país”, según  señaló Nicolás Abbate, Gerente de Relaciones Gubernamentales de GM Argentina.

El valor de compra anual para todo el conjunto de piezas (desde burletes, mangueras y rulemanes, hasta manijas de puerta y estampados) es de 70 millones de dólares. Claro que los requisitos para convertirse en proveedor no son pocos: exigen cumplir con estándares muy elevados de calidad, a precios competitivos y con una capacidad de producción a gran escala.

chevrolet-agile-baja

Actualmente, el porcentaje de integración local que en promedio asignan las terminales a sus productos es de 20% (llega a 29% si se consideran “piezas sobre piezas” importadas). Para elevar ese promedio y lograr un grado mayor de participación de empresas y Pymes del sector en la cadena de producción, en junio de 2008 se aprobó la Ley de Estímulos Impositivos; el objetivo: llevar ese porcentaje al 30% en los siguientes dos años.

Para ello, contemplaba un 8% de reintegros sobre el total de autopartes locales, matrices y moldes, que adquirieran las automotrices durante el primer año de aplicación del sistema; 7% en el segundo año y 6% en el tercero. En 2008, el saldo de la balanza comercial del sector cerró con un rojo de 5.370 millones de dólares, ya que se importaron componentes por casi 8.000 millones de dólares (CIF).

En los 7 primeros meses de 2009 (primer año de vigencia de la ley), el rojo en la balanza comercial se redujo a 1.683 millones, pero con una fuerte caída relativa de las operaciones, ya que se importaron mercaderías por sólo 2.697 millones, según datos de AFAC (Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes) en base a INDEC y Aduana.

Compartir:
CarsMagazine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *