CarsMagazine

Llenar el tanque es cada vez más caro: nueva suba de combustibles

YPF aplicó el cuarto aumento del año, tanto a la nafta y el gasoil Premium como a las más populares. Las demás distribuidoras también remarcaron sus precios. En promedio, el gasoil acumula entre 13 y 18% de aumento, según la marca y la estación de servicio.

combustibles-estacion-de-servicio
Los precios de YPF son tomados como referencia por las demás petroleras.

Los automovilistas de Capital Federal que pasaron por las estaciones de servicio durante el fin de semana ya se toparon con la poco grata sorpresa. Un nuevo “ajuste” en los precios de los combustibles de casi todas las marcas llevó el piso de la nafta súper a 3,50 pesos el litro y el gasoil a no menos de 3 pesos.

Los aumentos, que en promedio acumulan subas de entre 13 y 18,5% en lo que va del año (según el tipo de combustible y la marca), superan con creces el promedio de inflación de la economía en general (alrededor de 8% en los últimos tres meses, según los economistas privados), y por mucho más lejos al índice oficial calculado por el Indec (entre 3 y 4%).

Según un artículo publicado en el diario La Nación, la “ronda de remarcaciones” comenzó el viernes pasado, cuando YPF aplicó el cuarto aumento del año a la nafta Premium (“Fangio”), acumulando en lo que va del año una suba de 22,4%. Luego el ajuste se aplicó también al resto de los combustibles: el gasoil pasó a costar $ 3,019 (lleva aumentado 13,6%) y la nafta súper, $ 3,501 (12,6%).

Esto llevó a que las demás petroleras también aumentaran sus precios, con un doble objetivo: aumentar sus márgenes y mantener sin cambios sus niveles de participación de mercado, ya que sus refinerías no estarían en condiciones de enfrentar un aumento significativo de la demanda. Esso y Petrobras subieron el precio de sus naftas de mayor octanaje, y en el caso de la primera también el gasoil, que vende a 3,169 pesos el litro.

Según cita el artículo a fuentes de YPF, “el objetivo es achicar la brecha de la competencia para evitar que el mercado nos ponga en una posición que no queremos. Estos valores hacen que no haya colas en las estaciones ni quiebres de stock, y que se pueda mantener una lógica empresarial normal”.

La ronda de subas llegó en algunos casos a 8% en promedio, afectando especialmente a los combustibles más demandados como el gasoil (no Premium) y la nafta súper. “Hoy por hoy no se consigue en el país gasoil a menos de 3 pesos el litro”, resalta el diario.

En ese sentido, la que se ubica en lo más alto de la tabla de precios es la holandesa Shell, que si bien aumentó el precio de sus combustibles en alrededor de 4% el último fin de semana, acumula una suba de 18,5% en lo que va del año en algunos rubros como el gasoil (está a $3,399) y casi 14% en la nafta súper ($3,699). En el caso de las Premium, los aumentos acumulados se ubican entre el 22 y el 24%. La nafta hoy se vende a $ 4,399 y el diésel, a $ 4,099.

A pesar de las subas en Capital Federal, el precio de los combustibles sigue siendo más alto en las provincias. En Mendoza, por ejemplo, YPF vende la nafta súper a $ 3,897 y el gasoil, a $ 3,099. En Tucumán, la Fangio XXI (premium) se comercializa a $ 4,459, mientras que en la provincia de Santa Fe hay estaciones YPF que venden el gasoil a 3,189 pesos.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *