Tips Citroën: la importancia de la correcta presión de neumáticos

Es el único elemento de contacto entre el vehículo y la superficie sobre la que este circula, de modo que su buen estado y funcionamiento óptimo es clave para la seguridad. Desde Citroën y CESVI explican sobre el sistema que controla la presión.

Los neumáticos son los únicos elementos de contacto entre el vehículo y el suelo, por eso su buen estado y correcto funcionamiento constituyen condiciones mínimas de seguridad. Citroën y CESVI explican a continuación por qué el sistema que controla su presión se convierte en un aliado fundamental para la seguridad activa.

“Circular con presiones inadecuadas en los neumáticos no sólo afecta sustancialmente el comportamiento dinámico del vehículo, sino que también puede implicar un mayor consumo de combustible y la reducción de la vida útil de las cubiertas.

Una de las causas de la escasa presión es su calentamiento, que se incrementa al aumentar la velocidad. El mayor riesgo al que nos enfrentamos transitando con baja presión en los neumáticos es que éstos se destalonen en una curva o se pinchen. Por tal motivo, los sistemas de control de presión de los neumáticos forman parte del equipamiento de seguridad en varios modelos actuales.

La función del detector consiste en avisar al conductor cuando la presión es inferior a la recomendada o cuando sufre una pérdida total de la misma. El aviso suele presentarse como una señal luminosa y en algunos casos está acompañada de un sonido de alerta.

El sistema evaluará la presión en los neumáticos de acuerdo a la tecnología aplicada en el automóvil. Puede ser que lo haga mediante el monitoreo de la velocidad de rotación de cada rueda. Cuando un neumático pierde presión, su radio efectivo de rodadura disminuye, por lo que su velocidad de rotación aumenta para cubrir esa diferencia. Este monitoreo lo realiza mediante los sistemas que componen el ABS. Una de las limitaciones de esta tecnología es que sólo registra grandes pérdidas de presión o pérdidas totales. Otra forma de evaluación, mucho más efectiva que la anterior, se basa en la medida de la presión mediante un sensor alojado en el interior del neumático.

En cualquiera de los casos, el sistema alertará al conductor cuando la presión de los neumáticos no es la adecuada, lo que implicará una mejora sustancial en la seguridad activa del automóvil.

¡Recuerde! Este dispositivo no lo exime de inspeccionar con regularidad los neumáticos. Aunque su vehículo posea el sistema de control de presión, no olvide controlarla en frío (sin haber circulado más de 2 kilómetros), como así también su óptimo estado, al menos una vez al mes o al iniciar un viaje largo”.

Ingrese a www.programa-acs.com.ar y conozca todas las acciones que CESVI Argentina y Citroën Argentina continuarán realizando en 2012 para que los argentinos podamos desplegar un manejo seguro.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *