CarsMagazine

Sorpresa: Koenigsegg renuncia a comprarle Saab a GM

Luego de negociar durante medio año, finalmente la automotriz de lujo de origen sueco descartó comprarle al grupo norteamericano la marca también escandinava. Desde Estado Unidos se mostraron “decepcionados” por la anulación de la operación.

saab-logo
Saab perdió 293 millones de euros en 2008 y sólo representó el 1,1% de las ventas de GM ese año.

“Lamentamos que tras seis meses de intensos trabajos orientados hacia un objetivo tengamos que llegar a la difícil y dolorosa conclusión de que no vamos a ser capaces de concretar la adquisición de Saab Automobile”, fueron las palabras del fundador y director general del grupo, Christian von Koenigsegg, difundidas este martes.

“La cuestión del calendario siempre ha sido esencial para nuestra estrategia tendiente a dar nueva vida a la empresa. Lamentablemente, los retrasos en el cierre de la operación han provocado riesgos e incertidumbres que nos impiden llevar a buen puerto nuestros planes para el nuevo Saab”, agregó el directivo.

Saab Automobile, que emplea a 3.400 personas en Suecia, perdió 293 millones de euros en 2008 y sus ventas sólo representaron un 1,1% del total de ventas mundiales de GM. Koenigsegg, fundada en 1994, es un constructor de coches deportivos y de lujo. Sólo emplea a 45 personas y en 2008 vendió apenas una veintena de vehículos, pero a más de un millón de euros cada uno.

A todo, General Motors, que buscar vender Saab desde diciembre de 2008, se declaró “decepcionado” ante la anulación de la operación. En tanto, Saab se manifestó “sorprendida” por el anuncio de Koenigsegg, al tiempo que reconoció que el procedimiento era igualmente “muy complicado”.

Un vocero de Saab citado por la agencia AFP declaró que “aún es demasiado pronto para especular” sobre lo que ocurrirá tras la negativa de Koenigsegg. “Lo que va a pasar ahora es que el propietario de Saab, General Motors, va a estudiar la situación y decidirá en la semana próxima los pasos a seguir”, agregó.

Compartir:
CarsMagazine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *