Kia rearmó su red en Argentina y apunta a vender 3.000 unidades

Con el Nuevo Sorento, avanzó en la renovación de la gama acorde a la oferta de la marca a nivel global, que incluye los modelos Soul, Picanto y Cerato Forte. Hacia el último trimestre de 2010, se completaría la propuesta local con el nuevo Sportage.

tomas-galbis-kia
Tomás Galbis, en doble presentación: nuevo Sorento y nuevo concesionario Kia en Capital Federal.

Kia fue una de las marcas con mayor crecimiento en ventas a nivel mundial durante el año pasado, en plena crisis del sector automotriz. Junto a su compatriota y aliada a nivel industrial Hyundai, tuvieron un enorme ascenso no sólo en su país de origen, Corea del Sur, sino también en los mercados más importantes como China, Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, la performance de Kia en Argentina fue muy distinta, sin que se pueda atribuir a los efectos de la caída general de las ventas por la crisis. Tal como admite Tomás Galbis, gerente general de la marca, 2009 “no fue un buen año; teníamos una gama que estaba en la última parte de su ciclo de vida, antigua y difícil de vender”.

“A eso se sumaban demoras en la homologación de nuestros productos que hicieron que no pudiéramos renovarla al mismo tiempo que se lanzaban en otros mercados”, apuntó el joven ejecutivo español a CarsMagazine.

A partir de una fuerte reorganización de su estructura, la marca representada por el grupo chileno-español SK Bergé pudo comenzar con la renovación de su gama (más allá de la presentación del Soul, en julio de 2009) a partir de diciembre, con el nuevo Cerato Forte y su versión Koup; luego con el compacto Picanto y ahora con el exitoso Sorento.

kia-sorento-abajo
Ya está en Argentina la nueva generación del SUV más exitoso de la marca coreana.

Tuvimos que hacer una renovación total de la red en la Argentina y prepararla para lo que venía, con las nuevas generaciones de nuestra gama”, afirma Galbis. Eso se tradujo en una ampliación de la red de concesionarios, que hoy llega a 24 en todo el país y sumará tres más antes de fin de año. Según aseguró el manager, con ello cubrirán 95% del territorio argentino, lo cual “es un alcance muy alto para una marca importada”.

Con ello, el panorama es totalmente distinto para este año, en el marco de una alta demanda que en algunos casos produce faltantes. El caso del Nuevo Sorento sirve como muestra: su comercialización comenzó oficialmente este viernes 26 de marzo, pero ya hay 600 unidades colocadas desde aquí hasta junio, equivalentes a los tres primeros embarques de abril, mayo y junio.

La pretensión es “crecer no menos de 50 o 60% en relación con el año pasado”, con el objetivo de vender más de 3.000 unidades (de toda la gama) en el año, según apunta Galbis. En 2009, Kia comercializó 2.187 unidades en Argentina.

POR AHORA, SIN OTRAS MARCAS

Tal como se señaló oportunamente, el grupo SK Bergé analiza la posibilidad de representar a otras marcas en la Argentina, aunque hasta el momento no existe ninguna confirmación en ese sentido.

Nuestra intención es siempre ser una distribuidora multimarca en los países donde operamos -admite Galbis-, pero Argentina y el Mercosur son mercados muy complicados para las importadoras,  ya que no siempre puede entrar un producto pagando 35% de arancel”.

Además, entre los condicionantes, señaló los problemas de competitividad por moneda de origen de la marca, pero aseguró “estar abiertos” a la posibilidad, en caso de que sea viable un proyecto a largo plazo, pensado en una gama completa de productos y sobre la cual se pueda desarrollar una red de concesionarios amplia.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *