CarsMagazine

Ford probó en París el sistema Active City Stop

La marca del óvalo eligió el intenso tránsito parisino para evaluar la versión avanzada del sistema de frenado automático, que ayuda a reducir el riesgo de colisiones.

ford-active-city-stop

Ford Motor Company encontró en París el lugar ideal para probar la versión avanzada de su tecnología de frenado automático Active City Stop. La capital francesa es reconocida como uno de los lugares más estresantes para manejar, con intersecciones peligrosas y espacios muy estrechos.

La nueva versión del Active City Stop opera a velocidades de hasta 50 km/h. Consta de sensores que detectan las luces y la distancia de los vehículos que los preceden y escanea el entorno 50 veces por segundo, ayudando a reducir colisiones severas y, en algunos casos, prevenir accidentes. Si el conductor no reacciona a tiempo, ya sea bajando la velocidad o frenando, el sistema frena, reduce el torque del motor y activa las balizas.

Conductores profesionales con conocimiento local manejaron los vehículos en las calles de París –entre las diez ciudades más congestionadas de Europa– a través de intersecciones cercanas al Arco del Triunfo, donde convergen las 12 avenidas más importantes.

“Las calles de París no son aptas para cardíacos por sus múltiples carriles donde los vehículos compiten por un espacio a altas velocidades; las esquinas abarrotadas ponen a prueba los nervios de hasta los mejores conductores”, comentó Nils Gerber, Experto Técnico en Electricidad e Ingeniería en Sistemas Electrónicos de Ford Europa. “Sabíamos que estas calles serían perfectas para probar el Active City Stop en condiciones que no son posibles de replicar en las pistas de pruebas”, concluyó.

Por cuestiones de seguridad, las funciones de frenado automático fueron desconectadas durante las pruebas, pero los ingenieros pudieron monitorear y analizar el sistema para ver cuándo se habría activado y asegurar que el frenado haya sucedido ante un riesgo de accidente. También utilizaron un video en tiempo real que examinaba las condiciones del tránsito. La prueba permitió, con prototipos de Mondeo y Tourneo Connect, cubrir 4.000 km en cinco días durante horas pico.

Con vistas hacia el futuro, los investigadores de Ford se encuentran desarrollando un sistema de estacionamiento totalmente asistido, que permitirá estacionar con sólo apretar un botón desde dentro o fuera del vehículo. Además, están avanzando en investigaciones para mejorar la seguridad en las rutas con los sistemas car-to-car y car-to-infraestructure, que incluyen un sistema de luz de freno de emergencia electrónico que alerta a los conductores en todo momento.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *