Ford Kuga 2.5 Titanium

Fabricado en Alemania, el primer crossover de la marca del óvalo llega dispuesto a ganar terreno en el competitivo segmento de los SUV “light”. Tracción integral y motor naftero turbo de 2.5 litros y 200 caballos, combinados con atractivo diseño y abundante tecnología.

http://www.youtube.com/watch?v=5BwTu_SAsCQ

Por Martín Egozcue

Desde marzo, Ford Argentina comercializa oficialmente el Kuga, primer crossover de la marca del óvalo. Un producto que la automotriz posiciona en el tope de su oferta local, en sintonía con otros modelos de alta gama como el Mondeo o el S-Max. En este caso, se trata de un SUV mediano, de tracción integral y perfil urbano, pero también preparado para ocasionales aventuras fuera del camino. Disponible en la Argentina únicamente con motor naftero de 2.5 litros y 200 caballos, se ofrece en tres niveles de equipamiento. CarsMagazine evaluó la opción intermedia, Titanium, que con transmisión automática se comercializa a casi 173.000 pesos.

LA BALANZA
ok
– Diseño y estilo
– Motorización y transmisión
– Equipamiento tecnológico
– Desempeño dinámico
– Confort de marcha

no
– Off road limitado (sin reductora)
– Rueda de auxilio temporal
– Espacio en plazas traseras

ford-kuga-test-01
El Kuga se fabrica en Alemania. En Europa se lanzó en 2008 y a Argentina llegó en el verano 2010.

DISEÑO
La estética es un atributo que toma cada vez más peso en la decisión de compra de un vehículo. Hay clientes que determinan su elección por el diseño antes que por otras virtudes. El Kuga tiene una carta a su favor para ese tipo de público, ya que posiblemente se trate, hoy por hoy, del SUV mediano más atractivo del mercado argentino. Fiel exponente del “Kinetic Design”, la corriente de diseño de Ford que intenta “transmitir movimiento en sus vehículos incluso cuando éstos están detenidos”, el Kuga atrapa desde cualquier óptica. De frente, es innegable su parentesco con el Focus, con el que incluso comparte la misma plataforma (aunque tiene 5 cm más entre ejes). Lateralmente, su “cintura” de línea ascendente le impone presencia y más aún con las llantas de 17 pulgadas de diseño Titanium. Desde atrás también irradia personalidad propia. Todo nació del concept Iosis X, que Ford presentó en el Salón de París de 2006.

ford-kuga-test-02
Diseño en sintonía con el “Kinetic Design”, la última corriente estilística de Ford a nivel mundial.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
El conjunto motor-caja del Kuga es garantía de placer de conducción y aprobadas prestaciones. Silencioso a bajo régimen, se despierta enérgico cuando se llega a las 1.600 rpm, instante en el que comienza a entregarse el torque máximo de 320 Nm. Con sus 200 caballos (potencia sólo igualada por el Tiguan entre sus rivales), el naftero 2.5 turbo de 5 cilindros acelera con suavidad y la caja automática de 5 marchas invita a un manejo relajado. Por curiosidad, cualquiera buscará jugar con el comando secuencial. Al comprobar que la caja es más “inteligente” que uno mismo, se depositará en ella toda la confianza. Incluso acelerando a fondo hasta el corte de régimen, en 6.500 rpm, la caja pasará automáticamente al cambio superior. Y llegando a un semáforo, en 3ª o 4ª marcha, se colocará en 1ª sin que uno lo perciba. Más de 200 km/h de velocidad final y apenas algo más de 10 segundos en el “0 a 100” son valores respetables para un vehículo de más de 1.600 kg.

ford-kuga-test-03
La vista trasera es la que más personalidad le aporta a este crossover surgido del concept Iosis X.

ASFALTO Y OFF ROAD
Llama la atención el aplomo con el que el Kuga transita en ruta, ya sea en recta o en curva. Pero no sorprende tanto teniendo en cuenta que está desarrollado sobre la plataforma C que utiliza el Focus II, un mediano que se caracteriza justamente por un interesante desempeño dinámico. La asistencia electro-hidráulica a la dirección se puede configurar en tres grados de aplicación, y eligiendo el deportivo (el más duro) se obtiene una respuesta rápida y precisa para circular con seguridad a alta velocidad. En ruta, a 130 km/h, el consumo registrado por CarsMagazine fue de 9,5 litros cada 100 kilómetros, lo que entrega una autonomía superior a 600 km. La cifra se dispara al ingresar al ámbito urbano, con 14 litros (y más también…) cada 100 km, lo que obliga a cargar tras haber recorrido apenas algo más de 400 kilómetros.

ford-kuga-test-04
La terminación es propia de vehículo europeo. Muchos elementos ya vistos en Focus y Mondeo.

Aunque no se trata de un todoterreno de raza, porque carece de baja o reductora, el Kuga se defiende con dignidad para divertirse un buen rato en caminos de ripio, barro o hasta trepando un médano. La clave es su sistema de tracción integral tipo “all wheel drive” que reparte inteligentemente el torque entre el eje delantero y el trasero. Cuando la situación lo impone, el Kuga enviará hasta un 50% del par motor a las ruedas posteriores. Esto no sólo permite sortear con éxito obstáculos de baja o mediana complejidad, sino que también otorga mayor seguridad en el tránsito sobre asfalto mojado. El control de tracción y de estabilidad, combinados con un sistema de atenuación de vuelco, permiten mantener siempre la trayectoria deseada y otorgan seguridad en la conducción.

ford-kuga-test-05
El consumo urbano es elevado (14 litros/100 km), pero menos no se puede pedir de un 2.5 de 200 CV.

POSICION DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAUL
Cuando un vehículo ofrece doble regulación (altura y profundidad) de la columna de dirección, y la butaca también permite modificar su altura, es difícil no encontrar una posición de manejo cómoda, sin que importe la talla del conductor. En el Kuga, como en todo SUV, tiende a ser alta, lo que otorga una mejor visibilidad. El ajuste lumbar y el generoso apoyapié permiten “calzarse” al Kuga casi como un guante. Para la maniobra de estacionamiento, siempre crítica en vehículos de gran porte, resulta clave el aporte del sensor trasero, exclusivo de las versiones Titanium.

ford-kuga-test-06
El sistema de órdenes por voz es la estrella tecnológica. Permite operar la radio y el climatizador.

A pesar de numerosos e ingeniosos portaobjetos (por forma y ubicación), la habitabilidad del Kuga no resulta mayor a la de un sedán de segmento C. El espacio en las plazas traseras es más bien ajustado. Dos adultos viajarán cómodos, pero si fueran tres, incluso siendo un niño el tercero, el espacio no sobrará. En el baúl tampoco se luce la capacidad estándar de carga, con apenas 360 litros (como referencia, la Ecosport, de segmento B, ofrece 3 litros más). Sin embargo, la posibilidad de rebatir los respaldos traseros en proporción 1/3 ó 2/3 ayuda a elevar el volumen hasta más de 1.300 litros (en la Ecosport crece a 712 litros).

ford-kuga-test-07
La versión Titanium tiene caja automática de 5 marchas con opción secuencial. Casi que sobra…

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
La tecnología dice presente en el Kuga y con soluciones innovadoras. La estrella indiscutible es el sistema de órdenes por voz, que sin quitar las manos del volante, con sólo pronunciar palabras clave, permite modificar los parámetros del audio y la climatización u operar el teléfono celular mediante conexión Bluetooth. El Mondeo, el S-Max y el Focus II también incluyen este sistema que Ford denomina “Voice to Control”. Otros aspectos de tecnología orientados a la comodidad son el botón de arranque (“Ford Power”), que exime de introducir la llave. Sólo hay que tenerla dentro del habitáculo para que con oprimir el botón, el impulsor se encienda. Una completa computadora de abordo, de amigable interface, ayuda a tener todos los parámetros bajo control, tal como demandará un conductor cuyo perfil lo haya acercado a un Kuga. Las entradas USB y plug in permiten escuchar toda la música que uno desee.

ford-kuga-test-08
El motor naftero turbo de 5 cilindros entrega su torque máximo desde 1.600 hasta 4.100 rpm.

En seguridad, el Kuga cumple con una dotación de doble airbag frontal y laterales delanteros, aunque las versiones disponibles en Argentina no incluyen airbags de cortina (“windows bag”), que sí ofrecen algunos de sus rivales, como el Honda CR-V, por citar al líder del segmento. A pesar de ello, el crossover de Ford propone una serie de ayudas electrónicas a la conducción, como el ya citado control de estabilidad (ESP), control de tracción (TCS) y sistema de atenuación de vuelco (ARM), que junto a frenos ABS le confieren un alto grado de seguridad activa. El Kuga recibió 5 estrellas (máximo posible) en las pruebas de seguridad del EuroNCAP, en 2008, su año de lanzamiento en Europa.

ford-kuga-test-09
La capacidad de carga del baúl no es la mejor, pero se puede ampliar hasta más de 1.300 litros.

CONCLUSIÓN
A la hora del balance final, el Kuga cautiva por su diseño, convence desde su motor y transmisión y enamora con su confort de marcha y su eficiente insonorización, sin dejar de entregar sensaciones intensas al volante a pesar de tratarse de un SUV, no de un deportivo. Claro que tiene puntos mejorables, como la habitabilidad trasera y el volumen de carga del baúl en condición estándar, y otro tal vez más fácil de solucionar con la simple inclusión de un auxilio tradicional en lugar del temporal (que sólo permite circular a 80 km/h). Si la expectativa no es sentirse un piloto del Rally Dakar, sino contar con un vehículo que otorgue un plus en seguridad activa y para el off road “light”, el Kuga está indiscutiblemente en el abanico de opciones a considerar, dispuesto a enfrentar al Honda CR-V o el VW Tiguan, por nombrar sólo a dos de sus rivales de peso.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– Anclajes ISOFIX en plazas traseras
– Airbags frontales y laterales (conductor y acompañante)
– Baúl con doble apertura (“liftgate in liftgate”)
– Botón de arranque “Ford Power” (sin llave)
– Climatizador automático de doble zona
– Computadora de abordo de 8 funciones
– Control de tracción con diferencial de bloqueo electrónico
– Control de velocidad crucero y de audio en el volante
– Equipo Sony con CD-MP3, USB y entrada auxiliar + Bluetooth
– Frenos ABS con distribución electrónica de frenado
– Programa electrónico de estabilidad (ESP) desconectable
– Techo panorámico (fijo)
– Sensor de estacionamiento trasero
– Sistema de órdenes por voz (“Voice to Control”)
– Sistema de atenuación de vuelco

FICHA TECNICA
Carrocería:
tipo SUV, 5 puertas, 5 plazas
Motor: Duratec T5, naftero, delantero transversal, 5 cilindros, 20 válvulas
Cilindrada: 2.521 cc
Alimentación: inyección electrónica secuencial multipunto
Potencia máxima/régimen: 200 CV/6.000 rpm
Par máximo/régimen: 320 Nm/1.600 a 4.100 rpm
Velocidad máxima: 205 km/h (dato de fábrica)
Aceleración 0 a 100 km/h: 10,6s (dato de fábrica)
Tracción: integral AWD (“All wheel drive”)
Transmisión: automática secuencial de 5 velocidades
Dirección: con asistencia electro-hidráulica
Frenos: a discos en las cuatro ruedas
Llantas: de aleación de 17”, diseño Titanium
Neumáticos: Continental 4×4 Contact, 235/55/R17
Dimensiones: largo, 4,44 m; ancho, 2,12 m (c/espejos); alto, 1,71 m; entre ejes, 2,69 m
Peso: 1.608 kg
Capacidad baúl: 360 litros (ampliable hasta 1.355 litros)
Capacidad tanque: 58 litros
Consumo urbano: 14 litros/100 km (autonomía: 415 km)
Consumo a 100 km/h: 8,5 litros/100 km (autonomía: 680 km)
Consumo a 130 km/h: 9,5 litros/100 km (autonomía: 610 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión evaluada, Titanium, se comercializa a $ 172.770. La opción de menor equipamiento, Trend, se ofrece a $ 156.825. Y hay una tercera variante, Titanium L (tapizados de cuero, asientos calefaccionados), por $ 180.614. En todos los casos, la garantía es de 2 años o 50.000 kilómetros.

ALGUNOS RIVALES
VW Tiguan, Honda CR-V, Toyota RAV4, Nissan X-Trail, Chevrolet Capita, Renault Koleos

Compartir:

5 comentarios en “Ford Kuga 2.5 Titanium

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *