CarsMagazine

Ford desarrolló una butaca que monitorea el corazón

Se trata de un trabajo conjunto de la marca del óvalo con la Universidad RWTH de Alemania. Mediante seis sensores especiales embutidos en el asiento, es posible controlar el ritmo cardíaco del conductor y anticiparse a problemas de salud.


En pruebas estáticas, 95% de los conductores probaron ser compatibles con el sistema de la butaca.

Los ingenieros de Ford desarrollaron una butaca de automóvil que puede monitorear los latidos del corazón del conductor a través de seis sensores especiales embutidos en ella. “Con este desarrollo, queda inaugurada una nueva era de vehículos en los que la salud de sus pasajeros también será susceptible de ser monitoreada con el potencial, incluso, de salvar vidas”, apuntaron desde Ford.

Este proyecto se desarrolló en conjunto entre el Centro Europeo de Investigación e Innovación de Ford y la Universidad RWTH. “Si bien todavía se trata de un proyecto en desarrollo, esta tecnología para monitorear el corazón podría convertirse en un avance de enorme importancia para los conductores de un Ford, y no sólo para el monitoreo de aquellos que ya saben que se encuentran en situaciones de riesgo”, comento el Dr. Achim Linder.

El trabajo realizado permitió desarrollar un sistema de seis sensores ubicados en la superficie del respaldo de la butaca. Los electrodos no son intrusivos y fueron desarrollados para tener la capacidad de detectar el registro eléctrico del corazón a través de la ropa. “Todavía estamos calibrando su operación para trabajar con algunos materiales. Ciertos tipos de fabricaciones sintéticas y la lana de cordero podrían causar interferencia eléctrica que afecte la señal; sin embargo, podemos alcanzar una señal apropiada incluso a través de diez capaz de algodón”, completó el científico.

En tests estáticos, entre 90 y 95% de los conductores probaron ser compatibles. En tests en movimiento, quedó comprobado que es posible alcanzar un alto grado de precisión en la lectura cardíaca durante casi 98% del tiempo transcurrido al volante, incluso en esta instancia inicial del desarrollo.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *