CarsMagazine

El “Nano” de Tata se prepara para llegar a Estados Unidos

Se mostró en el Salón de Detroit y se estima que comenzará a venderse en 2011. Tendrá un precio bastante superior a los 2.500 dólares que cuesta en la India y adaptaciones en cuanto a motorización y equipamiento.
tata-nano
La posibilidad de que el Nano se venda en EE.UU. era, hasta hace  poco, vista con escepticismo.

El auto más barato del mundo se prepara para desembarcar en el mercado automotriz más grande del mundo occidental.

Los ingenieros del fabricante hindú Tata trabajan por estos días para adaptar el pequeño motor de 2 cilindros y 623 cc, según los parámetros de emisiones y seguridad exigidos en Norteamérica. El problema es que estas adaptaciones harán que el precio final de venta no sea tan barato como en el mercado de origen.

El Nano hizo su debut en el salón de Detroit, de la mano de la firma Tata Technologies, una compañia global de ingeniería y diseño, que además de trabajar en forma asociada pero independientemente de Tata Motors, desarrolla software y tecnología de lo más variada. La intención fue ir palpando las reacciones del público norteamericano, poco acostumbrado a vehículos de menos de 4 metros de largo.

Los representantes de Tata Technologies no dieron precisiones de cuál sería el precio final del Nano o de cuándo se produciría el arribo a esas tierras, ya que no es área de su competencia, aunque recordaron que el presidente de la corporación, Ratan Tata, había indicado en julio de 2008 que el Nano estaría listo para distribuirse en los Estados Unidos en unos tres años.

La automotriz ya desarrolló una versión para Europa que costará unos 8.000 dólares cuando se lance en 2011, y se espera que la versión norteamericana tenga un precio similar. De esa forma, quedaría igualmente por debajo del auto con menor precio en ese mercado, que es el Hyundai Accent, a 9.950 dólares.

El presidente de Tata Technologies, Warren Harris confirmó en ese sentido que el precio será superior a los 2.500 dólares que cuesta en la India. “Los cambios estructurales que necesitaremos hacer, sumado a requisitos que hay que cumplir como lo relacionado a las emisiones y algunas especificaciones necesarias para el mercado norteamericano, obviamente elevarán el factor precio”, reconoció.

Es que además de las exigencias medioambientales, al modelo original tendrán que agregarle Airbags, reforzar el techo y alargar el parachoques delantero para satisfacer los requisitos norteamericanos de reducción de daños en choques a bajas velocidades.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *