CarsMagazine

El Gobierno eliminará el impuesto interno a los automóviles

No está claro aún si se volvería a valores previos a 2014 o si se eliminarán por completo. Como sea, permitirá la normalización de los precios y la oferta de productos.

slider-impuestos

new-mePor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

A partir del 1° de enero de 2016, el Gobierno eliminará el impuesto interno sobre los automóviles que se aplicó en Argentina a comienzos de 2014 y que generó una gran distorsión del mercado local. Así lo anticipó Alfonso Prat Gay, ministro de Hacienda y Finanzas. “Lo que ingresa por ese impuesto es prácticamente nada porque no se vende nada”, argumentó en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias Télam.

En realidad, aún no está claro si el Gobierno eliminará por completo los impuestos internos que rigen en el mercado automotor argentino desde el 1° de enero de 2014, o si el tributo volvería a las escalas vigentes al 31 de diciembre de 2013. “Si esto se cumple es una muy buena noticia, y mucho más aún si se eliminan por completo…”, le confiaron hoy a CarsMagazine.com.ar desde un importador de marca japonesa que estuvo entre las más afectados por el “impuesto al lujo” en los dos últimos años.

Recordemos que hasta el 31 de diciembre de 2013, el impuesto interno tenía una escala del 10% para vehículos nafteros, y del 10% más un 11% adicional para los diésel. Por entonces, el gravamen se aplicaba a vehículos con precio final al público a partir de $200.000 (ver aquí). Un piso que lógicamente deberá ser acomodado al contexto actual en caso de que el Gobierno mantenga las escalas mencionadas.

En cualquiera de los casos –eliminación completa o regreso al tributo vigente hasta 2013– se trata de una medida que volverá a ordenar los precios del mercado y a normalizar la oferta de productos. Es que el mal llamado “impuesto al lujo” no sólo afectó a los vehículos de segmento Premium, sino también a modelos de gama media, incluidos varios de producción nacional, y además generó distorsiones en la oferta de casi todos los segmentos del mercado.

EL IMPUESTO, HOY
Con distintas modificaciones desde la versión inicial aplicada el 1° de enero de 2014, hoy por hoy el impuesto interno automotor consta de dos escalas. La primera afecta a vehículos con precio al público a partir de $315.000 (aprox.). Los de producción nacional pagan un recargo del 10%, mientras que los importados, del 30%. Por su parte, para aquellos vehículos con precios finales desde $450.000 (aprox.) rige una segunda escala del impuesto. En este caso, los de producción nacional sufren un recargo del 30%, mientas que para los importados es del 50%.

Con el “impuesto al lujo”, el saliente Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner buscó frenar la venta de automóviles importados de alta gama (y así, la “fuga” de divisas), pero como apuntamos, el efecto del gravamen terminó alcanzando a vehículos de gama media y producción nacional, lo que sumado a la fuerte devaluación de comienzos de 2014, derrumbó las ventas de vehículos (29% en 2014 y por ahora, 7% en 2015) y le puso un freno al sector automotor local.

Es importante remarcar que, durante los dos años de la aplicación del polémico “impuesto al lujo”, se mantuvieron fuera del alcance del tributo los vehículos comerciales; es decir, camiones, buses, utilitarios y pickups.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *