CarsMagazine

El Citroën C4 Cactus brasileño, en fase de pruebas

El singular SUV de la marca francesa se fabricará en Río de Janeiro desde 2018. Qué modificaciones tendrá con respecto al modelo que hoy se vende en Argentina.

El rediseño del Citroën C4 Cactus comenzará a fabricarse en Porto Real, Río de Janeiro, a partir de 2018. Y en Brasil ya circulan las unidades de prueba con la carrocería completamente camuflada, como la que se hizo pública a través de esta foto filtrada en distintos medios del país vecino.

Citroën Argentina no lo confirma, pero desde Brasil podría llegar la actualización al mercado local el próximo año. Se cree que el nuevo C4 Cactus dejaría atrás la antigua plataforma PF1 (es la que utiliza el modelo que se vende hoy en día) para adoptar una nueva arquitectura. Podría ser la modular EMP2 o la BVH1 del C3 Aircross, entre otros modelos del Grupo PSA, según rumores.

Si bien la marca francesa no brindó información oficial, se estima que el C4 Cactus carioca dejará atrás la motorización 1.2 litros PureTech para adoptar una gama mecánica más conocida por estas latitudes: el motor naftero 1.6 litros de 115 CV y el naftero 1.6 litros turbo (THP) de 165 CV, con tracción delantera y caja manual o automática, según la versión.

El futuro C4 Cactus brasilero tendrá un diseño muy parecido al rediseño que se presentó hacia fines de octubre en Europa (ver fotos abajo). Esto quiere decir que eliminará una buena parte de los airbumps, las cápsulas de aire recubiertas en poliretano termoplástico que lo convirtieron desde su nacimiento en un modelo sin igual. Se colocarían sólo en los zócalos de las puertas.

Al igual que en el Viejo Continente, el C4 Cactus regional se alinearía a la estética global de la marca francesa. Principalmente en la zona de la parrilla, donde adoptaría los clásicos dos listones cromados que forman el doble chevrón y conectan las luces de Led. También se modificaría la zona baja del paragolpes y la entrada de aire central.

Si mantiene los cambios del modelo europeo, el sector trasero se distinguirá de su antecesor (ver prueba de CarsMagazine.com.ar aquí) por el nuevo formato de los faros, ahora rectangulares y afilados (eran más cuadrados), por la inclinación menos pronunciada de la luneta y por el retoque en el paragolpes. No está claro si conservará o no las barras de techo.

Del otro lado del Atlántico, el rediseño incluye la nueva suspensión Progressive Hydraulic Cushion (PHC), un sistema que reemplaza los topes convencionales por amortiguadores hidráulicos secundarios y muelles más cómodos. Citroën promete que, con ella, ofrece una conducción más confortable y suave. Este sistema debutó en el C5 Aircross, que no llega actualmente al país.

Con respecto al modelo anterior, añade 12 sistemas de asistencia a la conducción. Entre ellas, la frenada de emergencia autónoma, el reconocimiento de señales de tránsito, el sistema de advertencia de atención al conductor, el monitoreo de punto ciego, el asistente de estacionamiento y una cámara de visión trasera. Habrá que ver si estas ayudas a la conducción se incluirán en el modelo de producción brasileña.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *