CarsMagazine

La diferencia entre frenar con y sin ABS

abs-cesvi

A partir del 1º de enero de 2014, en Argentina no podrán fabricarse ni importarse autos sin airbags delanteros, frenos ABS ni apoyacabezas en las plazas traseras contiguas a las puertas. La medida se puso en vigencia en 2010 y fue aplicándose paulatinamente pero recién en 2014 tendrá que aplicarse en su totalidad, abarcando a todas las versiones de los modelos.

La experiencia adquirida a través de los cursos de capacitación de CESVI indica que los conductores desconocen la función e importancia de las diferentes innovaciones tecnológicas que presentan los vehículos. Incluso muchos están desinformados en cuanto a cuál es el real beneficio del Sistema Antibloqueo de Frenos (ABS), en qué momento actúa y cuáles son sus ventajas.

En una situación de pánico, la reacción más común que tienen los conductores es pisar completamente el pedal de freno, sin controlar la presión que ejercen sobre el pedal. En las prácticas realizadas en CESVI se pudo constatar que el 21% de los conductores no soltó el pedal de freno para realizar un esquive. Y esto considerando que sabían que iban a hacer una práctica de emergencia; cuando el imprevisto no es previsible, la cifra es incluso mucho más elevada.

En un auto con frenos convencionales, esta actitud traerá aparejado el bloqueo de los neumáticos. Cuando esto sucede, el conductor pierde toda posibilidad de maniobra porque la superficie de contacto del neumático con el suelo queda siempre en la misma posición; es decir, rozando el suelo. Levanta temperatura, se degrada, pierde adherencia y, en consecuencia, la frenada no es la esperada. La misma situación en un auto con ABS tiene un resultado completamente distinto. El conductor puede pisar el pedal de freno sin dosificar la presión y aún así mantener la capacidad de maniobra para evitar los obstáculos.

Por eso CESVI Argentina realizó una serie de pruebas para constatar la importancia de que los autos vengan provistos con ABS.

EL ESTUDIO
Se efectuaron diferentes pruebas de frenado con ABS sobre piso seco a una velocidad cercana a los 60 km/h y con las mismas condiciones en piso mojado y de tierra. Los mismos ensayos se llevaron a cabo con un auto que brindaba la posibilidad de deshabilitar el ABS. De esta manera, se pudieron establecer comparaciones de los resultados obtenidos y las respuestas a los interrogantes planteados. Ambos autos contaban con neumáticos en óptimas condiciones.

Todas las pruebas fueron filmadas y medidas en velocidad y distancia. Se recolectó la información de todos los movimientos ejecutados mediante un adquisidor de datos que permite obtener posición, tiempo, velocidad y aceleración longitudinal y lateral.

Al medir la velocidad es posible controlar y obtener prácticas similares y, de esta manera, mantener una relación entre las pruebas. Las mediciones de las distancias de frenado se realizaron con un odómetro, observando los lugares de inicio y final de cada pasada (una cámara grababa el inicio de cada prueba).

A continuación, presentamos los resultados obtenidos en las pruebas mencionadas que clarifican las diferencias entre el sistema ABS y el freno convencional:

EN ASFALTO SECO
Freno ABS 15,3 m
Freno convencional 16,9 m

En este tipo de suelo frenar con el sistema ABS implica detenerse 1,6 metros antes que si la misma frenada se hiciera con el sistema convencional. Esto equivale a reducir en un 9,5% la distancia de frenado.

EN ASFALTO MOJADO
Freno ABS 21,1 m
Freno convencional 24,6 m

En asfalto mojado la diferencia fue aún mayor. El auto con ABS se detuvo 3,4 metros antes que el vehículo con frenos convencionales. Esto representa una reducción de un 14% en la distancia de frenado.

EN RIPIO
Freno ABS 27,3 m
Freno convencional24,9 m

El ripio fue el único caso en el que el auto con frenos convencionales tuvo mejor desempeño que el vehículo con el sistema antibloqueo. El auto sin ABS frenó 2,35 m antes, lo que significa una reducción del 8,6% pero sin la posibilidad de maniobrar.

CONCLUSIÓN
Después de las pruebas realizadas comprobamos que en la mayoría de las situaciones el ABS acortó las distancias de frenado. Además, el ABS permite frenar y mantener la capacidad de maniobra (frenar y esquivar). Sin ABS el auto pierde el control y no es posible evitar los obstáculos.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *