CarsMagazine

Con el Freelander 2 a u$s 52.500, Land Rover busca reposicionarse

Lanzó nuevas versiones del SUV compacto a un precio 10.000 dólares por debajo de la “entrada de gama” que tenía hasta ahora. Buscan reposicionarse además en el segmento Premium de los todoterreno con acciones “de nicho”.

sebastian-danil-ditecar
Sebastián Dañil, en la primera acción fuerte de Land Rover bajo el ala de Ditecar.

De la mano de Ditecar, su representante en Argentina desde mediados del año pasado, la marca inglesa Land Rover busca volver a posicionarse en el mercado de los todoterreno Premium con una gama de productos que tienen en común, además de elementos de tecnología y confort sobresalientes, todas las capacidades de los vehículos 4×4 sólidos y robustos que históricamente identificaron a la firma.

La “Colección Land Rover 2010” que fue lanzada oficialmente a través de una presentación a la prensa fue, al mismo tiempo, “una manera de llevar a cabo el relanzamiento de la marca en la Argentina, mostrando la nueva etapa de Land Rover”, según señaló Sebastián Dañil, gerente general de Ditecar. Esta “tiene muchos motivos y atributos para convertirse en una marca saliente y competitiva en nuestro mercado” consideró.

Como parte central de la estrategia de reposicionamiento, apuestan a su modelo Freelander 2 (el que mayor volumen de ventas tiene para la marca, tanto en Argentina como en Brasil). La nueva gama del SUV compacto incluye 4 variantes, con dos motorizaciones, de 2.2 y 3.2 litros, que arrancan desde un precio muy inferior (nada más ni nada menos que 10.000 dólares) que al que hasta ahora se comercializaba la versión anterior.

Al respecto, Dañil relató a CarsMagazine que la idea de posicionar este producto en esa franja de precios, además de facilitar el acceso a la marca por parte de más consumidores, lo coloca en ventaja para competir con marcas “generalistas” que tienen fuerte presencia en el segmento SUV. “Apuntamos a competir con la línea de alta gama de las generalistas”, confirmó, entre las cuales se pueden mencionar a vehículos de marcas como Honda, Hyundai, Kia y Toyota.

El Freelander 2 que arranca en u$s 52.500 “cuenta con un equipamiento interesante y buen nivel de seguridad. Claro que también existen versiones más equipadas, con doble techo, cuero, etc., que llevan el precio a más de u$s 60.000”, agregó Dañil, para luego reconocer que existe un “salto” importante en cuanto a precios de los demás productos de la “colección”, que van desde los u$s 90.000 de la Discovery 4, hasta casi u$s 200.000 de la Range Rover de mayor cilindrada, pasando por los u$s 126.000 de la versión Sport con motor de 3 litros (ver todos los precios acá).

Así, la campaña de marketing, que ya se lanzó, colocará a la Freelander 2 como “caballito de batalla” para el reposicionamiento de la marca en el mercado en general, mientras que para cada uno de los demás productos harán acciones puntuales para cada nicho.

land-rover-carlos-reis
Carlos Reis, Director General de Land Rover, confía en ganar porciones del mercado Premium.

Sobre los planes de reposicionamiento de la marca también se explayó el director general de Land Rover para la región, Carlos Reis, quien dijo confiar en que “la nueva línea de productos puede ser un verdadero suceso en el mercado” argentino.

Tanto Reis como Dañil coincidieron en calcular un volumen total de ventas en Argentina (de toda la gama de productos) de entre 200 y 250 unidades en este primer año. Eso significaría un crecimiento de 100% en relación con las ventas de 2009, aunque no descartan que el aumento podría ser aún mayor.

Ahora con el nuevo importador podemos dar mayor foco a la marca y más soporte a los clientes. Aún necesitamos hacer algunas cosas, como consolidar la marca y desarrollar la red de concesionarios, pero creemos que seguramente podemos llegar a un volumen de 350 o 400 autos”, aseguró Reis.

Sobre los planes a futuro, Reis adelantó que “hacia fines de 2011” llegará a Argentina el nuevo SUV compacto basado en el concept LRX. “Será el vehículo de entrada de gama de Range Rover: de calidad premium, pero a un precio más accesible“. Será el primer vehículo del ciclo de productos que comenzó con la compra de la marca inglesa por parte de la india Tata, y apunta a ingresar con fuerza en mercados emergentes como Brasil y Argentina, donde el segmento compacto es el más desarrollado. Otro plan en carpeta, en este caso para el segundo semestre, es la introducción de la versión pick up del clásico Defender, especialmente apuntando al sector minero, para lo cual negociarían una reducción de aranceles de importación.

Compartir:
CarsMagazine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *