CarsMagazine

Cómo conducir en la arena: a clase con Toyota Argentina

CarsMagazine.com.ar participó de la clínica de conducción que la marca japonesa dicta en Pinamar. Cuáles son los principios básicos que hay que aplicar en los médanos.

conduccion-arena-1CarsMagazine.com.ar participó de la clínica 4×4 con una Toyota Hilux Limited.

Como parte de sus actividades de verano 2015 en Pinamar (ver más aquí), Toyota Argentina brinda clínicas de conducción 4×4 en la arena. Se trata de clases teórico-prácticas para clientes de Toyota, en las que también pueden anotarse usuarios de otras marcas siempre que tengan un vehículo apropiado. La semana pasada, CarsMagazine.com.ar participó de una de las clínicas de conducción que la marca japonesa organizó especialmente para la prensa especializada.

Además de repasar los conocimientos básicos sobre conducción en la arena, que luego aplicamos al volante de una Toyota Hilux Limited (ver más aquí), la clínica nos permitió conversar con Guillermo Nin, el responsable de la instrucción que ofrece Toyota en Pinamar. Y a pedido de CarsMagazine.com.ar, el propio instructor elaboró una columna que se reproduce a continuación, donde explica cuáles son los tips básicos sobre conducción en la arena, focalizados en la seguridad propia y ajena y en el cuidado del vehículo.

– – – – – – – – – – – – – – – –

CÓMO CONDUCIR EN LA ARENA

 

guillermo-ninPor Guillermo Nin
Instructor Conducción 4×4

Lo primero que hay que hacer antes de ingresar a un terreno de arena, como puede ser La Frontera de Pinamar, es bajar la presión de los neumáticos. Unas 20 libras es una buena presión, suficiente para vehículos de la marca Toyota, característicos por su buena entrega de potencia. Con esto lo que se busca es que las cubiertas estén “blandas” para que de alguna forma “floten” sobre la arena y no “escarben”, porque de lo contrario el vehículo se “hunde”.

Luego de ello hay que colocar la doble tracción, que para el caso de una Hilux, por ejemplo, sería el modo H4. De esa forma se puede ingresar al sector de playa y en ese terreno, con la presión indicada y la doble tracción conectada, no hay mucho más de qué preocuparse para poder avanzar sin problemas.

conduccion-arena-2En La Frontera, el parador “El Más Allá” es la base de operaciones de Toyota.

Ahora bien, si la idea es ingresar a la zona de médanos, en lo que sería el corazón de La Frontera, lo que hay que hacer es conectar la baja o reductora, que en la Hilux sería la posición L4. Además, es imprescindible desconectar tanto el control de tracción como de estabilidad, para que las ruedas tengan cierto patinamiento en la arena y el vehículo no se frene. En la Hilux, el control de estabilidad se desactiva al colocar la baja, pero el de tracción hay que desconectarlo manualmente con una tecla.

A partir de ese momento hay que utilizar marchas más “largas”; por ejemplo, para arrancar ya no se usa la primera sino que se hace directamente en segunda velocidad. En el caso de una caja automática se puede utilizar L2, L3 o L4, o sencillamente Directa si no hay que hacer demasiada fuerza de entrada.

conducción-arena-3En la fase teórica se reciben los primeros tips para la conducción en la arena.

El secreto para conducir en la arena es no perder la inercia y que el motor esté siempre “alegre”. En un vehículo de caja manual hay que pasar las marchas a un régimen alto, para que el motor no caiga en vueltas, y ejecutar un pasaje rápido con la palanca.

Una vez que se ingresa al sector de médanos, si el conductor no tiene experiencia, lo recomendable es que primero circule por los valles, observando cómo está el terreno. Normalmente, el médano debe encararse del lado donde le pegó el viento o como se dice, del costado donde el viento lo “peinó”, porque ése es el lado que estará más firme.

conduccion-arena-4Los controles de tracción, siempre desactivados. Para los médanos, usar baja.

Los médanos de La Frontera no se mueven. Lo que varía es una capa superficial de unos 80 centímetros de arena, que pasa de un lado hacia el otro según la dirección del viento. En Pinamar, los vientos que marcan la tendencia son el sudeste y el noroeste, porque son los que de alguna manera van “peinando” los médanos.

Siempre con la baja o reductora conectada, a la hora de encarar una pendiente hay que hacerlo en línea recta, a buena velocidad y en marchas largas, como 3ª o 4ª. En caso de que el vehículo no logre subir y se quede a mitad de camino, hay que colocar reversa –nunca punto muerto– y bajar acelerando hacia la posición inicial. Tal vez por ese médano no se pueda subir y entonces habrá que buscar otro camino. Lo que hay que entender es que al subir un médano hay que acelerar en forma constante, sin pausa, hasta que el eje trasero haya llegado a la máxima pendiente; o sea, al vértice del médano.

conduccion-arena-5Primeros ejercicios prácticos: cómo bajar cuando el vehículo ya no puede subir.

En el caso de vehículos sin baja o reductora, se puede ingresar a la playa y a los valles, pero probablemente les falte fuerza a la hora de subir médanos más altos. Si el conductor no tiene miedo de acelerar, seguramente los podrá subir igual, pero en ese caso los vehículos sin reductora corren riesgo de dañar su sistema de tracción. Hay que entender que un vehículo sin baja no es un todoterreno sino un todocamino, que permite hacer excursiones off road pero con más limitaciones que un 4×4 con reductora.

El otro tema clave de la conducción en la arena es cómo resolver los planos inclinados. Hay que entender qué pasa cuando el vehículo se inclina y el terreno, que parecía firme, en realidad estaba flojo… En esos casos hay que tener rápida reacción y llevar siempre la dirección hacia abajo, que es lo más natural, hacia donde el vehículo querrá ir por sí solo. Un buen ejercicio para principiantes es encarar los médanos más pequeños, que están más cerca de la orilla del mar, y practicar ahí los planos inclinados, asimilando como un acto reflejo la forma de resolverlos. En cualquier caso, no hay que ser ansioso ni dar volantazos. Y hay que saber dosificar el acelerador en el punto justo.

conduccion-arena-6Los instructores utilizan una flota de Hilux y SW4 para las clínicas y travesías.

Estos son los tips básicos para conducir en la arena. El resto es fruto de la experiencia y se logra con muchos kilómetros al volante. Pero siguiendo estas reglas, la conducción será más segura desde el primer día, evitando dolores de cabeza innecesarios.

Por último, les recuerdo que las clínicas de conducción de Toyota en Pinamar se dictan todos los martes y viernes, de 10:00 a 13:30, hasta el 28 de febrero. A su vez, todos los miércoles y sábados, en el mismo horario, realizamos las travesías donde los participantes pueden aplicar lo aprendido el día anterior, siempre bajo nuestra tutela y con vehículos de asistencia a disposición. Para inscribirse hay que acercarse al stand de Toyota en Pinamar, en Intermédanos y Bunge, todos los días de 9:30 a 13:30 y de 17:00 a 22:00; o al parador “El Más Allá” en La Frontera, todos los días de 11:00 a 19:00.

conduccion-arena-7En la arena también hay que mantener una prudente distancia entre vehículos.

conduccion-arena-8Guillermo Nin, jefe de instructores de las clínicas que dicta Toyota Argentina.

conduccion-arena-9Los que más saben se divierten “surfeando” médanos. Con práctica, se logra.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *