CarsMagazine

Citroën y CESVI informan sobre el peligro de los autos tuneados

La personalización de vehículos es una moda poco racional, y las modificaciones realizadas muchas veces alteran elementos clave para la seguridad, por lo que el riesgo existe tanto para el propio conductor como para terceros. Los puntos de mayor conflicto.

El tuning o la personalización de vehículos es una práctica que cada día suma más adeptos.

CESVI y Citroën Argentina difundieron un informe en el que se explica cuáles son las principales modificaciones que realizan quienes tunean sus autos y cuáles son los riesgos de dicha práctica cada vez más habitual en el país.

  • Paragolpes
    Una de las transformaciones más requeridas es el rediseño de los paragolpes. Los elementos personalizados tienen tomas de aire, con amplias rejillas y deflectores. Esto hace que el paragolpes original pierda el absorbedor del impacto, además de que el material de estos nuevos cobertores en general es fibra de vidrio, por lo que se modifican las propiedades estructurales de origen. Ante una colisión, el paragolpes tuneado no responderá de la misma manera que el original.
  • Cubiertas y llantas
    Otras de las modificaciones más comunes, ya que es una de las más fáciles de realizar, es el cambio de llantas y neumáticos. Se quitan las ruedas de 13 o 14 pulgadas originales y se colocan otras de hasta 17 o 18 pulgadas, con cubiertas de perfil bajo. Se debe tener en cuenta que las rutas y calles de la Argentina hacen que circular con ese tipo de configuración deba ser una tarea mucho más cuidadosa. Es que se cuenta siempre con el factor de romper una llanta en algún pozo de magnitud.
  • Vidrios
    La polarización de vidrios muchas veces se realiza con láminas que infringen los parámetros normales y que impiden hasta un 65 ó 75% del paso de la luz, cuando lo máximo permitido es del 25%. El peligro de estos vidros se potencia en los días de lluvia o de noche, ya que la reducción de la visibilidad es notoria.
  • Audio
    Woofers encajonados, amplificadores, capacitores, equalizadores, paneles, tweeters, unidad de control, consola de videojuegos, pantallas de LCD, luces de neón, leds conectados a los altavoces y lámparas flash son parte del equipamiento de los habitáculos. Los excesivos decibeles, las luces fuertes y los mini monitores son dispositivos de distracción, ya que el conductor queda inmerso en una cápsula sonido-lumínica aislada del exterior. Los tableros modificados con colores brillosos o con incrustaciones cromadas pueden encandilar al conductor con los rayos de sol.
  • Luces
    Las lámparas de los faros más los diodos que se suelen adherir a los paragolpes o capot también pueden inducir un accidente. Hay casos en que las luces traseras son tan potentes que pueden encandilar a quien viene detrás o, por el contrario, son tan débiles que no pueden ser percibidas. La mala colocación de los equipos de xenón en las ópticas delanteras también constituye un riesgo por encandilación.
  • Caño de escape
    El catalizador es parte del caño de escape y está ubicado antes del primer silenciador. Su función es la de transformar de manera química algunos gases producidos en la combustión para hacerlos menos contaminantes, además de mejorar el consumo y la durabilidad de motor. Uno de los mitos populares promueve su eliminación para lograr mayor potencia, lo que es totalmente falso. Sin duda, se trata de otra de las tantas creencias falsas que existen en la industria automotriz. Siempre que el catalizador se inutilice por cualquier tipo de falla, el usuario del vehículo deberá reemplazarlo por otro, no eliminarlo. Pero además, no debe olvidarse de reparar el problema que afectó al catalizador.
Compartir:
CarsMagazine

Un comentario en “Citroën y CESVI informan sobre el peligro de los autos tuneados

  1. Pingback: The danger of tuned cars | UYX MOTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *