CarsMagazine

Cambios “dramáticos” en las preferencias de los clientes hacia 2020

La industria automotriz será testigo de grandes cambios en la demanda por parte de los consumidores en los próximos 10 años. Serán bien diferentes entre los mercados maduros y los emergentes y significarán un gran desafío para las automotrices. La fragmentación de los consumidores será sumamente distinta de la actual.

expo-autos
El segmento de mayor volumen de compra será el de clientes que adquieren un auto por primera vez.

Por Carlos Sueldo

Segunda entrega de las notas basadas en el informe “Una nueva era en la industria Automotriz. Acelerando hacia 2020” elaborado por los especialistas del sector automotriz de la consultora Deloitte Touche Tohmatsu, en este caso, referido a la esfera de los clientes.

El trabajo parte de la premisa de que –“muy posiblemente”- en los próximos 10 años, se producirán los cambios más radicales en cuanto a las preferencias de compra de los clientes en los 100 años de historia de la industria automotriz.

Hacia 2020, los clientes se fragmentarán en segmentos sumamente distintos de los actuales”, aseguran en el trabajo presentado en Buenos Aires por Martin Hoelz, líder Global de Grupo Automotriz.

Serán cambios profundos en su naturaleza y en sus implicancias, pero muy diferentes a la vez en los mercados maduros y en los emergentes: en el primer caso, continuarán evolucionando hacia vehículos que ofrezcan mayor “conectividad” e interacción con nuevos gadgets tecnológicos y sistemas informáticos; mientras que en el segundo caso, habrá un upgrade desde autos más básicos y económicos a segmentos más lujosos.

Por su parte, los avances en nuevas tecnologías “híbridas” o alternativas, impactarán en ese cambio de consumidores a nivel global. En ese escenario, los fabricantes enfrentan grandes desafíos, ya que se verán obligados a desarrollar capacidades para lidiar con estas tendencias, prestar mayor atención a la demanda regional y a mostrar un alto grado de flexibilidad en sus productos.

expo-autos-II
Las marcas deberán ampliar al máximo su gama, para atender a la “nueva fragmentación”.

El capítulo “Clientes Cambiantes…” del estudio identifica siete grandes tendencias globales en las preferencias de estos:

1) Consumo consciente: los clientes le asignan mayor énfasis al valor y a la seguridad. Según los analistas, esto será una consecuencia de la crisis económica, que dejó marcado en los consumidores un nuevo significado del dinero.

2) Ascenso social: aparición de nueva riqueza en los mercados emergentes. El crecimiento de la clase media y el consiguiente salto en la cantidad de individuos con mayor patrimonio en el “mundo en desarrollo”. La práctica actual de desarrollar modelos exclusivos de lujo para nichos específicos puede dejar de ser económicamente factible, ya que se tiende más bien a plataformas globales de mayor volumen de producción.

3) “Tonalidades de verde”: el precio de los combustibles y la preocupación por el calentamiento global concentraron la atención en autos que utilicen fuentes renovables de energía y no combustibles fósiles. Pero el problema del costo genera una discrepancia de opiniones: según una encuesta de Deloitte, 52% de los conductores reclaman energías alternativas, pero sólo 28% estaría dispuesto a gastar más en ellas. “Parecería que la mayoría de los clientes no siente que el ahorro en el surtidor sea suficiente para compensar el alto precio de los autos con estas tecnologías”, destacan

4) La seguridad en primer plano: a medida que la tecnología evoluciona, las demandas por más elementos de seguridad se transforman en una necesidad, y esto es algo común a todos los mercados. Una investigación de “Consumer Reports” del 2008 demostró que los compradores de autos en los Estados Unidos consideraban a la seguridad y la calidad como más importantes para decidir una compra. (Un relevamiento propio de CarsMagazine sobre los aspectos que priorizan los lectores a la hora de comprar un auto, arrojó que 54% de los votantes –absolutos, no sobre el total- se fija en ítems de seguridad, y otro 55% en el diseño).

5) Conexión permanente: la necesidad de estar “en red” es una tendencia ascendente en todos los mercados. Temas como la notificación de accidentes, asistencia en emergencias y diagnósticos remotos del vehículo tienen un interés creciente en los clientes. La conectividad estará relacionada con la seguridad y con accesorios que ahora ya son comunes (como el iPod o reproductores MP3), pero que en los próximos años harán que se vea cada vez más al auto como una interfase de alta tecnología.

6) Mayor incidencia de la Web: Internet se está transformando en un enorme canal de ventas. Si bien en los Estados Unidos sólo el 4% del total de ventas se realizó “on line”, su uso creció 16,4 % en el último año y algo parecido sucedió en Europa, con una tasa de crecimiento anual de 20,1 por ciento. Esto –dice el estudio- será aún mayor en los mercados emergentes, donde la comercialización de modelos más “básicos” reducirá la necesidad de comparar, contrastar o negociar con el vendedor las opciones y precios.

7) Cambios de preferencias: consumidores más adultos y más “urbanos”. Una investigación de Deloitte Consulting LLP destacó que el segmento demográfico de adultos en los EE.UU. valora la calidad, el precio y la seguridad más que el ahorro de combustible, el estilo, la marca o la garantía. Los fabricantes deberán diseñar vehículos especialmente para este nicho de consumidores. Autos fáciles de usar e intuitivos: que sea fácil entrar y salir de ellos, con una mayor visión y mejor iluminación. También la cuestión de una mayor “urbanización”, significará dar respuestas a las condiciones de tránsito de las grandes urbes: calles más congestionadas, ruidosas y contaminadas. Los constructores deberán evaluar modelos alternativos de movilidad y re-pensar el típico formato del vehículo y sus proporciones.

En la próxima entrega, el tercer capítulo del informe, orientado a la Tecnología como reflejo del nuevo conjunto de demandas.

Compartir:
CarsMagazine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *