CarsMagazine

Autopartistas advierten por el deterioro de indicadores del sector

El déficit en la balanza comercial lleva acumulado 33.000 millones de dólares entre 1995 y 2009. Aseguran que de no “reaccionar rápido”, los incrementos de volúmenes de producción, lejos de favorecer al sector, seguirán acrecentando el rojo, con el consiguiente perjuicio a la fabricación nacional.

autopartes
La gran paradoja: cuanto más crece la producción, más se incrementa el déficit de los autopartistas.

Por Carlos Sueldo

Las buenas noticias por el saldo positivo en el comercio exterior que ostenta la industria automotriz tienen una contracara inversamente proporcional para el sector autopartista.

La Argentina sufre en este rubro un déficit estructural, que “se viene arrastrando en forma casi permanente desde hace muchos años”, aseguró el presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Juan César Cozzuol, quien alertó sobre la situación del sector durante un seminario en el marco de los festejos por el 70º aniversario de la institución, que contó con la participación de ACARA y ADEFA, y exposiciones a cargo de Martin Hoelz, responsable del Global Automotive Group de Deloitte Alemania, y Dante Sica, de la consultora Abeceb.com.

El aumento del rojo en el balance autopartista es directamente proporcional al aumento de los índices de producción automotriz, advirtió Cuozzol, con lo cual, lo que por un lado es una buena noticia, para este sector significa una verdadera señal de alarma. “Si bien en 2009 se achicó el rojo en más de 1.800 millones de dólares, esto obedeció a algo coyuntural por la crisis global, que redujo todas las operaciones y obligó a la liberación de stocks”, indicó.

En ese sentido, calculan que si en 2010 la producción total llegara a una cifra de 700 mil unidades (récord que algunas estimaciones optimistas ven posible), el déficit se dispararía a 7.200 millones de dólares.

En una cruda exposición de la situación del sector, Cuozzol enumeró las principales dificultades que enfrentan los fabricantes de autopartes nacionales: desde cuestiones relacionadas con escalas de producción, hasta el bajo porcentaje de integración en la industria local, pasando por demoras en la efectivización de derechos de exportación, acumulación de créditos fiscales, impuestos distorsivos y falta de financiamiento.

Sumado a ello, “Brasil se consolida como un centro de decisión en el concierto regional, y esto conlleva a la pérdida de autonomía de las filiales argentinas en materia de ingeniería, decisiones de compras, etc.”, graficó.

El titular de AFAC remarcó que la industria de autopartes requiere una “reacción rápida” en conjunto entre el sector público y el privado para evitar que siga el deterioro. Además de la necesidad de definir instrumentos para incrementar el porcentaje de integración local, entre los principales puntos que requieren atención urgente, señaló: corregir las asimetrías arancelarias, arbitrar consensos en la cadena de valor, generar capacidades locales de homologación de piezas y establecer acuerdos con las empresas globales.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *