CarsMagazine

Argentina, relegada en el nuevo ciclo de inversiones

El bloque Mercosur emerge con fuerza en el “nuevo mapa” automotriz, pero enfocado principalmente en Brasil, que recibirá unos 20 mil millones de dólares en el período 2010-2012.

grafico-sica-abeceb
Hasta ahora, las terminales argentinas sólo tienen en agenda 4 nuevos modelos en 2011 – 2013.

Por Carlos Sueldo

En 2010 el mercado automotriz argentino seguirá reflejando los resultados de las importantes inversiones que se hicieron en el período 2007-2009, pero no hay demasiadas precisiones sobre un nuevo ciclo de crecimiento, ya que aún restan decisiones trascendentales en materia de nuevas inversiones.

Si bien Argentina y México se consolidan junto a Brasil como los tres principales proveedores de la región latinoamericana (con participaciones mínimas de Uruguay y la recientemente incorporada Venezuela), lo cierto es que lo hacen a expensas del dinamismo brasileño.

El bloque Mercosur cerrará 2009 con una participación de 6,3% en la producción mundial de vehículos, y un 6,5% de las ventas, con saltos respectivos de casi un punto porcentual en relación con 2008.

Pero el resultado se explica casi exclusivamente por lo que pasó en Brasil, que fue el único con crecimiento interanual en los dos indicadores. En los próximos 5 años se espera un crecimiento en producción y ventas, con aún mayor gravitación del país vecino.

Este horizonte es el que dejó delineado el economista Dante Sica, en el seminario sobre la “Inserción de la Argentina en el nuevo mapa automotriz”, organizado por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).

Entre otras cosas, Sica destacó el crecimiento que se espera en las ventas en toda Latinoamérica, calculado en 38% entre 2009 y 2014, lo que beneficiará especialmente a la Argentina, por su perfil netamente exportador.

El modelo brasileño está orientado principalmente hacia su mercado doméstico y tiene perspectivas favorables en el largo plazo, sustentadas por variables “macro” muy positivas y por factores sectoriales que también ayudan, según detalló en su informe sobre “Posicionamiento del Mercosur en el negocio automotriz. Situación actual y perspectivas”.

Para Sica, la Argentina necesita con suma urgencia revisar y reforzar los temas relacionados a la competitividad de toda la cadena productiva del sector. El país “no tiene una política automotriz clara, sino ‘acciones hacia el sector’, que hacen muy difícil lograr un crecimiento sostenido de largo plazo”, advirtió.

Después del traspié generado por la crisis de finales de 2008, el sector tiene perspectivas de recuperación durante 2010 y 2011, principalmente por la tracción de la demanda externa”, indica el estudio. En ese contexto, Brasil cobra una mayor relevancia como principal destino de las exportaciones argentinas.

Pero esto va a la par del crecimiento de “disparidades bilaterales” en las principales variables de uno y otro país, que se traducen en una mayor dependencia de la Argentina con Brasil.

A nivel global se advierte cierta complementariedad entre ambas industria: “mientras Argentina tiende a especializarse en automóviles medianos y utilitarios, Brasil lo hace en autos chicos y comerciales pesados. Y si bien existen realidades bien diferenciadas a nivel de cada firma, el aumento de la brecha productiva tiende a cambiar el eje de gravitación en la región, hacia Brasil.

Eso, por supuesto, redundará en el tema de las asignaciones de nuevos modelos a fabricar en la región. Brasil y México concentran el 91% de la cantidad de anuncios para el período 2011-2013, y en ese sentido “Argentina está quedando mal parada”.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *